#TEMP
viernes. 12.08.2022

Telejubileta

NUEVATRIBUNA.ES - 13.11.2009Uno no tiene nada en contra de los ancianos entre otras cosas porque llegar a serlo es una aspiración legítima de cada cual. Lo que sí extraña, además de que Mariano y ZP pacten algo, es que por la puerta de atrás eches a trabajadores con poco más de cincuenta años y por la puerta grande entre alguien que supera en treinta años esa, al parecer, provecta edad.
NUEVATRIBUNA.ES - 13.11.2009

Uno no tiene nada en contra de los ancianos entre otras cosas porque llegar a serlo es una aspiración legítima de cada cual. Lo que sí extraña, además de que Mariano y ZP pacten algo, es que por la puerta de atrás eches a trabajadores con poco más de cincuenta años y por la puerta grande entre alguien que supera en treinta años esa, al parecer, provecta edad.

Es decir, que, por pureta, no vales para presentar el teletienda, pero sí para decidir si este año, por mor de la crisis, en vez de dar las doce campanadas en directo se dan sólo media docena. Y si en lugar de en la Puerta del Sol, arropados por marineritos que saludan a España con una melopea por babor y por estribor, se dan desde el estudio del 59 segundos, para evitar desplazamientos, con los tertulianos tirando confeti y haciéndose cuchufletas.

Oliart, que fue ministro de Industria cuando en vez de regalar bombillas de bajo consumo de regalaban candiles de carburo, puede que lo haga bien. Lo que es seguro es que se antepone la paz política a la capacidad profesional. Y no hay que olvidar que quien deja el cargo la tenía. Don Alberto, por el momento, ha optado por la vía de la sinceridad. Confiesa que no tiene ni idea de televisión. Como si eso fuese un impedimento en los tiempos en que Zaplana va a impartir lecciones magistrales de ética política o en los que Belén Esteban se ha convertido en musa catódica ¿M’entienden? Usted, de eso, ni eche cuenta.

Dicen también que el nuevo regidor del ente cuenta con el visto bueno de la Casa Real. Lo que viene a significar que, con suerte, ya no sale más Marichalar en ‘Corazón, Corazón’ o que, en prime time, nos van a deleitar con la colección completa de los discursos de Nochebuena del Rey Juan Carlos. Bueno, rey o príncipe porque, con poco más de setenta tacos, qué menos que tenerle por un chaval. En toda hipótesis que se maneje, la cosa promete.

Habrá que ver si este cambio de dirección supone el regreso del UHF o el fin de emisión al son del himno nacional como se programaba cuando España era una nación de verdad y no un territorio cuarteado por la pérfida independentista. Si va a ser así, que antes avisen a Anasagasti porque, como le pille de sopetón después de la cabezada, se le va a quedar el flequillo como la cresta de un punki. Al fin y al cabo nunca hay que olvidar que RTVE es un servicio público. Y eso, el señor Oliart seguro que lo tiene claro.

Germán Temprano es escritor y periodista.
> Jaula de grillos

Telejubileta
Comentarios