domingo 28/11/21
LA OPERACIÓN ACABARÁ A PRINCIPIOS DE 2012

La absorción del Banco Pastor por el Popular “no supondrá traumas”

Las involucradas aseguran que su fusión no es defensiva, sino una operación ideada "con la cabeza", que permitirá aprovechar las oportunidades que surjan de la crisis. Los sindicatos dan por hecho que la absorción conllevará un recorte de plantilla, pero dicen que la intención de "todas las partes" es que los cambios se efectúen de forma negociada.

Es un proceso civilizado que no supondrá traumas

Banco Popular prevé obtener sinergias por un total de 800 millones de euros tras la adquisición de Banco Pastor, a razón de unos 147 millones de euros anuales, según informó el presidente del Banco Popular, Ángel Ron.

Ron indicó que la intención del banco es obtener dichas sinergias "de forma gradual y amistosa", porque hay potencial para obtenerlas por vías naturales y atender a las duplicidades en oficinas administrativas y de costes de transformación "sin generar conflictos ni traumas de ningún tipo".

El presidente del Popular afirmó que ambas entidades están en periodo de estudio de solapamientos y redundancias, e incidió en que las bajas que se produzcan serán por vías naturales y prejubilaciones. "Es un proceso civilizado que no supondrá traumas", incidió.

En cuanto a las sucursales redundantes, Ron consideró que es "altamente probable" que las oficinas sobrantes se incorporen a Crédit Mutuel en virtud de su acuerdo con Popular.

El presidente del Banco Popular ha precisado que la entidad valora cada acción de Pastor en 3,97 euros y la entidad en 1.347 millones de euros. "Estamos pagando el precio justo", afirmó.

En la presentación de la Oferta de Adquisición de Acciones (OPA) sobre la totalidad del capital del Pastor, Ron incidió en que se trata de un acercamiento amistoso que permitirá multiplicar el valor para los accionistas y clientes de ambas entidades. El precio ofrecido por el Popular supone una prima del 31% sobre el valor de cotización actual del Pastor.

No me siento cola de león, me siento león entero y formo parte de un nuevo león que va a pegar muchos bocados

Por su parte, el presidente del Banco Pastor y futuro vicepresidente del Banco Popular, José María Arias, aseguró que la fusión de la entidad gallega con el Banco Popular "surge de la oportunidad y no de la necesidad", al tiempo que ha incidido en que es una operación hecha "con la cabeza y no con el corazón".

En rueda de prensa, Arias ha dicho que "siempre" ha tratado de buscar "lo mejor para la institución", por lo que rechazó las críticas de algunos sectores en Galicia que piensan que con la unión del Pastor y el Popular se pierde una entidad gallega."Galicia no está perdiendo una entidad, está ganando una posición importante en el quinto grupo español", ha señalado Arias, quien ha advertido de que "cualquier operación que se haga con el corazón está abocada al fracaso y algún ejemplo tenemos ya".

"No me siento cola de león, me siento león entero y formo parte de un nuevo león que va a pegar muchos bocados" porque el objetivo de la entidad es ganar cuota de mercado de forma acelerada.

La entidad fruto de la unión del Banco Pastor y el Popular contará con casi un millón de clientes en Galicia, 378 sucursales y unos 2.975 empleados.

Los sindicatos esperan que la reestructuración se haga de forma negociada

Los sindicatos con representación en Banco Pastor dan por hecho que la absorción por parte del Popular provocará un recorte de plantilla, pero han indicado que la intención trasladada "por todas las partes" es que se acometa de forma negociada y con medidas "no traumáticas", como pueden ser las prejubilaciones.

Sin embargo, los responsables de la entidad han dicho no poder contestar todavía a las preguntas de los sindicatos acerca de los efectos de la operación sobre el empleo. "Nos dijeron que no pueden contestar, de momento, nada al respecto y que desde la dirección del Pastor van a pelear por que se mantengan los puestos de trabajo, pero tampoco se les escapa que en esta fusión puede haber pérdida de empleos", ha señalado la secretaria de la sección sindical de la CIG en Banco Pastor, Gladis Afonso, quien ha destacado su "preocupación" en especial por los servicios centrales.

"Si el banco que absorbe, que es el Popular, tiene ya unos servicios centrales en Madrid, sería raro que mantenga la estructura del Pastor tal y como está en A Coruña", ha avisado la representante de la CIG, con la que ha coincidido la responsable de CCOO en el Pastor, Irene Murillo, que ha indicado que la preocupación es mayor en donde "hay más masa humana".

"Estamos muy preocupados y a la expectativa", ha dicho Murillo, quien ha explicado que el mensaje por parte de los dos bancos es de "tranquilidad", pues la voluntad de las entidades es "que no haya medidas traumáticas". Los equipos de ambas entidades comenzarán la semana que viene el análisis pormenorizado de la estructura de Pastor y Popular, que determinará más adelante cómo se resuelven los solapamientos de oficinas y, por tanto, los cierres y el ajuste de plantilla.

Por su parte, el secretario de Banca de FES-UGT y representante en el Pastor, Javier Castro Rodríguez, ha puntualizado que esta formación no considera "necesario" el recorte de plantilla, pero se ha remitido a otros procesos y a las directrices del Banco de España, que "dice que sobra personal" en el sector.

El banco gallego, ha indicado Castro, "no entra en detalles" sobre los efectos de la operación en la plantilla y se remite, en respuesta a las preguntas de los sindicatos, a que "el proceso está abierto" y durará hasta el primer trimestre del año que viene. La prioridad ahora es cerrar los detalles de la unión, ha apuntado el sindicalista.

La absorción del Banco Pastor por el Popular “no supondrá traumas”
Comentarios