#TEMP
sábado 28/5/22

Desempleo: la primera preocupación

23.1.2009La crisis ha comenzado a golpear brutalmente a la Comunidad de Madrid. A lo largo de 2008, 320 personas han incrementado las listas del paro cada día. Al ritmo actual Madrid contará con más de 500.000 personas paradas a finales del presente año.Tan sólo en un año tenemos 116.000 personas paradas más en la Región. El paro ha crecido casi un 51 por ciento.
23.1.2009

La crisis ha comenzado a golpear brutalmente a la Comunidad de Madrid. A lo largo de 2008, 320 personas han incrementado las listas del paro cada día. Al ritmo actual Madrid contará con más de 500.000 personas paradas a finales del presente año.

Tan sólo en un año tenemos 116.000 personas paradas más en la Región. El paro ha crecido casi un 51 por ciento. Por primera vez hay más hombres que mujeres en situación de desempleo. Entre las 345.000 personas desempleadas, los hombres son más de 179.000.

Los menores de 25 años y los de más de 45 años, han visto crecer con más intensidad el desempleo. Por sectores, es la Construcción la que ve crecer más el paro con un crecimiento del 195 por ciento el número e personas desempleadas. El paro en los servicios, sin un crecimiento tan dramático, ha superado el 47 por ciento de incremento.

La situación es aún más dura si tenemos en cuenta que casi 70.000 personas paradas llevan más de 12 meses sin encontrar empleo en Madrid. lo cual representa al 20 por ciento del total de desempleados. En pocos meses este porcentaje podría elevarse hasta el 40 por ciento.

Si hay un colectivo especialmente golpeado por el paro, este es el de las personas inmigrantes. Si a finales de 2007 había 22.665 personas inmigrantes paradas en Madrid, esa cifra se ha más que triplicado a finales de 2008, hasta alcanzar los 73.695. Madrid resiste mal la crisis y los efectos de la misma sobre el empleo son devastadores. Ante una situación así no es lógico que Esperanza Aguirre no haya reunido ni una sola vez el Consejo de Madrid, con empresarios y sindicatos, para iniciar un proceso de diálogo social que permita negociar medidas contra la crisis.

Ahí van alguna de las que proponemos desde CCOO: consolidar la industria, potenciar la obra pública y otras actividades que compensen la caída de los sectores más afectados por la crisis. Fortalecer los servicios públicos como la sanidad, educación o atención a la dependencia, que generan empleo y cohesión social. Fortalecer el Servicio Regional de Empleo con mejores instalaciones, mayores medios y más personal. Poner en marcha programas de apoyo a los desempleados, con itinerarios personalizados y planes específicos de formación para facilitar la recualificación y la inserción laboral.

Mayor control de la Administración Regional de los expedientes de regulación de empleo para evitar despidos injustificados aprovechando la crisis. Potenciar la economía social. Apoyar financieramente a las pequeñas y medianas empresas ante los problemas de liquidez y falta de financiación bancaria.

Son propuestas que planteamos desde CCOO. Nos parecen más lógicas que las consabidas recetas de algunos empresarios avispados que no proponen otra respuesta frente a la crisis que bajar impuestos, abaratar despidos y privatizar todo lo privatizable. Son esos liberales sobre seguro, apoyados por algunos políticos consorciados con ellos, los que han preparado, alentado y abierto las puertas de par en par a la crisis, eliminando controles, desregulando mercados y precarizando el empleo. Madrid es un excelente ejemplo de inflación de empresarios ultraliberales y exceso de políticos neoconservadores.

Madrid es así, deformado y espiado. Pero aún a sabiendas de ello, nos sentaremos a negociar con el diablo mismo si es preciso, para discutir sobre el empleo y la economía madrileña para buscar salidas y negociar medidas contra la crisis y a favor del empleo. Los trabajadores ni vamos a estar silenciados, ni vamos a dejar de salir a la calle para reivindicar medidas contra el desempleo y contra la crisis. Es nuestra obligación y nuestro compromiso.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Desempleo: la primera preocupación
Comentarios