#TEMP
domingo 22/5/22

A la chita callando

NUEVATRIBUNA.ES - 5.4.2010...viene a decir que cuando tus palabras no mejoren el silencio es más provechoso que te calles. Sin ir más lejos (bueno, en este caso sí porque fue en Chile) ya lo utilizó nuestro rey tan campechano cuando Chávez le privó de dar una de sus primorosas cabezadas.Mariano hace de ese consejo ley de vida. Lo cierto es que, en esta ocasión, tiene un claro atenuante para ello.
NUEVATRIBUNA.ES - 5.4.2010

...viene a decir que cuando tus palabras no mejoren el silencio es más provechoso que te calles. Sin ir más lejos (bueno, en este caso sí porque fue en Chile) ya lo utilizó nuestro rey tan campechano cuando Chávez le privó de dar una de sus primorosas cabezadas.

Mariano hace de ese consejo ley de vida. Lo cierto es que, en esta ocasión, tiene un claro atenuante para ello. Después de refrescarle en radios y periódicos su ya tan mítico como visionario “yo quiero para España un gobierno como el de Matas en Baleares” no extraña en absoluto que tenga la lengua en paro biológico. Y eso por no despertar al ordinario que lleva uno dentro y mandarla a otro sitio que ya intuyen para su mayor comedimiento.

De todos modos, una vez superado el trauma que genera un ridículo tan espantoso, que no es fácil no crean, y se lo dice uno que llevaba calcetines blancos a las bodas, bien merecería la pena una explicación.

Si no es molestia, claro está. Bien está que le den a don Jaume una soldada de cinco mil euros al mes para ridiculizar con ello las obras de caridad de Teresa de Calcuta. Mal está que Rajoy le invite a su ahora apestado compañero a que demuestre su inocencia cuando, si la cosa no ha cambiado, lo que se tiene que comprobar es su culpabilidad. Yo creo que algo debe haber, para qué engañarles.

En caso contrario desde ya habría que nombrar a Matas ministro de Economía vitalicio. Un tipo que con sus ingresos es capaz de vivir como si el cuponazo de los viernes le tocara también los jueves o es una eminencia en las cuentas o es un chorizo en la gestión. Y de esto segundo igual había que ir más allá de desearle que si va al trullo por lo menos le pongan tele para que vea el Mundial. Entre otras cosas porque del mismo modo que no hay ninguna sombra sobre la vida de virreyes que llevaba el matrimonio sí las hay sobre, por ejemplo, el dinero con el que se pagaban los mítines de Mariano en las islas. Claro que, bien pensado, después del papelón que hizo en ellos la verdad es que no tienen precio. “Yo quiero para España un gobierno como el de Matas en Baleares” ¿Remember? Y quién no.

Germán Temprano es escritor y periodista

JAULA DE GRILLOS

A la chita callando
Comentarios