jueves 2/12/21
GESTHA CREE QUE PUEDEN AFLORAR VARIOS DELITOS

El origen de los fondos evadidos determinará si el fraude de los Pujol es delito

Técnicos de Hacienda critican la “miopía continuada” de Hacienda a lo largo de estos últimos años.

Los técnicos del Ministerio de Hacienda consideran que esas declaraciones complementarias evitan las multas y las penas de prisión por la evasión tributaria

La investigación sobre la cuantía y el origen de los fondos evadidos por la familia Pujol durante más de treinta años determinará si el fraude fiscal constituye delito, según aseguraron los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) tras la comparecencia de esta tarde del ex president en el Parlament catalán.

Según Gestha, en el caso de que sólo se trate de los 4,8 millones de euros atribuidos a la herencia del padre del ex president, su esposa y sus hijos se salvarían de las penas del delito fiscal al haber presentado las declaraciones complementarias en julio pasado, justo antes de que se hubiera iniciado la investigación tributaria o judicial.

Además, Gestha considera que esas declaraciones complementarias evitan las multas y las penas de prisión por la evasión tributaria. En estos casos, la exención penal exige que la regularización sea completa y se haya realizado el pago de la cuota del IRPF pendiente, el recargo por declarar fuera del plazo y los intereses.

Dado que los bienes en el extranjero no declarados en plazo se consideran incrementos de patrimonio que no prescriben, los Técnicos  de Hacienda señalan que el dinero aflorado debió tributar al tipo marginal del 43% que se aplicaba en Cataluña en el IRPF de 2010, último ejercicio no prescrito:

La posible deuda tributaria de los Pujol


* Recargo al 20% por retraso de más de 12 meses. / ** Intereses al 5% anual desde el año siguiente al fin de plazo de declaración hasta la complementaria

Cálculos: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), si es que no se acogieron a la amnistía fiscal por estos fondos

Por el lado administrativo, la Ley General Tributaria considera que son unas regularizaciones voluntarias, por lo que Gestha alberga serias dudas sobre si la Agencia Estatal Tributaria puede imponer la sanción prevista para estos casos del 150% de la cuota evadida, pues si existe una exención penal, difícilmente puede prosperar unas sanciones tributarias y, de imponerse, los abogados de la familia Pujol Ferrusola las recurrían ante los tribunales de lo contencioso, que son los que finalmente acabarían decidiendo.

Sin embargo, Gestha insiste en que estos supuestos se circunscriben al caso de que todo el dinero oculto se ciña a esos 4,8 millones de la herencia a los que ha aludido explícitamente el ex president Pujol en el Parlament, o bien a fondos procedentes de actividades empresariales o profesionales siempre lícitas.

No obstante, si las investigaciones judiciales detectan otras cuentas en el extranjero y otras operaciones de la familia –un asunto sobre el que el ex president ha pasado de puntillas–, podrían haberse cometido varios delitos fiscales, un escenario que ya contempló el ministro Cristóbal Montoro el pasado 2 de septiembre en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda del Congreso.

Un proceso “muy largo”

En segundo lugar, los Técnicos de Hacienda advierten que si los fondos ocultados tuvieran un origen delictivo, no derivado de actividades económicas lícitas, no se cometería delito fiscal ya que al demostrarse esa procedencia no tributarían en el IRPF.

En este caso, durante las investigaciones policiales y judiciales podrían aflorar posibles hechos delictivos, aunque para averiguarlos en un plazo razonable sería necesario recabar la colaboración de las autoridades de Andorra, Suiza y Luxemburgo, así como vencer la limitación impuesta por la justicia andorrana a la cesión de los datos bancarios de Jordi Pujol Ferrusola, exclusivamente para esclarecer el posible delito de blanqueo de capitales del que está imputado hijo mayor del expresidente catalán, que pueda estar asociado a otros delitos distinto de la evasión tributaria.

La “miopía” de la AEAT

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda denuncian que este es un ejemplo más de la “miopía continuada” de la Agencia Estatal Tributaria que no ha sido capaz de detectar la acumulación de patrimonio y los fraudes fiscales que durante décadas han podido realizar la familia Pujol Ferrusola, cuando la información de movimiento de divisas está incluida en las bases de datos de la AEAT.

Por este motivo, Gestha pide al Director de la Agencia Tributaria que explique cómo no se detectaron los 32 millones de divisas que Jordi Pujol Ferrusola movió hacia o desde trece países entre 2004 y 2012, y si se detectaron qué actuaciones se realizaron y los motivos por los que no se inició una investigación tributaria.

“La opacidad de los paraísos fiscales permite mantener ocultas enormes fortunas"

En este sentido, el presidente de Gestha, Carlos Cruzado, señala que “la opacidad de los paraísos fiscales permite mantener ocultas enormes fortunas. En concreto, los capitales aflorados con la amnistía fiscal procedentes de 2009 a 2011, solo representaron el 3% de la evasión fiscal estimada en ese trienio, lo que significa que el 97% de los importes evadidos se consideran indemnes al control fiscal”.

Cruzado señala además que “los trabajadores, pensionistas, autónomos y pequeñas empresas no evaden su dinero en paraísos fiscales; sin embargo, la AEAT concentra siempre la investigación en estos colectivos, los más fáciles de controlar, a los que dedica al 80% de los efectivos”.

Por tanto, los Técnicos de Hacienda espera que tras las contundentes manifestaciones que realizó Montoro sobre la evasión de Pujol el Ministerio de Hacienda actúe para que nada ni nadie quede impune, y el Gobierno vaya hasta el final en la lucha contra el fraude sea quien sea, al margen de su poder mediático y político.

Finalmente, Gestha reclama al titular de la cartera de Hacienda que cambie las normas internas que limitan a los técnicos la posibilidad de investigar y perseguir los delitos fiscales, el fraude más complejo y la evasión fiscal de las grandes fortunas como la de la familia Pujol.

El origen de los fondos evadidos determinará si el fraude de los Pujol es delito
Comentarios