#TEMP
viernes 20/5/22

Recuperar a Antonio Gutiérrez para la política de la izquierda

Estamos en una situación de grave crisis económica, social, institucional. Una crisis de la propia democracia española. Ante ello mucha gente considera precisa una reacción fuerte, amplia y profunda desde la izquierda. Y hablamos de la izquierda de verdad, más allá del social-liberalismo del PSOE que hoy forma parte de ese “status” degenerador de la democracia que es el bipartidismo.

Estamos en una situación de grave crisis económica, social, institucional. Una crisis de la propia democracia española. Ante ello mucha gente considera precisa una reacción fuerte, amplia y profunda desde la izquierda. Y hablamos de la izquierda de verdad, más allá del social-liberalismo del PSOE que hoy forma parte de ese “status” degenerador de la democracia que es el bipartidismo.

Esta reacción democrática y de izquierdas regeneradora precisa concretarse en un amplio frente político y social de izquierdas, que aparque sectarismos y apueste por los aspectos que unen por encima de las diferencias con un programa de profundización democrática y del estado del bienestar, del federalismo y del desarrollo sostenible y de una concepción diferente de la Unión Europea. Y a este esfuerzo debe llamarse a participar a todos aquellos que, desde la socialdemocracia de verdad hasta el conjunto de las izquierdas alternativas y ecologistas, tienen algo que aportar para conseguir este profundo cambio democrático que nuestro país precisa.

Y es en esta recuperación y unidad de fuerzas que creo que seria importante contar con personalidades de la izquierda que pueden aportar ideas y experiencia como es el caso de Antonio Gutiérrez.

Antonio Gutierrez tiene una cabeza bien amueblada y cuenta con una amplia experiencia y conocimiento social, como sindicalista, y político siempre en la izquierda, y ello pese a haber sido diputado independiente del PSOE. Ha conocido, participado y conoce los errores derivados de las luchas sectarias dentro de la izquierda y los errores que ello representa, y ha sabido diferenciarse personalmente y oponerse a las políticas del Gobierno del PSOE, cuando pertenecía a su grupo parlamentario, cuando las políticas de éste han chocado con sus concepciones arraigadas de izquierda, véase los casos de la Reforma Laboral o de la Reforma Constitucional, frente a las cuales se manifestó de forma pública con textos críticos y sumamente clarificadores, y ha visto la imposibilidad de regenerar este partido.

La izquierda alternativa que quiera forjar un Frente Amplio alternativo no puede prescindir de personalidades del calibre de Antonio Gutiérrez. Faltan muchos y no debe sobrar nadie. Pensemos en la capacidad de arrastre dentro de votantes de la izquierda de una personalidad como esta en una circunscripción como Madrid. La izquierda debe abrirse y presentar a gente con capacidad, profundidad y creencias enraizadas de izquierdas. Veamos el buen resultado del ejemplo efectuado por ICV al presentar a Joan Coscubiela, ex secretario general de CCOO de Catalunya, se consiguieron unos buenos resultados y ha permitido tener un parlamentario experimentado y curtido en la realidad social. En este caso el candidato de ICV contó con el respaldo explicito de Antonio en su campaña, y no hay duda de que ejemplos como estos permiten una mayor vinculación, incluso personal, entre la izquierda política y la izquierda social organizada representada por el movimiento sindical.

Esta propuesta que planteo y a la que considero que mucha gente de izquierdas daria su apoyo, considero que sólo puede rechazarse desde planteamientos excluyentes, sectarios o resentidos. Sumar a gente con capacidad a la alternativa de izquierdas es lo correcto, excluirlas o ignorarlas es equivocarse profundamente si buscamos construir una posibilidad cierta de cambio democrático de verdad.

Recuperar a Antonio Gutiérrez para la política de la izquierda
Comentarios