Martes 18.06.2019
PROTECCIÓN CIVIL

Proponen una ley autonómica para hacer frente a tormentas solares o grandes catástrofes

La Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial, el EMP y los fenómenos "black swan" ultima 17 propuestas de "ley autonómica de resiliencia" ante tormentas solares u otras grandes catástrofes.

La Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial, el EMP y los fenómenos "black swan" (AEPCCE) quiere impulsar la mejora de la resiliencia, o capacidad de nuestra sociedad para hacer frente a las adversidades de tipo catastrófico y recuperarse. Y para ello ha preparado una propuesta legislativa que será presentada a vuelta de Semana Santa mediante distintos procedimientos administrativos ante los parlamentos autonómicos regionales de toda España.

Les preocupa, en particular la ausencia de reconocimiento expreso de determinados grandes riesgos tipo "HILF" por sus siglas en inglés (High-Impact, Low-Frequency Event, o eventos de alto impacto catastrófico y baja probabilidad).

"Se trata de introducir la resiliencia como fin en sí mismo en nuestro sistema de protección civil, introducirlo en la gestión de nuestras infraestructuras, comunicaciones, fuerzas y cuerpos de seguridad, gobiernos locales y regionales, y varios otros ámbitos estratégicos para que nuestra sociedad pueda tener la capacidad ‘efectiva’ de gestionar una gran crisis y tengan garantizado siempre y en todo caso un funcionamiento autónomo creíble. Ante cualquier circunstancia. Pasar de la autonomía de las ‘48 o 72 horas’, que en no pocos casos ni se cumple, ni se hace cumplir, a la de la autonomía garantizada de dos semanas", señala Miguel Ángel Rodríguez, Presidente de la Asociación, técnico superior en protección civil y máster en planes de autoprotección.

Rodríguez precisa que esto no es porque tenga que desencadenarse ninguna crisis que alcance a gran escala todo o parte del territorio de la comunidad, sino porque lo inasumible es que, si tal cosa sucediese, cosas como los generadores, o la logística de hospitales con miles de enfermos dentro pudiesen dejar de funcionar "48 horas" después. “Porque una gran catástrofe regional o nacional en ningún caso podría ser reconducida en dicho plazo, sino en varias semanas".

Por ello, "actuar mediante ley, e ir elevando los umbrales de resiliencia debida de determinadas estructuras desde el propio ámbito competencial autonómico, nos parece que puede ser más flexible y efectivo, y complementarse bien con otras medidas que se han venido impulsando en el último año también desde el ámbito nacional. Y junto a ello mismo, tan importante como el impulso que se pretende dar a la noción de resiliencia, lo es el impulso que también se busca para la noción de "autoprotección" del ciudadano ante las emergencias; algo que a día de hoy continúa siendo poco más que un brindis al sol de la ley española de protección civil. Porque impulsar paralelamente la autoprotección es impulsar igualmente la resiliencia social desde la otra cara de la moneda, y hacerlo además de forma participativa, corresponsabilizando a los propios ciudadanos en las políticas de protección civil del Estado democrático. Uno y otro elemento, avanzar en resiliencia y avanzar en autoprotección, potenciando las vías de información y formación de los ciudadanos, son elementos que llevan demasiado tiempo olvidados en un cajón".

A la AEPCCE les avala su trabajo pionero en estas materias, y su Observatorio del Clima Espacial, que cuenta hoy con más de 25.000 seguidores en su página de divulgación en facebook, viene desde cinco años atrás contribuyendo a distintos avances en la materia. En marzo de 2012 la Protección Civil de Extremadura adoptó su Decálogo de Buenas prácticas para la autoprotección familiar "Tormenta Solar Severa: ¿cómo prevenir?". En septiembre del mismo año, el Congreso de los Diputados adoptó por unanimidad el primer reconocimiento del riesgo del clima espacial siguiendo sus posicionamientos. En 2013 la Comisión de Protección Civil de México asumía en su totalidad la estimación de escenario para caso de tormenta solar extrema que formularon en 2011 y de la que Nuevatribuna ya había venido informando.

Del mismo modo han venido realizando otras actuaciones sobre este tipo de riesgos ante distintas instituciones españolas y europeas, haciendo seguimiento cotidiano del clima espacial y divulgando para el público hispanohablante las novedades en el plano internacional, así como editando otros materiales para promover la prevención.


Propuesta de Ley autonómica de resiliencia ante grandes catástrofes de AEPCCE

Preámbulo

Capítulo I. De los conceptos de resiliencia y de riesgo tipo HILF.

Artículo 1. Del concepto de resiliencia.

Artículo 2. Del concepto de gran riesgo catastrófico tipo HILF, y del escenario resultante de singular duración y alcance geográfico.

Artículo 3. Del reconocimiento, en particular, del nuevo riesgo por pulso electromagnético (EMP), solar o artificial, como posible amenaza tipo HILF.

Artículo 4. Del reconocimiento, en particular, del riesgo de tipo pandémico como posible amenaza tipo HILF.

Artículo 5. Del reconocimiento, en particular, de las nuevas formas de terrorismo a gran escala (nuclear, biológico, contra las infraestructuras o del ciberespacio) como posible amenaza tipo HILF.

Capítulo II. De las medidas para implementar una resiliencia efectiva en esta comunidad autónoma ante grandes catástrofes tipo HILF que pudiesen afectar a su población civil.

Artículo 6. De la inclusión efectiva de los grandes riesgos catastróficos tipo HILF reconocidos por esta ley en la planificación de emergencia regional en los 12 meses siguientes a su aprobación.

Artículo 7. De las medidas para promover una formación efectiva de las unidades de Protección Civil, REMER, Cruz Roja y otras organizaciones de voluntariado actuantes en la región, en materia de grandes riesgos catastróficos reconocidos por esta ley, sus características y efectos.

Artículo 8. De las medidas de resiliencia efectiva para garantizar una operatividad sostenida del REMER y las comunicaciones de emergencia ante un gran escenario catastrófico, a implementar dentro de los 12 meses siguientes a la aprobación de esta ley.

Artículo 9. De las medidas de resiliencia efectiva para garantizar una operatividad sostenida del Gobierno autonómico, las Diputaciones provinciales y los Ayuntamientos, a implementar dentro de los 12 meses siguientes a la aprobación de esta ley.

Artículo 10. De las medidas de resiliencia efectiva para garantizar una operatividad sostenida de los servicios de emergencia y de las fuerzas y cuerpos de seguridad operantes en la región, a implementar dentro de los 12 meses siguientes a la aprobación de esta ley.

Artículo 11. De las medidas de resiliencia efectiva para garantizar una operatividad sostenida de las infraestructuras críticas de la región, a implementar dentro de los 12 meses siguientes a la aprobación de esta ley.

Artículo 12. De las medidas de resiliencia efectiva para la adecuada protección de los internados en centros hospitalarios, mayores, menores, extranjeros, penitenciarios y otros de sujección especial, a implementar dentro de los 12 meses siguientes a la aprobación de esta ley.

Artículo 13. De la información básica efectiva a la población civil de esta comunidad autónoma en materia de las grandes catástrofes reconocidas por esta ley, sus caracterísitcas y efectos.

Artículo 14. De la información básica efectiva a la población civil de esta comunidad autónoma en materia de buenas prácticas de autoprotección personal y familiar, en caso de desencadenarse alguna de las grandes catástrofes reconocidas por esta ley.

Artículo 15. Otras medidas para una participación ciudadana efectiva en la prevención de las grandes catástrofes tipo HILF reconocidas por esta ley, con atención preferente al impulso de la autoprotección en las comunidades de vecinos.

Proponen una ley autonómica para hacer frente a tormentas solares o grandes catástrofes
Comentarios