martes 22/9/20

A través del espejo

nuevatribuna.es | 24.01.2011Más que una Exposición sobre el trabajo y los trabajadores. Desvelar los aspectos penosos, y muchas veces trágicos, de las consecuencias del trabajo para los trabajadores a lo largo de la historia de nuestro país, incluido el presente, es el objeto de la Exposición “Trabajo y Salud. Desde la protección a la prevención”, que estos días se muestra en Bilbao.

nuevatribuna.es | 24.01.2011

Más que una Exposición sobre el trabajo y los trabajadores. Desvelar los aspectos penosos, y muchas veces trágicos, de las consecuencias del trabajo para los trabajadores a lo largo de la historia de nuestro país, incluido el presente, es el objeto de la Exposición “Trabajo y Salud. Desde la protección a la prevención”, que estos días se muestra en Bilbao.

Las fotografías, objetos y documentos expuestos en esta muestra pueden y deben de ser expurgados a la búsqueda de los relatos e historias personales y colectivas que les dan vida, que les convierten en lo que son: en reales.

La Exposición permite un análisis arqueológico, antropológico, social y desde luego sindical. Más explícitamente: las técnicas de trabajo y su organización, los comportamientos empresariales, del poder político, de los partidos, del movimiento obrero y de los sindicatos y su evolución, ante las condiciones de trabajo y la salud de los trabajadores.

Detrás de muchas de las luchas históricas de la clase obrera en nuestro país se encuentran la defensa de su salud y la consecución de la mejora de las condiciones de vida y trabajo, dentro y fuera de la empresa.

La emisión de dióxido de azufre, que se producía en grandes cantidades por la calcinación del mineral al aire libre en las denominadas teleras, en la explotación minera de Rio Tinto, durante el proceso metalúrgico de beneficio para la obtención del cobre, enferma a los mineros, a sus familias, a los habitantes de la zona, a la producción agropecuaria y como consecuencia a la alimentación.

Paco Fernández Buey y Rafael Sánchez Ferlosio hacen referencia a los sucesos de “el año de los tiros” en la plaza del pueblo minero de Río Tinto -1888-, para mostrar los orígenes de la lucha medioambiental en el movimiento obrero y ciudadano.

El 4 de febrero de 1888, ahora hace 123 años, en defensa de los intereses de la compañía inglesa Rio-Tinto Company Limited, entonces adjudicataria de las minas, tropas del regimiento Pavía del ejército español reprimen la movilización pacífica de los mineros y sus familias, provocando decenas de muertos.

La portada del periódico El Socialista de esa semana, que figura en la Exposición, denuncia con rotundidad la masacre, encabezando su columna con el término ¡Asesinos!, precisamente el mismo año en el que se funda la U.G.T. También figura en la Exposición la ficha de Empresa escrita en inglés sobre un trabajador calificándole de agitator. La larga tradición industrial de los empresarios ingleses les permite la aplicación mucho más organizada y eficaz de la persecución y represión de los trabajadores españoles, en un país sin leyes laborales en dónde ejercen la explotación a placer con el apoyo de las altas instituciones, incluido el Ejército.

El conflicto también es consecuencia de una lucha larga entre los intereses económicos de los agricultores y ganaderos de la zona y de los intereses políticos de algunos caciques por una parte y de los intereses de los adjudicatarios ingleses de la explotación minera por la otra.

Estos hechos, así como las luchas posteriores de los mineros de Rio Tinto, han servido de guión para una reciente película -“El corazón de la tierra”-, dirigida por Antonio Cuadri, con un guión inspirado en la novela con el mismo título de Juan Cobos Wilkins, y en los años 20 del pasado siglo para la novela de Concha Espina, “El metal de los muertos”.

La visita al Museo Minero de Riotinto “Ernest Lluch”, ubicado en el antiguo Hospital Minero, y al Archivo de la Fundación Riotinto y otros archivos de la provincia de Huelva nos pueden permitir conocer mejor lo que hay detrás del espejo.

Gregorio Benito Batres | Analista de Salud Laboral

A través del espejo
Comentarios