domingo 28/2/21
CRÓNICAS DE AMÉRICA LATINA | JAVIER M. GONZÁLEZ

El partido gubernamental de México tiene candidata

Josefina Vázquez Mota ha sido designada candidata del PAN para las elecciones de julio. Se resulta vencedora, México sería el cuarto país en América Latina en tener presidentes mujeres, junto a Cristina Fernández en Argentina, Dilma Rousseff en Brasil y Laura Chinchilla en Costa Rica.

“El valor no tiene que ver con el género, el valor es una decisión de vida”, dijo Josefina Vázquez

El Partido de Acción Nacional (PAN) eligió este domingo a Josefina Vázquez Mota como su candidata a presidente, en unos comicios internos que sirvieron para completar la lista de aspirantes a suceder a Felipe Calderón. Los otros dos partidos ya tenían sus candidatos: Enrique Peña Nieto, por el PRI y Andrés Manuel López Obrador, por el izquierdista PRD.

Josefina Vázquez Mota es una economista de 51 años que ocupó diversos cargos en los gobiernos panistas de Vicente Fox y de Felipe Calderón. Con el primero, fue secretaria (ministra) de Desarrollo Social. Con el segundo, ocupó la cartera de Educación. En los últimos dos años fue la coordinadora del bloque de diputados del PAN y debió enfrentarse al presidente que favorecía la candidatura de Ernesto Cordero.

El PAN gobierna México desde hace doce años. Primero con Vicente Fox, que pudo derrotar al PRI después de más de 71 años de poder absoluto, y después con Felipe Calderón, que ha debido enfrentar un renacer del poder del narcotráfico que ha provocado una ola de violencia con casi 50.000 muertos. Josefina Vázquez Mota dijo poco antes de su victoria en las internas que no tenía miedo del poder del narcotráfico. “El valor no tiene que ver con el género, el valor es una decisión de vida”, señaló.

El PAN es un partido conservador, en ocasiones caracterizado casi de ultraderecha, confesionalmente católico y pro empresarial. Fuerte, sobre todo en el norte de México, tiene su feudo en Monterrey, la gran ciudad industrial del país. Surgió en 1939 como reacción al cardenismo y al sindicalismo.

Si la candidata del PAN ganara las elecciones, México sería el cuarto país en América Latina en tener simultáneamente presidentes mujeres, junto a Cristina Fernández en Argentina, Dilma Rousseff en Brasil y Laura Chinchilla en Costa Rica.

Josefina Vázquez Mota dijo que el enemigo a batir es el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, señalando que es el representante del partido “de la corrupción”. Sin embargo Peña Nieto es el favorito según las encuestas, aunque se desinfló algo en los últimos meses. Fue especialmente desafortunada su respuesta en una conferencia de prensa en la Feria del Libro de Guadalajara, en la que entre titubeos fue incapaz de nombrar tres libros que marcaran su vida, confundiendo autores y textos. “Es cierto, podré no recordar el nombre de algún autor, pero debe quedar muy claro que lo que no se me olvida es la violencia, la pobreza y la desesperanza que vive México”, diría después.

Peña Nieto, que fue gobernador del estado de México, es el candidato más joven de los tres principales contendientes. Tiene 46 años, es bien parecido y está casado con una popular actriz de telenovelas, Angélica Rivera, lo que le da un tirón de cara a un amplio espectro del electorado.

La resurrección del PRI es notable. Después de 10 años de travesía del desierto y fuera del poder, y un tercer puesto en las elecciones presidenciales del 2006, el año pasado ya dio muestras de notable recuperación, al ganar de forma contundente el gobierno de tres estados, el estado de México (que rodea el DF), Coahuila y Nayarit. Antes, en el 2009, ya le había arrebatado al PAN la mayoría relativa en la Cámara de Diputados.

El tercer candidato con alguna posibilidad será Andrés Manuel López Obrador (popularmente conocido por AMLO o “el peje”), que en el 2006 perdió frente a Felipe Calderón. En aquél momento denunció fraude, nunca aceptó la derrota y durante mucho tiempo se consideró el legítimo presidente de México. Causó un caos institucional, intentando impedir la asunción de Calderón y le hizo la vida imposible a los ciudadanos del DF con sus manifestaciones de protesta que bloquearon el Paseo de la Reforma, principal arteria de la capital.

Alcalde de la ciudad entre el 2000 y el 2006, López Obrador fue muy popular gracias a sus programas sociales, sobre todo de ayuda a los ancianos. Aliado, en esta ocasión con dos partidos menores, el PT y el Movimiento Ciudadano, el candidato del PRD ha cambiado su discurso combativo y frontal y ahora dice querer convertir a México, sin rencores, en una “república amorosa”, fortaleciendo valores como el amor a las familias, el amor al prójimo, el amor a la patria.

Quien resulte vencedor en las elecciones de julio tendrá como problema más inmediato encontrar una salida a la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado

El 1 de julio no solo se elegirá presidente de la República, también 500 diputados federales y 128 senadores. Quien resulte vencedor tendrá como problema más inmediato encontrar una salida a la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado. Felipe Calderón dejará la presidencia sumamente desacreditado. Su lucha contra el narco dejó un tendal de casi 50.000 muertos y el problema sin resolver. Y un país que no ha avanzado económica y socialmente. Aunque el año pasado creció a un 4 %, luego de una importante recesión en 2008 y 2009, se espera que este año sufra la desaceleración de su principal socio comercial, los EE.UU.

El escritor Carlos Fuentes decía recientemente que el problema no es quién gane las elecciones, sino lo que va a pasar luego. En declaraciones hechas en Colombia, Fuentes dijo que ninguno de los candidatos ofrece un plan viable, ni siquiera entusiasta, “para resolver los problemas gigantescos que padecemos, no creo que ninguno de ellos tenga una receta convincente”.

El partido gubernamental de México tiene candidata
Comentarios