#TEMP
sábado. 13.08.2022
COINCIDIERON EN QUE LA UNIÓN EUROPEA PELIGRA

Europa muestra una vez más sus divisiones en Polonia

Las autoridades económicas de la Eurozona coincidieron en Polonia en que la Unión Europea (UE) peligra, pero aún siguen sin ponerse de acuerdo en las soluciones para salvarla, mientras el tiempo para Grecia se agota.

Una y otra vez los líderes de la economía europea advirtieron en la ciudad polaca de Breslavia de que la UE está al borde del abismo y sobre la necesidad urgente de actuar, priorizando ante todo el rescate a Grecia.

"Hay que entender el peligro que corremos: si la eurozona se quiebra, es difícil imaginar que la UE no se quiebre también", alertó Jacek Rostowski, el ministro de Economía de Polonia, país que ostenta la presidencia temporal de la Unión Europea.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, invitado de forma inédita a la cita, urgió a sus homólogos europeos a "trabajar de forma conjunta (...) con el fin de evitar riesgos catastróficos para los mercados financieros y evitar los 'defaults' en cascada".

Sin embargo, "mientras que todos están de acuerdo en que la Eurozona está en crisis, nadie se pone de acuerdo sobre cómo salvarla", dijo a la AFP Janis Emmanouilidis, del Centro de Política Europeo (EPC).

Ahora todas las expectativas están puestas en las reacciones de los mercados el lunes y en una semana cargada de reuniones para acelerar el rescate a Grecia y evitar que declare una suspensión de pagos.

El primer ministro griego, Giorgos Papandreu, aplazó una visita a Nueva York, donde preveía reunirse con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), "ya que la próxima semana es particularmente crucial" en la toma de decisiones europeas sobre la crisis griega.

Durante dos intensos días, los ministros debatieron más reformas del sector financiero y exhortaron a Grecia a seguir con sus medidas de austeridad para recibir la ayuda prometida, pero aportaron pocas soluciones a los asuntos que los afrontan.

Entre los debates se impuso un plan para gravar las transacciones financieras con una tasa "tan baja como sea posible", con el fin de frenar la especulación y los déficit públicos. Sin embargo, el propio ministro polaco admitió que "hay profundas divisiones sobre este tema".

Algunos países han expresado que para que la medida sea efectiva debe hacerse en todo el mundo, de lo contrario desplazará las transacciones hacia otros lugares.

Otros asuntos, como la petición de garantías de Finlandia a Grecia a cambio de ayuda, quedaron fuera de la agenda. "Desafortunadamente, no se llegó a una solución. No todavía", señaló a la AFP la ministra de Economía de Finlandia, Jutta Urpilainen.

Pero solucionar ese tema es clave si la Eurozona quiere avanzar, como lo ha expresado una y otra vez en la aprobación por los Parlamentos y Gobiernos de las medidas acordadas en una cumbre del 21 de julio.

Las autoridades europeas decidieron allí un segundo paquete de ayuda a Grecia por 160.000 millones de euros, en un plan que contempla una fuerte participación del sector privado y la flexibilización del fondo de rescate europeo. Hasta ahora, sólo lo han aprobado Francia, Bélgica y Luxemburgo.

"Los ritmos de las democracias son muy lentos", explicó la ministra de Economía española, Elena Salgado.

En Polonia, los ministros anunciaron además el aplazamiento a octubre de la entrega de los 8.000 millones de euros correspondientes al sexto tramo de un plan de ayuda aprobado en 2010. Y destacaron que lo harán en cuanto Atenas cumpla con las expectativas de una troika compuesta por la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI.

Los líderes europeos coincidieron en que necesitan aumentar urgentemente los capitales de los bancos europeos, que han adquirido sumas millonarias de deuda pública de Grecia, Portugal, Irlanda, España e Italia.

"Vemos una clara necesidad de recapitalización de los bancos", dijo el ministro sueco, Anders Borg.

Salgado precisó que si bien el BCE "nos ha recordado que tiene abiertas ventanas de liquidez de cuantía ilimitada", advirtió de que son "a corto plazo y en este sentido no es la situación óptima".

Y aún quedan más obstáculos por sortear. Esta semana, el Parlamento y el Consejo Europeo deben aprobar un acuerdo de principio al que llegaron los ministros en Polonia que permitirá imponer multas a los países con déficit excesivo de la Unión Monetaria.

Europa muestra una vez más sus divisiones en Polonia
Comentarios