<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 07.10.2022
MONTORO Y WERT CARGAN CONTRA LA “HERENCIA” SOCIALISTA

El Gobierno mantiene su ofensiva contra el PSOE para justificar sus recortes

El Ejecutivo del PP ha justificado los ajustes por los "espantosos números rojos" que ha dejado el anterior gobierno. De eso modo se pronunció el ministro de Educación después de que el titular de Hacienda lanzara la misma acusación en el debate de presupuestos. Rajoy por su parte, insiste en que la situación es “muy difícil”.

Montoro afirma que los PGE "pretenden dar respuesta a las consecuencias que ha dejado la herencia del anterior Gobierno"

El PP mantiene el mismo discurso catastrofista con el que llegó al Gobierno y sus críticas al PSOE al que culpa de la crisis por la que pasa España. Estos fueron los dos argumentos troncales del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados para explicar las cuentas públicas.

Aunque se esperaba una comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, éste solo se limitó a decir unas palabras a los medios apostados a las puertas del hemiciclo. Hasta tres veces el jefe del Ejecutivo repitió la “difícil” y “complicada” situación por la que pasa el país justificando así los recortes anunciados y reconociendo que no son medidas que gusten a la ciudadanía pero que el Gobierno se ha visto “obligado” a tomar. Unas medidas en las que Montoro no profundizó en su primera intervención en el Debate de Presupuestos.

El ministro justificó unas cuentas "austeras, difíciles y realistas" con el objetivo de reducir el déficit y recuperar la confianza en el país. Aseguró que los presupuestos son "excepcionales" porque responden a la "excepcional" situación de crisis que vive el país, y afirmó que abren la puerta a la resolución de los problemas que sufren los españoles. "Pretenden ser un instrumento eficaz de lucha contra la crisis", dijo.

A su parecer, son los Presupuestos "adecuados" para hacer frente a una recesión y parar reducir así el déficit público del 8,5%, ya que equilibrar las cuentas es una "absoluta prioridad" para desatascar la financiación del país. "No hay atajos", dijo, para quien el camino "tiene que ser recto" y hacerse "sin dudar" y sin prolongar los objetivos en el tiempo porque el saldo negativo de las cuentas "aplasta" al país como una "losa".

Montoro ha considerado el equilibrio una "condición sine qua non" para salir de la crisis y ha asegurado que a nadie le deben incomodar los objetivos pactados con la UE porque ni son imposibles ni reducirán el crecimiento, ya que el Gobierno no ha ido "al mogollón del Presupuesto", sino que ha sido "muy selectivo" con los ajustes y está garantizado el mantenimiento de los servicios públicos en el futuro.

Asimismo, ha indicado que las cuentas pretenden dar respuesta a las consecuencias que ha dejado la herencia del anterior Gobierno, que fue "un engaño más" del Partido Socialista, que ha perjudicado "mucho" la imagen de España frente a los socios europeos, los acreedores y los mercados en general.

Wert afirma que el Gobierno ha tenido que atravesar "líneas rojas"

En estos mismos términos se pronunció el ministro de Educación, José Ignacio Wert, que en el pleno del Senado dijo que el Gobierno ha tenido que atravesar "líneas rojas" debido a los "espantosos números rojos" que ha dejado el anterior ejecutivo socialista.

"Entiendo que estamos pidiendo a los profesores en todas las etapas de la enseñanza un sacrificio (...) que tenemos que atravesar lo que ustedes llaman líneas rojas, en este caso, pidiéndoles sacrificio (a los docentes) gracias a los espantosos números rojos que ustedes nos han dejado", aseguró.

El ministro se ha pronunciado así en respuesta a la senadora socialista María Jesús Sequera, quien ha defendido el sistema educativo español y ha criticado que las últimas medidas aprobadas por el Gobierno en esta materia "garantizan la desigualdad de oportunidades" y llevan a los docentes a un estado "denigrante".

Wert ha asegurado que si tan "excelente" es el sistema universitario español por qué ninguna universidad del país se encuentra entre las 150 mejores del mundo.

El Gobierno mantiene su ofensiva contra el PSOE para justificar sus recortes
Comentarios