domingo 20/9/20
IMPULSARáN UN MANIFIESTO MUY CRíTICO CON ALBERTO GARZóN

Dirigentes de IU se darán cita en Zamora para defender la identidad del partido

La ‘Declaración de Zamora’ supondrá el primer gran núcleo de resistencia en el seno de la organización y un último intento por enderezar un proyecto político que agoniza.

Alberto Garzón en el último Consejo Político de IU.
Alberto Garzón en el último Consejo Político de IU.

Los promotores del encuentro en Zamora se han coordinado a través del grupo de wassap 'SOSparaIU'

La llamada ‘Declaración de Zamora’ elevará, aún más si cabe, la tensión y la crisis interna por la que pasa Izquierda Unida. Más de medio centenar de dirigentes y militantes de base impulsarán un manifiesto reivindicando la trayectoria de IU y criticando la deriva actual de la organización. La cita, este sábado en Zamora, la única capital de provincia gobernada por la coalición y cuyo alcalde, Francisco Guarido, oficiará de anfitrión.

El encuentro lleva fraguándose desde hace semanas. Los promotores del mismo han creado un grupo de wassap ‘SOSparaIU’ que comparten una treintena de personas y que se han ocupado de preparar un primer borrador del manifiesto. En Zamora se darán cita representantes de prácticamente todas las federaciones: Andalucía, Galicia, Asturias, Cantabria, Murcia, Castilla La Mancha, Castilla y León, Valencia…; así como distintas corrientes y ‘familias’ de la coalición, incluidos los críticos de la extinta Federación madrileña, muchos de ellos reunidos en torno al Foro de IUCM que ha pedido incluso la dimisión del candidato Alberto Garzón.

Lo que empezó como un conato de rebelión de los expulsados de Madrid se ha extendido a otras federaciones, sectores y corrientes a los que les une su defensa de la vigencia política de IU y sus siglas. Las críticas a la actual dirección se han ido elevando cada vez con mayor intensidad desde las elecciones del 20D y no solo contra el candidato, los reproches también van dirigidos hacia el coordinador general Cayo Lara y José Luis Centella al que desde el PCE acusan de intentar “liquidar” las señas de identidad del partido y actuar de “cómplice” de Garzón.

El encuentro convocado para el 13 de febrero se ha acelerado en los últimos días después del último episodio de enfrentamiento en el Consejo Político de IU celebrado el pasado fin de semana cuando se obligó a Cayo Lara a retirar del documento final su propuesta para que los tres diputados de IU que concurrieron a los comicios en las confluencias de Podemos se sumaran a los dos de IU (Alberto Garzón y Sol Sánchez) para poder conformar grupo parlamentario propio, una propuesta que para muchos era “de sentido común”. Garzón tachó a Lara de “irresponsable” por proponer la ruptura de las candidaturas y tanto Centella como él ganaron el pulso con una propuesta descafeinada, esto es, instando a los diputados a hacer todo lo posible para la consecución de ese fin pero sin ultimatos. En términos similares se pronunció Garzón el lunes en rueda de prensa, aunque de nada ha servido ya que En Común ha cerrado la puerta a esta posibilidad, dejando a IU en una situación de penuria económica ya que no podrá contar con las subvenciones que le corresponderían por tener grupo parlamentario propio.

El borrador inicial de la ‘Declaración de Zamora’ reivindica, en “un grito de razonada indignación”, la vigencia política del proyecto de Izquierda Unida y pide "salvaguardar y garantizar la pluralidad en su seno", además de definir "de forma concreta" el carácter federal de la organización garantizando la unidad de mensaje en toda España. Señalan en este sentido que sus siglas son "un patrimonio político de primera importancia" y creen que los malos resultados obtenidos en las últimas elecciones generales hubieran sido "peores" sin ellas. El documento se muestra muy crítico con la actual dirección que sufre –dicen- de “parálisis política” en su “obsesión” con Podemos que ha provocado "un proceso de deconstrucción" de la marca de IU. Asimismo arremeten contra los responsables del "silencio político frente a conductas que se traducen en fugas y complicidades con otras organizaciones políticas". Finalmente, apuestan por la convergencia con otras fuerzas pero siempre desde la independencia y respetando su identidad orgánica.

Para algunos dirigentes de IU la cita de Zamora será un último intento por reflotar una organización que agoniza, un foco de resistencia contra la –a su juicio- deriva estratégica de la dirección, un grito de “basta ya” en un momento en el que muchas voces ya certifican el acta de defunción de la federación de izquierdas. 

Dirigentes de IU se darán cita en Zamora para defender la identidad del partido
Comentarios