sábado 07.12.2019
REMITEN UNA CARTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Llevar a Franco a la Almudena es un “escarnio”, advierten colectivos memorialistas

Colectivos representantes de víctimas del franquismo llaman a la movilización social para impedir que los restos del dictador sean enterrados en la Catedral de Madrid.

Franco en la Plaza de Oriente.
Franco en la Plaza de Oriente.

Alertan de que el centro de Madrid se convierta en un centro de peregrinación de los nostálgicos del franquismo y de los fascismos europeos

Colectivos memorialistas han pedido a Pedro Sánchez que impida el “escarnio” que supondría enterrar a Franco en La Almudena.

Cerca de cien asociaciones y colectivos de memoria histórica han remitido una carta al presidente del Gobierno mostrando su “oposición frontal” e instándole a tomar “las medidas necesarias” para este hecho no se produzca.

Llevar los restos del dictador a la Catedral de Madrid ha sido una petición de la familia Franco que desde el principio ha mostrado su desacuerdo con la decisión del Gobierno de exhumar los restos del Valle de los Caídos.

“Hemos conocido con estupor y enorme indignación la propuesta de la familia Franco de que los restos del dictador, una vez exhumados de Cuelgamuros, sean trasladados, con honores, a la catedral de La Almudena en el centro de Madrid”, señalan en la misiva a la que también se han adherido partidos políticos y sindicatos.

Los firmantes recuerdan que Franco fue “el máximo responsable de un régimen de represión y terror ejercido de múltiples formas sobre cientos de miles de personas” y hacen un llamamiento público a la ciudadanía para que exprese su desacuerdo y se movilice, “con el fin de impedir que se consume tal escarnio”.

A juicio de estos colectivos, el entierro de Franco en La Almudena, un lugar público a pocos metros de la Plaza de Oriente, donde la dictadura organizaba los actos de exaltación del régimen, “supondría una vejación y una humillación para las miles de víctimas del franquismo, para sus familias, y para el conjunto de la sociedad”.

Asimismo, alertan de que, si se enterrase al dictador en La Almudena, la catedral y el centro de Madrid se convertirían en un centro de peregrinación de los nostálgicos del franquismo y de los fascismos europeos, y como respuesta, en un lugar de movilización antifascista. “Ello tendría consecuencias enormemente negativas para la imagen de Madrid, y para la convivencia de los vecinos y vecinas de la ciudad, y sus visitantes”.

Una democracia no puede honrar a un dictador, como han expresado reiteradamente los organismos internacionales de Derechos Humanos.

Recientemente, colectivos católicos progresistas agrupados en la plataforma Redes Cristianas pidieron al arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, que no acoja los restos de Franco en la catedral de la Almudena.

El Vaticano ya ha trasladado al Gobierno que no tomará ninguna medida excepcional que impida el entierro de Franco en la Catedral, según informa eldiario.es.

Llevar a Franco a la Almudena es un “escarnio”, advierten colectivos memorialistas
Comentarios