miércoles 20.11.2019
CLIMA ESPACIAL

La Comisión Europea se compromete a impulsar una "protección eficaz" de la población de la UE ante las tormentas solares y el EMP

La Comisión Europea se compromete a impulsar una "protección eficaz" de la población de la UE ante las tormentas solares y el EMP

La Comisión Europea acaba de reconocer la amenaza que posibles fenómenos extremos del clima espacial y el EMP (pulso electromagnético por sus siglas en inglés) pueden representar para Europa, y ha anunciado su compromiso de adoptar "una protección eficaz de la ciudadanía de la Unión Europea así como de las infraestructuras terrestres y espaciales" tan pronto como se adopte la nueva regulación pendiente en materia de política espacial de la UE.

Así se desprende del nuevo posicionamiento de la máxima institución de gobierno europea fechada la semana pasada, 24 de Junio de 2019, al que ha tenido acceso Nuevatribuna y que ha sido emitido en el contexto de la iniciativa de la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial y el EMP (AEPCE) ante el Parlamento Europeo que fue admitida a trámite en el pasado mes de diciembre de 2018.

Iniciativa ésta por la que la asociación española trata de promover la definición de una "Estrategia Europea ante el Clima Espacial y el EMP", hasta ahora inexistente como tal en la UE, y siguiéndose, así, la estela de las propias estrategias nacionales adoptadas por parte de los EEUU y del Reino Unido desde el año 2015 a iniciativa de los Presidentes Obama y Cameron, y que ahora ha sido recientemente reimpulsada también por el Presidente Trump.

1313

Una situación de atraso, que conforme expresa la propia petición escrita de la organización de protección civil española apoyada en abundante documentación e informes remitidos con ésta (más de 40) nos ha venido situando en un "desfase de casi una década" en materia de medidas preventivas concretas en relación a tales países y a otros, representando una vulnerabilidad del conjunto de la UE y del conjunto de su población civil, más de 512 millones de habitantes en total, en caso de tormenta solar extrema.

De hecho hace pocos meses era también el propio Senado de los Estados Unidos el que acogía una cumbre histórica en su comisión de seguridad nacional y venía a pedir nuevos esfuerzos encaminados a alcanzar “medidas efectivas” juzgando como todavía insuficiente todo lo allí sí realizado hasta la fecha.

Poco antes de ello el propio Ejército de los EEUU o instituciones como el Consejo Asesor Nacional en materia de Infraestructuras críticas habían venido manifestando también su preocupación ante la insuficiencia de las medidas preventivas adoptadas ante esta amenaza en los propios EEUU, lo que en último término ha llevado a la Casa Blanca a impulsar una nueva Orden Presidencial y nuevas medidas hace poco más de tres meses, en marzo de 2019.

Convocados ante el Parlamento Europeo en Septiembre

3En definitiva, "tan pronto como se adopte la propuesta de la Comisión Europea para el nuevo Reglamento en materia de política espacial, la Comisión comenzará a seleccionar los servicios y los proveedores con el objetivo de proteger de manera eficaz a los ciudadanos de la UE y la infraestructura de tierra y espacio de la UE ante eventos del clima espacial” concluye ahora el nuevo documento de la Comisión Europea, con lo que el Parlamento Europeo ya ha convocado a la asociación española de protección civil a comparecer en Bruselas ante el propio Parlamento Europeo el próximo mes de Septiembre de 2019.

Desde la AEPCCE han querido agradecer la respuesta favorable dada ahora por la Comisión Europea a su petición, así como su nuevo compromiso expreso manifestado ahora de impulsar una tal "protección eficaz" de la población e infraestructuras que en el mismo se recoge. Y han expresado su esperanza de que, finalmente, haya llegado el momento y comience a cambiar la actual situación. 

"Desde Europa se ha realizado investigación, claro, pero no se ha hecho prácticamente nada en materia de protección civil e infraestructuras ante este doble riesgo de naturaleza natural y artificial de los fenómenos electromagnéticos extremos. De modo que esta sigue resultando, todavía, una amenaza demasiado desconocida e imprevista en trescientos sesenta grados, no sólo respecto la población sino incluso respecto las propias instituciones. Una amenaza ante la que la más elemental planificación de emergencia nacional o europea brilla, hasta la fecha, por su ausencia, esa es la verdad. Algo que hay que corregir definitivamente y de plano" señala su presidente, Miguel Ángel Rodríguez.

"Si un día cualquier se desencadenase un nuevo fenómeno extremo del clima espacial como el de 1859 probablemente dispondríamos de menos de 24 horas en relación al GIC en tierra y mucho menos tiempo aún respecto nuestros satélites. Y si se tratase de alguna forma de ataque terrorista mediante armas de destrucción masiva del tipo EMP ni tan siquiera se dispondría ni de esto último. De modo que toda la planificación y los medios, la propia información y orientación a instituciones, operadores de infraestructuras y población civil, debe estar perfectamente formulada antes, ahora. Lo contrario es arriesgarse innecesaria e imprudentemente al desencadenamiento de una grave catástrofe continental pero que, de haberse actuado alternativamente como es debido, como corresponde con normalidad ante cualquier riesgo natural de alto impacto y probabilidad superior a 1%, hubiese podido ser evitable o al menos mitigable en muchos de sus peores efectos".

Cerca de una década protegiendo a nuestra población civil ante el riesgo de una tormenta solar extrema

Este nuevo logro de la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial (AEPCCE) viene a ser un paso más en su ya larga trayectoria en la que no han dejado de sumar logros y reconocimientos nacionales e internacionales a su trabajo, tras años vigilando día a día el clima espacial para proteger a nuestro país de las tormentas solares extremas.

Surgida a raíz de las primeras Jornadas Técnicas del Clima Espacial organizadas en la Escuela Nacional de Protección Civil en Abril de 2011, fue el Observatorio del Clima Espacial de la AEPCCE el que formuló ese mismo año 2011 su pionero Decálogo “Tormenta Solar Severa: ¿cómo prevenir?”, el primer material de autoprotección ciudadana ante este riesgo, y que, pocos meses después, pasaría a ser formalmente adoptado por la Protección Civil de Extremadura, y hasta a ser unánimemente aplaudido por el propio Congreso de los Diputados en la primera resolución de una institución española en materia de riesgo natural de la meteorología espacial.

Su temprana estimación de cómo sería un escenario de “caída en cascada de infraestructuras” por tormenta solar extrema de enero de 2012, publicada por Nuevatribuna sería igualmente tomado íntegramente en la reforma de la Ley General de Protección Civil de México en 2014 al incorporar este tipo de riesgo a su sistema nacional y, desde entonces, han venido elaborando y divulgando otros muchos materiales de autoprotección como el dirigido a orientar y formar a los propios miembros de agrupaciones locales de protección civil de toda España o, más recientemente pasando ya de lo local a lo vecinal, elaborando el primer material para orientar a comunidades de vecinos sobre cómo elaborar sus propios planes especiales de autoprotección ante este riesgo como también recogió Nuevatribuna.

Al igual que continúan avanzando ahora en el Parlamento Europeo fue también la AEPCCE la que en el pasado mes de marzo de 2019 consiguió impulsar el primer acuerdo unánime del Parlamento de Canarias para la prevención de estos y otros grandes riesgos tipo HILF (de alto impacto y baja frecuencia por sus siglas en inglés) y tal y como continúan impulsando ante otros parlamentos autonómicos e instituciones de España.


Para saber más sobre autoprotección ante las tormentas solares “Tormenta Solar: Guía de Autoprotección Familiar” 

La Comisión Europea se compromete a impulsar una "protección eficaz" de la población de...
Comentarios