Nuevatribuna

REMITEN UN ESCRITO AL CARDENAL OSORO

Católicos progresistas se oponen a que los restos de Franco sean enterrados en La Almudena

“Los restos de un dictador no deben estar ni en un templo ni en una cripta”, señala el colectivo Redes Cristianas.

Colectivos católicos progresistas agrupados en la plataforma Redes Cristianas se ha dirigido por escrito al arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, para pedirle que no acoja los restos de Franco en la catedral de la Almudena tras su exhumación del Valle de los Caídos como ha solicitado la familia del dictador.

“Los restos de un dictador no deben estar ni en un templo ni en una cripta. El Evangelio y las víctimas no admiten complicidades”, afirman en un comunicado en el que expresan su malestar por las “desacertadas” declaraciones del Cardenal Osoro afirmando que la Iglesia “acoge a todas las personas”.

Redes Cristinas se opone “no solo por violar las propias leyes vaticanas interpretando torticeramente el Derecho Canónico, sino por el grave valor simbólico de enterrar a quien causó tanto dolor y violó los derechos humanos más elementales, en connivencia con gran parte de una Iglesia y un régimen nacionalcatólico, argumentan.

Redes Cristianas subraya que la Iglesia no debe admitir “complicidades” con el dictador y rechaza que la jerarquía eclesiástica se vincule “a una ideología neoconservadora y a una ultraderecha antisocial”

Consideran que de hacerse este enterramiento en la Basílica de la Almudena no favorecerá la reconciliación, ni tampoco desvinculará “de una vez por todas”, a la Iglesia Católica del franquismo y “del funesto nacionalcatolicismo anterior”.

Estos colectivos subrayan que un dictador como Franco “no es un bautizado más” y advierten de que “la inhumación de sus restos en un templo católico generaría más división y escándalo que en el mismo lugar del que ahora se aprueba su exhumación” de Cuelgamuros.

“Sería más que probable que, al estar en el centro de Madrid y en una zona eminentemente turística, se convirtiera en un lugar de visita y homenaje, que además de fomentar el odio y la división en la ciudadanía, sería ilegal por ir contra el espíritu y la norma de la ley de Memoria histórica”, señalan al respecto.

En cuanto a la pretensión de la familia Franco aseguran que “no se justifica ni desde la ética ni desde la axiología más elemental”, por “la violencia, las desapariciones, las muertes violentas, las fosas comunes, o la guerra civil” que fueron los “logros” del dictador. Y se preguntan: “Desde el evangelio tenemos derecho a preguntarnos si una forma de vida así, objetivamente mirada, ¿puede ser considerada como cristiana?”.

Redes Cristianas subraya que la Iglesia no debe admitir “complicidades” con el dictador y rechaza que la jerarquía eclesiástica se vincule “a una ideología neoconservadora y a una ultraderecha antisocial”.