sábado 16/10/21
LA PATRONAL RECHAZA EL PAGO ADELANTADO

Salgado defiende frente a CEOE la reforma del Impuesto de Sociedades

La vicepresidenta económica replica a la patronal tras mostrar ésta su oposición al anticipo en el pago del Impuesto de Sociedades que grava los beneficios empresariales. 

La vicepresidenta económica, Elena Salgado
La vicepresidenta económica, Elena Salgado

La polémica a cuenta del Impuesto de Sociedades sube de tono. La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, replicó este martes a la patronal CEOE, que ayer trató de zafarse de las nuevas obligaciones previstas en la reforma del Impuesto de Sociedades. En contra de lo afirmado por los patronos, que recordaron a Salgado los retrasos de España en la vuelta del crédito, la ministra cree que hay grandes empresarios “dispuestos” a pagar más a cuenta, tal y como desea el Ejecutivo.

Salgado afirmó que ha hablado con grandes empresarios y que están "dispuestos" a hacer esfuerzos y pagar más a cuenta por el Impuesto de Sociedades, "más allá" de las declaraciones de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

"Estoy segura de que este pequeño esfuerzo no les parece inadecuado y, más allá de declaraciones de la CEOE, he hablado con grandes empresarios y están dispuestos a hacer este esfuerzo", ha subrayado.

En declaraciones a Onda Cero, Salgado ha pedido mayor responsabilidad ciudadana, al recalcar que su decisión de cambiar los pagos de este tributo se ha producido "el mismo día" en que los empresarios italianos se han ofrecido a comprar deuda pública italiana.

"Las grandes empresas tienen un tipo de tributación nominal que esta por debajo del 30 por ciento, e incluso del 20 por ciento. Las empresas pagan por ahora cinco séptimos por adelantado. Pensamos que las de mayor tamaño pueden anticipar estos pagos y así, si continúan haciéndolo el año que viene, pueden seguir fomentando reducir el déficit", ha remarcado.

Las grandes empresas soportan los tipos efectivos más bajos

Según Hacienda, las grandes empresas --las que facturan más de seis millones de euros--, a las que el Gobierno prevé aplicar un adelanto en el pago del Impuesto de Sociedades, soportan un tipo efectivo en este impuesto, después de deducciones, más bajo que el resto en relación al tipo medio al que tributan, dijo la Agencia Tributaria, citando la 'Memoria de la Administración Tributaria 2009'.

Así, en los tramos de empresas que facturaron entre 10.000 euros y seis millones en 2008, a las que correspondió un tipo medio de entre el 24% y el 26%, el tipo efectivo se situó no más de 5,1 puntos porcentuales por debajo y en ningún caso éste fue inferior al 20%.

Sin embargo, en el caso de las grandes empresas  el tipo efectivo sólo fue superior al 20% en el tramo de facturación entre los seis y los 7,5 millones de euros y en el de aquellas de entre 500 y 750 millones de euros.

Además, Hacienda recuerda que el tipo medio del Impuesto sobre Sociedades para el conjunto de las empresas disminuyó un 1,1% en el ejercicio 2008, del 29,1% al 28%, mientras que el efectivo cayó un 1,4%, desde el 20,2% al 18,8%, en parte por las reformas introducidas ese año en el impuesto.

Del mismo modo, desde 2004, el tipo impositivo medio pasó del 32,3% al 28%, lo que supuso un reducción del 4,3%, mientras que el tipo efectivo descendió aún más, hasta un 5,3%, todo ello debido a los cambios introducidos en las bonificaciones y deducciones.

CEOE rechaza el pago adelantado

Por su parte, la CEOE replicó el lunes a la vicepresidenta económica del Gobierno que anticipar el pago del Impuesto sobre Sociedades "restaría capacidad financiera a las empresas, dificultando aún más sus esfuerzos por superar los efectos de la crisis" en un momento en que "uno de los más graves problemas que sufren es la falta de financiación".

La patronal se refirió así a la posible reforma del Impuestos sobre Sociedades, aunque señaló que la Confederación no ha recibido aún "información concreta" sobre esta cuestión.

La patronal se remite a un informe titulado 'La situación de la financiación en España frente a los principales países de la zona euro', elaborado por la propia organización, en el que pone en evidencia que España es la única gran economía de la zona euro donde los préstamos a las empresas continúan contrayéndose, mientras que en el resto de países vuelven a crecer después de la generalizada contracción producida en 2009 y 2010.

En concreto, el estudio indica que España se encuentra en una situación de retraso respecto a los principales países de la eurozona, no solo en cuanto a la recuperación económica, sino también en lo que se refiere a la restauración del flujo de crédito a las empresas, particularmente las pymes.

Así, los préstamos bancarios a empresas españolas experimentaron un proceso de divergencia respecto de los países de la citada zona, reduciéndose un 2,4% interanual en junio pasado, frente a un avance del 1,5% el conjunto de la zona euro.

Se destaca, al mismo tiempo, la existencia de dos grandes problemas. De un lado el efecto "expulsión" del acceso privado a la financiación bancaria, provocado por el intenso crecimiento de los préstamos al sector público que concentra una parte muy importante de los créditos bancarios totales; y de otro, el incremento del retraso de las administraciones públicas a la hora de pagar a las empresas.

Salgado defiende frente a CEOE la reforma del Impuesto de Sociedades
Comentarios