#TEMP
jueves 26/5/22

Quién fuera él

No sé. Uno no sabe nada de economía, ni de grandes magnitudes. Uno, al final, sólo trata de escuchar los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa, lo que pasa en la calle, que traducía así el bueno de Don Antonio Machado. Así que lo que ha dicgo el vicepresidente Solbes a uno, en su ignorancia, le suena a raro.Porque Solbes, el hombre tranquilo, dice que es exagerado hablar de crisis.
No sé. Uno no sabe nada de economía, ni de grandes magnitudes. Uno, al final, sólo trata de escuchar los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa, lo que pasa en la calle, que traducía así el bueno de Don Antonio Machado. Así que lo que ha dicgo el vicepresidente Solbes a uno, en su ignorancia, le suena a raro.

Porque Solbes, el hombre tranquilo, dice que es exagerado hablar de crisis. Coño, pues no sé cuándo puede uno hablar de crisis tal y como están las cosas. Si ahora no estamos en crisis, miedo da pensar cuando considera él que no será exagerado hablar de crisis. Quién pudiera enfrentarse a estas cosas con esa calma.

Las cosas, diga lo que diga el Gobierno por su boca, están mal. O la percepción que tiene el ciudadano es que las cosas van mal. Y Solbes puede decirnos lo que quiera. Pero lo cierto es que los precios suben, por los alimentos, por el petróleo o por la especulación, o por razones exógenas. Puestos así, nos da lo mismo. Pero lo cierto es que suben.

Lo cierto es que en la tienda nos van a pedir más por el kilo de tomates, por las bacaladillas, o por las patatas. Lo cierto es que afrontar el pago de cualquier crédito se nos pone, cada momento, más difícil. Lo cierto es que estamos en una situación de dificultad, en una situación difícil. Y eso, me parece a mí y dicho sea desde la ignorancia, es que estamos en crisis.

Uno, además, no sabe si hay que seguir insistiendo. Uno no sabe si todos los días hay que escribir de lo mismo. Pero me da que no hay más remedio. Así que uno relee lo anterior y ganas dan de remitir a artículos anteriores, a la desesperanza. Pero uno se siente obligado a escribir de lo mismo.

Hoy me mandaba un amigo de los blogs una serie de leyes divertidas, de frases más o menos absurdas, pero ciertas. Me hacía llegar una de estas cosas que navegan por internet con el ingenio natural del anonimato. Decía, más o menos: “Si mantienes la calma cuando todos pierden la cabeza, es sin duda porque no has sido capaz de captar la gravedad de la situación”.

Qué quieren que les diga. ¿Será posible que Solbes no haya sido capaz de captar la gravedad de la situación? Yo no lo creo.

Marchemos con Pedro Salina y sus versos, cuando habla de la memoria. De essa manos que son la memoria. ¿Tan difícil es tenerla? ¿Tan difícil es ver las cosas en las manos, piel y realidad?

Hoy son las manos la memoria.

El alma no se acuerda, está dolida
de tanto recordar. Pero en las manos

queda el recuerdo de lo que han tenido.

Nadie podrá robarnos la memoria de lo que hemos tenido.

Quién fuera él
Comentarios