#TEMP
miércoles. 10.08.2022
LA INDUSTRIA TAMBIÉN ESTUDIA PAROS

El bloqueo de la patronal amenaza con llevar a la huelga a los cines

Los empresarios pretenden que los trabajadores de las salas cinematográficas trabajen más y pierdan poder adquisitivo, según UGT. 

El bloqueo de la negociación colectiva podría traducirse en huelgas en el sector de la exhibición de cine de Madrid. La negativa de los empresarios a negociar un convenio colectivo para las salas de cine amenaza con generar un conflicto que podría extenderse a otros sectores y territorios. “Prácticamente solo se está hablando de congelación salarial”, afirman desde los sindicatos, que denuncian la actitud de los patrones, a la espera estos últimos de un posible triunfo del PP el próximo 20 de noviembre, que les franquee la puerta a una mejor negociación.

La amenaza de huelga se cierne sobre los cines madrileños. Taquilleros, acomodadores, operadores de cabina se concentrarán este martes en Madrid en protesta por el bloqueo que mantiene en su opinión la patronal a la firma de un nuevo convenio.

Las protestas del personal de los cines madrileños son una muestra del “bloqueo” de la negociación colectiva que vienen denunciando los representantes sindicales de todos los sectores. Según sus estimaciones, en agosto solo se han firmado 2.000 convenios, entre nuevos y revisados, cuando un año normal se cierran en torno a 6.000.

“La patronal está haciendo tiempo a ver si llega el 20N y gana el PP”, afirma Roberto Tornamira, de UGT. En su opinión, una victoria ‘popular’ podría “regalar una ley de negociación colectiva impuesta por el Consejo de Ministros” que les depare mejores condiciones a la hora de negociar. 

Posibles paros en la Industria

Más de la mitad de los convenios del automóvil y la siderurgia permanecen “bloqueados”, según afirma Vicens Rocosa, responsable de política sindical del sector del Metal de CCOO. En estos subsectores, la mayoría de los convenios son de ámbito provincial. Así, faltan por firmar tres convenios en Andalucía, dos en Aragón y uno en cada una de las siguientes comunidades: Castilla-La Mancha, Castilla-León, Euskadi, Murcia y Baleares. En Asturias, donde falta otro convenio por firmar, esta circunstancia provocó ya una huelga en 2009 en el sector del metal.

Los empresarios pretextan la mala situación económica para negarse a firmar nuevos convenios, según afirma el representante de CCOO. “A principios de año decían que había que esperar a que se firmara la reforma de la negociación colectiva. Ahora se escudan en la mala situación económica”, añade.

Cuatro convenios estatales pendientes en Servicios

En el sector de servicios, hasta 550.000 trabajadores se hallan afectados por el frenazo a la negociación colectiva que ha impuesto la patronal, según sostienen los sindicatos. El “bloqueo” afecta a los convenios de bancos y cajas de ahorros, que vencieron el 31 de diciembre; al sector de telemarketing y ‘contact center’, donde llevan 22 meses esperando la renovación; al sector de los trabajadores de planificación, consultoría y contable, vencido desde 2010; además del ya mencionado de exhibición de cine.

 “Hay una consigna muy clara y es que los trabajadores pierdan poder adquisitivo”, asegura Roberto Tornamira, responsable de la federación de servicios de UGT en Madrid. “Los empresarios parten de un cero por ciento” a la hora de negociar la evolución de los salarios, añade. “Prácticamente solo se está hablando de salarios”.

En el sector de cajas de ahorros, la patronal ha ofrecido subidas de un cero por ciento durantes dos años. En los bancos, su oferta se limita al 0% por dos años junto a subidas ligadas a los beneficios de las entidades para los siguientes dos años.

Precarización del empleo

Según denuncia Cristina Alonso, representante de los trabajadores de salas de cine de UGT, los empresarios están intentando endurecer las condiciones de trabajo con la excusa de la crisis. Aumenta la carga de trabajo y se amplía el catálogo de funciones que los trabajadores deben desempeñar. A las taquilleras se las obliga a vender palomitas. Además se quiere reducir el número de operadores de cabina. “Todo por abaratar costes, aunque suponga precarizar más los empleos”, añade.

Los salarios también se encuentran detrás de la negativa patronal a agilizar la negociación. Los patronos se han negado recientemente a cumplir el acuerdo salarial firmado hasta 2012. Por su parte, los sindicatos han ofrecido ampliar este escenario de moderación salarial, a cambio de que los empresarios reinviertan parte de sus beneficios en fortalecer las empresas.

Sin embargo, en la cuestión salarial existen grandes diferencias en función del sector y el territorio. Así, en el sector de salas de cine, mientras en Barcelona se ha firmado recientemente un acuerdo con subidas salariales del IPC más un 0,2 por ciento, en Madrid los empresarios ofrecen subidas inferiores al IPC por espacio de cuatro años, lo que supondría “una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores”, concluye UGT, que ha convocado una concentración este martes 4 de octubre, a las 11:30, frente a los cines de Callao de Madrid, tras la ruptura de las negociaciones que tuvo lugar en junio.

El bloqueo de la patronal amenaza con llevar a la huelga a los cines
Comentarios