#TEMP
miércoles. 17.08.2022

La sanidad en Madrid y los bebés muertos

NUEVATRIBUNA.ES - 15.07.2009PARA DIARIO DEL AIREQuienes hayan tenido oportunidad de comprobar el funcionamiento de la sanidad pública en Madrid un fin de semana o durante un puente festivo, es posible que saldaran su experiencia sin mayor novedad, pero como en mi caso no fue así por tres veces, tres, en el transcurso de una semana y teniendo como víctima a una misma
NUEVATRIBUNA.ES - 15.07.2009

PARA DIARIO DEL AIRE

Quienes hayan tenido oportunidad de comprobar el funcionamiento de la sanidad pública en Madrid un fin de semana o durante un puente festivo, es posible que saldaran su experiencia sin mayor novedad, pero como en mi caso no fue así por tres veces, tres, en el transcurso de una semana y teniendo como víctima a una misma paciente nonagenaria que por fortuna pudo salir con vida del trance, me parece adecuado llamar la atención sobre la muerte de Rayan.

En el caso del bebé de Dalilah, primera víctima mortal fallecida en España por causa de la gripe A, el óbito se produjo en la noche del pasado domingo por lo que el director gerente del centro sanitario donde estaba internado Rayan consideró un terrorífico error: confundir la vía de administración de una fórmula láctea específica para niños prematuros e introducir por vena lo que debía administrarse por vía nasogástrica.

Es normal que la enfermera ejecutora de tan fatal negligencia esté pasándolo muy mal y haya sido apartada de su trabajo hasta que termine la investigación de los hechos. No lo es que su superiora haya vuelto a su puesto ayer mismo, según cuentan esta mañana los periódicos. Lo establecido y reglamentario es que la primera cumpla órdenes, no que actúe por su cuenta y riesgo a la hora de cumplirlas.

Una vez más, y tal como algunos usuarios de la sanidad pública hemos podidos apreciar en Madrid durantes los puentes y fines de semana, sobre todo, los sindicatos han vuelto a insistir en las lacras que a la misma afectan en aquella Comunidad: falta de personal, mala distribución, contrataciones precarias, presión asistencial, aumento de la eventualidad y fomento de la sanidad privada, a la que se están apuntando no pocos profesionales, pueden confluir en que sean mayores los índices de errores médicos en los centros hospitalarios.

La señora Aguirre dijo ayer que la de Rayan es la tragedia más espantosa que ha tenido lugar en los servicios públicos madrileños desde que ella la preside. La señora lideresa está tratando de contrarrestar con su declaración la mala publicidad que le puede deparar este caso, en detrimento de su gestión sanitaria, dado que otros no menos graves pudieron saldarse con el silencio.

Como recuerda hoy Nacho Escolar, tres bebés prematuros fallecieron en el Hospital 12 de Octubre hace un par de años por causa de una cepa bacteriana. Hijos los tres de emigrantes, la denuncia se acalló en dos casos con 30.000 euros por víctima. A los padres de la tercera, que no se conformaron, hubo que darles el doble. No sabemos cuánto costará Rayan, pero los madrileños van sabiendo más cada día acerca del precio que están pagando con sus votos a la Espe. Puede que les vaya la salud en ello.


Félix Población es escritor y periodista del Centro Documental de la Memoria Histórica.

La sanidad en Madrid y los bebés muertos
Comentarios