viernes 17/9/21

Victoria por el Kun y la suerte

José Luis Egido | NT
Aleluya. Victoria fuera de casa salvando dos tiros al palo en los últimos minutos. ¡Vaya suerte! No estamos hablando del Real Madrid sino del Atleti a quien se le aparecieron los dioses en la Romareda.

nuevatribuna.es | 21.02.2011

Jugaban Zaragoza y Atleti en un difícil partido para ambos. Importante para los maños y clave para el Atleti porque si perdía corría el riesgo de caer en el pozo del abatimiento que le llevó a Segunda en el 2000. Salió bien el Atleti en el primer tiempo a pesar de jugar con uno menos. No, esta vez no hubo expulsión. Sencillamente es que Forlán no quiere jugar y el entrenador no se atreve a quitarlo. El año pasado era el héroe, pero este año no merece salir del banquillo. La falta de acierto ante el gol más Leo Franco y Gabi permitieron llegar al descanso sin goles.

En el segundo tiempo el que dominó fue el Zaragoza muy acertado en los cambios. Salió Bertolo y volvió loca a la defensa del Atleti que se iba abajo por momentos. No así el Kun quien en un contragolpe, cuando mejor jugaba el Zaragoza, él solito se fabricó una jugada a lo Romario para marcar el gol de la victoria rojiblanca que deja al Zaragoza el antepenúltimo. Quique le echó valor y sacó al canterazo Koke quien hizo un partidazo muy por encima de tantas mediocridades que ficha la secretaría técnica. Se le vieron maneras de gran jugador. Si tienen paciencia y le dan minutos lo veremos. En el once inicial había cuatro canteranos y se ganó el partido. Deberían seguir por ese camino.

El Madrid se entrena y el Barça sufre

Pensando en el Lyon y en la más que posible docilidad del Levante en el Bernabeu, Mourinho planteó un partido reservando a los pesos pesados del centro del campo. El Levante lo agradeció temiéndose una goleada a la que se apuntó enseguida Di María haciendo varios regates eléctricos, a lo Messi, para servirle en bandeja el primer gol a un animoso Benzema. Ahí se acabó el partido porque el Madrid se lo tomó como un entrenamiento al que se prestó gustoso el Levante a cambio de evitar la goleada. Entrenamiento al que ni siquiera se prestó Kaká quizás pensando que debería jugar en la misma liga que Forlán. En el minuto 40 va Carvalho y mete el segundo para dejar 50 minutos de aburrimiento a la hinchada. Eso era demasiado para CR7. A falta de juego para atraer a las cámaras se buscó un aliado en Ballesteros quien se prestó solícito para darle sus minutos de estrellato, discusión viene discusión va.

Así llegamos al domingo pendientes de una posible derrota del Barça ante los leones de Llorente. Villa no estaba de acuerdo y con la ayuda de Alves y el árbitro marcó en el minuto 3. Quien pensara que el asunto estaba solucionado, se equivocaba. Los buenos jugadores del Athletic y el buen fútbol que están haciendo este año los de Bilbao se encargaron de romper el sueño. Con un Messi en horas bajas tutearon al Barça hasta empatar tras un claro penalti. ¿He escrito en horas bajas? Me equivoqué. De pronto apareció La Pulga con sus regates eléctricos y sus caracoleos para ahuyentar los vientos de una supuesta crisis. Los vascos lo frenaron con un penalti pero el árbitro debió pensar que ya era demasiado protagonismo y no lo pitó. Los feligreses de la liga estábamos expectantes ante la perspectiva de que se redujera la distancia con el Madrid. Nada, Alves no quiso y dio el pase del segundo gol. ¿A quien va a ser? A Messi claro. Asunto concluido. Nueva victoria, se mantiene la diferencia de cinco puntos y ahora que se preocupen los madridistas del Lyon, pensarían los culés.

Escribía en las primeras crónicas de la liga el escándalo de las goleadas de Madrid y Barça y me preguntaba si toda la temporada sería así. Febrero y la Champions tienen la respuesta. Los madridistas solo meten dos goles en un entrenamiento y los culés se ven negros para ganarles a los leones.

Fuera del bipartidismo futbolístico hay que destacar la victoria del Racing ante el Getafe aupado por el “efecto Alí” y la sorprendente goleada de Osasuna ante un equipo revelación como el Español. Pero si son los mismos jugadores, estará pensando Camacho. Cosas del fútbol.

Quedan quince jornadas y la tabla se empieza a clarear. Valencia y Villarreal parecen asegurar la Champion. Y la línea del descenso empieza a situarse en el decimoprimer puesto del Mallorca con 31 puntos. A partir de ahí, peligro.

Para terminar hay que destacar la pequeña proeza de Aranzubía, portero del Deportivo, quien se permitió el lujo de marcar de cabeza en el último minuto para regalarle un punto a su equipo y entrar en la historia de la liga. En fin, lo dejo aquí. Señoras, señores, amen la vida, amen el fútbol.

Victoria por el Kun y la suerte
Comentarios