martes 19.11.2019
DEJARÁ DE SUMINISTRAR MEDICINAS A GRECIA

Exigen a la UE que suspenda la ley de patentes ante las amenazas de Roche

Defensores de la sanidad pública recuerdan que la multinacional cerró un negocio redondo con la venta masiva de Tamiflu tras una alarma “infundada” de epidemia por gripe A (H1N1).

Un operario controla tabletas del antiviral Tamiflu, de Roche
Un operario controla tabletas del antiviral Tamiflu, de Roche

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) y la International Association of Health Policy exigieron este lunes a la Unión Europea (UE) que levante de forma “temporal” la ley de patentes en respuesta al órdago lanzado por Roche, la multinacional farmacéutica suiza, que ha anunciado su intención de cortar el suministro de medicamentos a Grecia, sin descartar la misma medida para España.

Tras inundar el mundo de Tamiflu, el antiviral creado para combatir la gripe A (H1N1), la multinacional farmacéutica Roche amenazó este domingo con dejar de suministrar medicamentos a algunos hospitales griegos y españoles. Por su parte, la empresa, que negocia con las comunidades autónomas una solución a los impagos, ha informado este lunes de que en el caso español las demoras superan los 700 días en algunas comunidades autónomas.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) y la International Association of Health Policy exigieron este lunes a la farmacéutica que “garantice el suministro de los medicamentos indispensables a Grecia y los estados miembros” de la Unión Europea (UE), en respuesta a la amenaza vertida por Roche, que  anunció este fin de semana en The Wall Street Journal su intención de dejar de suministrar medicinas a Grecia debido a los prolongados impagos, superiores a dos años años en algunos hospitales helenos.

El presidente de Roche anunció que es posible que tengan que adoptar medidas similares en España, mientras que algunos hospitales financiados por el Estado en Portugal e Italia también acumulan un importante retraso en los pagos. 

Ante la amenaza, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica y la International Association of Health Policy han señalado que la prestación farmacéutica es “un derecho básico” para asegurar la protección de la salud de los ciudadanos y han exigido que el suministro debe ser garantizado “por encima de los intereses comerciales de las multinacionales”.

“La multinacional Roche, como la mayoría de las empresas farmacéuticas tienen unos beneficios impresionantes”, señalaron. Además, sostienen que los laboratorios pueden asumir una disminución ingresos “de manera temporal” e incluso “definitiva” sin que se ponga en riesgo su viabilidad empresarial.

“Roche acaba de hacer un negocio fabuloso con el antiviral Tamiflu”, añadieron en referencia a la alarma de la pandemia de la gripe A (H1N1), que tildaron de “infundada”. En este sentido recordaron además que Roche vendió “masivamente” el fármaco contra esta gripe “a casi todos los países del mundo, incluyendo Grecia”.

En 2009, la multinacional admitió que la expansión mundial de la pandemia del virus de la gripe A (H1N1) provocó una demanda excepcionalmente fuerte de 'Tamiflu' en el segundo y tercer trimestre, según explicó la empresa, que cifró entonces en 1.324 millones de euros las ventas del antiviral, lo que supone un crecimiento del 362 por ciento respecto al mismo periodo de 2008. 

 “La Unión Europea debe de exigir a Roche que garantice el suministro de medicamentos”. En caso contrario, los defensores de la sanidad apelaron a fuentes de suministro “alternativas” por motivos de “salud pública” y recomendaron incluso recurrir a un levantamiento “temporal” de la protección que ofrece la ley sobre patentes.

Roche negocia con las comunidades autónomas

Por su parte, la compañía matizó este lunes que su objetivo principal es encontrar una solución "urgente" a la situación de impagos que presentan algunas comunidades autónomas. Así, afirmó que trabaja con las autoridades sanitarias "con el fin de garantizar los empleos y la continuidad de su actividad sanitaria en España".

Roche destaca además que, en el caso de España existen hospitales, concretamente de Castilla y León que tienen retrasos en el pago de hasta 900 días. El problema es, añade, que "las operaciones de Roche Farma se centran principalmente en el canal hospitalario", por lo que es especialmente vulnerable a la morosidad de los hospitales, "cuyo impacto en la compañía es más grave y más rápido que para otros laboratorios farmacéuticos".

Así, el periodo medio de pago de comunidades autónomas como Castilla y León o Cantabria supera los 700 días; y les siguen de cerca Andalucía, Valencia y Castilla-La Mancha que tienen un periodo medio de pago superior a los 600 días.

Exigen a la UE que suspenda la ley de patentes ante las amenazas de Roche
Comentarios