lunes 23.09.2019

Protección Civil de Extremadura previene a su población en caso de “tormenta solar severa"

El texto del organismo regional, el primero en España, atiende a los principales estudios internacionales de NASA, Comisión Europea y OCDE en la materia, dado el 1% de riesgo reconocido para toda Europa.

La Junta de Extremadura previene en caso de “tormenta solar severa"

La gran mayoría de las tormentas solares suelen ser algo común e inofensivo cuyo único efecto es ofrecernos imágenes de gran belleza en los cielos nórdicos, las famosas auroras boreales

Protección Civil de Extremadura acaba de publicar una serie de recomendaciones o “buenas prácticas preventivas”, pioneras en nuestro país, sobre qué es el riesgo natural por "tormenta solar severa" y cómo podría prepararse cualquier persona en la Comunidad Autónoma de Extremadura en caso de que alguna se produjese de forma inesperada y llegase a afectar a las infraestructuras españolas. Lo que dado el agitado momento solar podría darse en un 1% de posibilidades según señalan instancias europeas e internacionales.

Así el texto, titulado “Decálogo de buenas prácticas. Tormenta solar severa: ¿cómo prevenir?”, elaborado por la Dirección General de Justicia e Interior de la Junta de Extremadura y, como el propio texto indica, se basa en las estimaciones de los principales informes en la materia recogidas en el estudio del Observatorio del Clima Espacial del que, en su versión más amplia, ya informó Nuevatribuna hace unos meses.

En el texto en si de Protección Civil de Extremadura comienza por definir de forma didáctica para los extremeños una tormenta solar como “una variación pronunciada del campo magnético terrestre debido a que porciones de la energía solar son transferidas a nuestra magnetosfera, habitualmente en conexión a grandes llamaradas solares que emiten materia en nuestra dirección”.

Puntualizándose a continuación con claridad: “La gran mayoría de las tormentas solares suelen ser algo común e inofensivo cuyo único efecto es ofrecernos imágenes de gran belleza en los cielos nórdicos (las famosas "auroras boreales"). En muy contadas ocasiones, sin embargo, pueden llegar a producir efectos de inducción electromagnética muy similares a un EMP (pulso electromagnético) que podrían llegar a dañar las redes e infraestructuras eléctricas, sistemas satelitales y de GPS. Pero nunca a las personas, por la protección que nos da la tierra”.

A partir de ahí el “Decálogo de buenas prácticas” formulado por Protección Civil de Extremadura plantea la cuestión como una “buena práctica preventiva” ante dicha posibilidad de un 1% en los próximos meses y se proceden a exponer los 10 aspectos esenciales sobre cómo deberían prevenirse las familias extremeñas y estar mejor preparados ante este tipo de eventualidades de baja probabilidad, en la línea de de las recientes recomendaciones en la materia del Parlamento Británico y de los nuevos planteamientos de autoprotección familiar dados por la Protección Civil de los EEUU, la FEMA, tras la nueva Directiva Presidencial 8 recientemente aprobada por Barack Obama

En resumidas cuentas, sus diez puntos preventivos serían:

  • 1.- Verificar con calma la situación que nos afecta.
  • 2.- Plan familiar preestablecido.
  • 3.- Preparar agua y medios de potabilización portátiles.
  • 4.- Protección personal ante los elementos.
  • 5.- Reserva de alimentos no perecederos para un mes.
  • 6.- Botiquín familiar ampliado.
  • 7.- Manual técnico en papel.
  • 8.- Medios de higiene personal.
  • 9.- Varios útiles de alto valor en emergencias.
  • 10.- Chapas personales, dinero efectivo y documentación.

Protección Civil de Extremadura previene a su población en caso de “tormenta solar severa"
Comentarios