#TEMP
miércoles. 10.08.2022
PROPUESTA FISCAL

IU propone la creación de un ‘superIVA’ que grave la compra de artículos de lujo

La coalición pretende que los bonos de los directivos financieros tributen al 50 por ciento mientras dure la crisis. 

El coordinador de IU, Cayo Lara (dcha.)
El coordinador de IU, Cayo Lara (dcha.)

Izquierda Unida (IU) ha presentado su propuesta de reforma fiscal donde destacan cambios en el Impuesto sobre la Renta (IRPF) –nuevos tramos para rentas altas-, en el sistema de cotización de los autónomos –límites al sistema de módulos-, y un ‘superIVA’ del 25 por ciento que gravaría la compra de artículos de lujo y otros gastos suntuarios.

La coalición que dirige Cayo Lara ha hecho públicas sus propuestas para una reforma fiscal, que pretende en primer lugar igualar la tributación de las rentas del trabajo y del capital en el Impuesto sobre la Renta (IRPF), lo que supondría la desaparición de las dos bases base liquidables actuales y acumular todos los rendimientos en una única tarifa progresiva.

La reforma de IU plantea además dos nuevos tramos en el IRPF. Un primer tramo para las rentas entre 60.000 euros y 120.000 euros, con un tipo marginal del 45 por ciento, frente al 43 actual. Y otro tramo para cuotas liquidas superiores a 120.000 euros anuales, que tributaría al 50 por ciento. De llevarse a cabo, estos cambios afectarán al 4 por ciento de los contribuyentes, según ha estimado la coalición.

IU pide además que se suprima el Régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español. También demanda que quienes hoy cobran de varios pagadores puedan beneficiarse de exención de declarar.

Reforma del Impuesto de Sociedades

IU propone aumentar el tipo sobre los beneficios de las entidades en 5 puntos a aquellas sociedades que tengan una base imponible superior a 30 millones de euros. También quiere revisar y simplificar las exenciones y bonificaciones del impuesto para elevar el tipo efectivo medio. Así como limitar los salarios máximos en el sector privado, de tal modo que las empresas no puedan deducirse en el pago anual del Impuesto de Sociedades las retribuciones que excedan de 90.000 euros anuales.

Super IVA para productos de lujo

IU propone además crear un IVA especial del 25 por ciento para bienes de consumo de lujo y gastos suntuarios. Provisionalmente, y dada la necesidad de la aprobación de esta medida por parte de las autoridades europeas, IU plantea la creación de un Impuesto Especial sobre Bienes y Servicios Suntuarios del 7 por ciento.

La coalición, que recuerda que hay otros dos países en la UE con 4 tipos de IVA, propone además ampliar el IVA ‘superreducido’ del 4 por ciento, que ahora se aplica a productos como el pan, a otros alimentos, como las harinas, las carnes y los pescados frescos. Y también a otros productos como las compresas y los pañales, tanto infantiles como los destinados a la tercera edad.

Impuesto sobre los bonos en la banca

IU plantea demás la implantación de una imposición temporal extraordinaria del 50 por ciento sobre los bonos, primas y cualquier otra retribución extrasalarial de los directivos de instituciones financieras “mientras se prolongue la crisis económica”.

Además, plantea limitar el sistema de módulos a los 3 primeros años de la actividad de los autónomos, pasando a continuación al método de estimación directa, y excluir desde el inicio de la actividad de los sujetos pasivos que facturen más del 20 por ciento de sus ingresos con el mismo cliente y de quienes emitan cualquier factura por importe superior a 1.500 euros.

La coalición demanda intervenir en el proceso de tramitación de la anunciada nueva Directiva Europea sobre el Impuesto de Transacciones Financieras para anticipar su entrada en vigor al 1 de enero de 2013 y para que el tipo mínimo del impuesto sea del 0,05%.

Por otro lado, IU pide que se restaure el Impuesto de Patrimonio en los términos y tipos vigentes hasta 2007, hasta la aprobación de un Impuesto Solidario sobre las Grandes Fortunas que le sustituya.

Por otro lado plantea eliminar los billetes de 500 euros, a tal y como se acordó en 2009 en la Asamblea Nacional Francesa en septiembre de 2009 y reducir a 1.000 euros las cantidades que se pueden pagar en efectivo sin comunicación a la administración tributaria de los datos del pagador a partir de 1 de enero de 2012.

Por otro lado, IU demanda la presentación en el plazo máximo de un año de un Proyecto de Ley sobre financiación de las Haciendas Locales en la que se tengan en cuenta criterios medioambientales.

En fiscalidad verde, IU plantea eliminar la exención sobre hidrocarburos para los vuelos domésticos peninsulares, hacer converger la tributación por gasóleos y gasolinas, aplicar deducciones en el impuesto de sociedades para ahorro de energía, agua y movilidad de los trabajadores, la deducción en el IRPF de los abonos de transporte público, un impuesto sobre bolsas de plástico, vertido e incineración de residuos, un impuesto sobre cambios de uso del suelo y un impuesto sobre sustancias de elevado nivel de riesgo para la salud o para el medioambiente.

IU propone la creación de un ‘superIVA’ que grave la compra de artículos de lujo
Comentarios