domingo 9/8/20

Agenda oculta sanitaria

NUEVATRIBUNA.ES - 10.7.2009...Llama la atención que el Gobierno Regional entone un nuevo canto a la libertad para terminar negándola.  Dicho de otra manera, que hable de libertad para justificar cualquier otra cosa, a saber cuál. Intentemos desgranar las pretensiones del Gobierno Regional y su agenda oculta.  La ley, además del referido canto a la libertad, consta tan sólo de tres artículos.
NUEVATRIBUNA.ES - 10.7.2009

...Llama la atención que el Gobierno Regional entone un nuevo canto a la libertad para terminar negándola.  Dicho de otra manera, que hable de libertad para justificar cualquier otra cosa, a saber cuál. 

Intentemos desgranar las pretensiones del Gobierno Regional y su agenda oculta.  La ley, además del referido canto a la libertad, consta tan sólo de tres artículos.  Uno de ellos establece que el objetivo de la Ley es regular el ejercicio de la libertad de elección de médico de familia, pediatría, y enfermero en atención primaria y de médico y hospital en atención especializada.  Desde el año 93, diferentes normativas han reconocido ya este derecho, luego ahí no puede residir el objetivo real de la ley. 

El segundo artículo establece que, para que la libertad sea posible, se crea un Área de Salud Única.  En todo caso esa libertad se ejercerá de conformidad con la normativa estatal y autonómica vigente.

El tercer artículo establece que cada paciente podrá elegir cualquier médico, eso sí, una vez que reglamentariamente se regule el asunto y siempre que el profesional  te acepte y no decida denegar tu elección, de forma justificada.  Por ejemplo argumentando que ya tiene una evidente sobrecarga de trabajo. 

Para este viaje no hacían falta tantas alforjas.  Si el derecho existía sólo bastaba regularlo reglamentariamente, salvo que la pretensión real fuera crear un Área Única Sanitaria, cuando en tiempos muy recientes la propuesta era ampliar de 11 a 15 el número de Áreas Sanitarias existentes.

Esta política sanitaria de ocurrencias y desorden mental es pura apariencia.  El Consejero de Sanidad sabe que la Ley General de Sanidad establece un tope máximo de 250.000 personas por Área Sanitaria.  Sabe también que no puede atender a más de 6 millones de cartillas sanitarias desde un Área Única.  Que lo llame como lo llame (zonas básicas, subáreas, gerencias, o como quiera), va a tener que establecer “áreas sanitarias” de atención primaria en torno a los grandes hospitales de referencia ya sean 17 ó 6, pero no le queda más remedio. 

Aquí entra el intento de conocer la agenda oculta.  Tras cada ocurrencia sanitaria del Gobierno Aguirre siempre subyace el objetivo oculto de obtener más trozo de la tarta sanitaria pública para el sector privado, por la vía de desregular y desordenar el sistema.  Cuanto más río revuelto, más ganancia de pescadores. 

Se inventaron 400 presuntos asesinatos en el Severo Ochoa de Leganés que acabaron en nada, mientras abrían las puertas a la iniciativa privada en los nuevos hospitales.  Mientras inventaban “planes funcionales”  en los nuevos hospitales con participación de la iniciativa privada.  Organizaban jornadas bajo el título “la Sanidad una oportunidad de negocio”.  Mientras planificaban 4 nuevos hospitales modelo Valdemoro, es decir, completamente privados.

Es cierto que muchas Comunidades Autónomas han puesto en marcha experimentos sanitarios como Fundaciones, empresas públicas, conciertos con empresa privadas.  Han apostado por diferentes modelos de gestión de la sanidad pública, pero ninguna como la de Madrid ha convertido la sanidad en un parque temático donde todos los modelos funcionan a la vez. 

En síntesis, sacarán el proyecto adelante, con su rodillo parlamentario.  Luego harán los reglamentos…. y todo quedará en nada.  Todo, menos las manos, cada vez más libres, para repartir la tarta sanitaria.  Ese y no otro es el objetivo de crear un Área Sanitaria Única floreada de libre elección.

Por cierto, el 97 por ciento de los madrileños está satisfecho con su médico y sólo el 2 por ciento opina que su médico no es eficaz y el 1 por ciento con su personal de enfermería. 

No se entiende tanto lío si ese no es el problema. 

Salvo la Agenda Oculta.

Francisco Javier López Martín - Secretario General CCOO de Madrid.

Agenda oculta sanitaria
Comentarios