<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 29.01.2023

Toma peineta

NUEVATRIBUNA.ES - 21.2.2010Está feo que el mismo dedo que designó a Mariano heredero sirva para mandar a tomar viento fresco a unos insurrectos universitarios. Es cierto que no podemos vivir sin Josemari, pero ¿acaso le extraña? Lo que no entiendo es cómo pudieron hacerlo en el Neolítico o en el Medievo sin este referente mundial.
NUEVATRIBUNA.ES - 21.2.2010

Está feo que el mismo dedo que designó a Mariano heredero sirva para mandar a tomar viento fresco a unos insurrectos universitarios. Es cierto que no podemos vivir sin Josemari, pero ¿acaso le extraña? Lo que no entiendo es cómo pudieron hacerlo en el Neolítico o en el Medievo sin este referente mundial. Al menos, a partir de ahora, la foto de la peineta pasará a la posteridad como antes lo hizo el lienzo de la libertad guiando al pueblo de Delacroix para simbolizar la Revolución Francesa o la instantánea de la caída del muro para hacer lo propio con el derrumbe de los regímenes comunistas.

En el caso que nos ocupa vendría a evidenciar que hacer bolillos es muy difícil, pero a presidente puede llegar cualquiera. Por lo tanto, no estamos ante un individuo soez sino ante todo un aliciente social. O eso o que hemos errado en el significado del desplante y no era tal. Igual lo que realmente pretendía con el mismo dedo izado con el que nombraba cargazos a sus compañeros de pupitre es saber de dónde venía el viento por si le invitaba a navegar Berlusconi el fin de semana. Quién sabe lo que bulle en el cerebro de los genios.

Por el momento no lo ha aclarado ya que, como las folclóricas de edad con novios caribeños, sólo habla previo pago. De todos modos, como servicio a la patria, uno más entre tantos, no se descarta que lo haga a precio de oro en su próxima conferencia en Georgetown. Una universidad en la que, por cierto, lejos de abuchearle le sacan a hombros por las aulas. Debe ser que su inglés no hay quien lo entienda o que aún no han acabado las obras de la cantina y los alumnos no tienen que hacer nada de provecho.

Lo que no hay que negarle es su carácter pionero en las técnicas de marketing político. Cómo será que, habida cuenta de la repercusión mediática del gesto, Rosa Díez, que había pedido a su peluquero unas ondulaciones capilares tipo Bin Laden para confundir aún más al FBI, ahora ensaya peinetas en el Congreso con tenacidad encomiable para ver si rasca alguna foto aunque sea al lado de la previsión del tiempo. Aún así, nunca será lo mismo. A estadista no se llega así porque sí. Sólo los elegidos para la gloria y Aznar han llegado a ello. Únicamente desde esa condición cuasi divina se explica que, de nuevo, le haya robado protagonismo a Mariano justo en el momento en que estaba dispuesto a anunciar una medida concreta contra la crisis. Ya es mala suerte.

Así no es extraño que se le quiten a uno las ganas de todo. Te tiras diez minutos en casa preparando el debate contra ZP en el Congreso y luego en vez de organizarse charlas coloquios sobre las propuestas económicas que no has hecho, saca Josemari el dedo a pasear y te chafa el argumentario de Génova. Es decir, que no sólo se queda Zapatero en el Gobierno sino, lo que casi es peor, tu mentor no se acaba nunca de ir del todo. Vamos, que si tan siquiera se lo insinúas te ganas otra peineta con dedicatoria.

Por el bien de su salud, Mariano debería irse a hacer oposición a Holanda. Allí no hace falta que les digas que dimitan. Lo hacen por su voluntad y todos en la misma sesión parlamentaria. Es decir, han dimitido más ministros en un día que cargos públicos en España desde que se constituyó la comunidad de propietarios de las cuevas de Altamira. Así da gusto.

Germán Temprano es escritor y periodista

JAULA DE GRILLOS

Toma peineta
Comentarios