miércoles 27/10/21
EXPOSICIONES | ENTREVISTA CON LUIS CONDE MARTíN

Tarzán cumple cien años: una exposición imprescindible, en Vallecas Calle del Libro

El mítico personaje de Edgar Rice Borrougs que ha concitado la atención de varias generaciones tendrá un lugar privilegiado en el programa de actividades Vallecas Calle del Libro. En su anual celebración del libro y de la literatura, Tarzán será homenajeado en su centenerario con una exposición en la Biblioteca Pública de Vallecas. Nueva Tribuna ha hablado con Luis Conde Martín, el comisario de la muestra.

El  universal  mito  del  Rey  de  la  Selva,  un  arquetipo  literario  imaginado  por  el  escritor  estadounidense  Edgar  Rice  Burroughs,  surgió  hace  ya  más  de  cien  años.  Exactamente  se  empezó  a  publicar  en  el  mes  de  octubre  de  1912,  en  una  revista  popular  de  relatos  fantásticos  titulada  All-Story  Magazine,  que  firmaba  un  autor  desconocido  en  los  Estados  Unidos  y  por  supuesto  en  todo  el  mundo. Sin  embargo,  el  relato  despertó  el  interés  de  los  lectores,  que  empezaron  a  enviar  cartas  a  la  redacción  pidiendo  más  entregas.  ¡Había  nacido  un  autor  de  best-sellers!...Ya  no  pudo  dejarlo.

En  1914  un  grupo  editor  de  Chicago  lo  publicó  en  formato  de  novela  y  se  vendieron  más  de  un  millón  de  ejemplares.  Rice  Burroughs  se  hizo  famoso  y  millonario.  Llegó  a  publicar  hasta  24  novelas  sobre  el  fascinante  personaje  del  niño  huérfano  criado  por  una  gorila  y  además  se  diversificó  en  otras  series  con  héroes  en  Marte,  Venus,  el  centro  de  la  Tierra,  el  Lejano  Oeste  y  hasta  novelas  históricas  al estilo  de  Walter  Scott.  
Para  conmemorar  este  Primer  Centenario,  la  Biblioteca  Pública  de Vallecas  ha  organizado  varias  actuaciones  lúdicas  y  culturales  en  homenaje  del  personaje  y  su  creador.  Una  de  ellas  es  una  exposición  sobre  el  surgimiento  y  evolución  de  “Tarzán”  desde  una  revista  popular  de  relatos,  a  la novela,  el  cine,  los  cómics,  los  cromos,  la  televisión  y  los  juguetes. El  comisario  de  la  muestra,  el  periodista  y  escritor  Luis  Conde  Martín,  contesta  para Nueva Tribuna algunas  preguntas:
 

Nueva Tribuna: ¿Cómo  se  le  ocurrió  llevar a  la  Biblioteca  de  Vallecas  esta  exposición?

Luis Conde: En  realidad es  una  de  las  últimas  etapas  de  una  carrera  iniciada  hace  más  de  dos  años.  Yo  empecé  a  ofrecer  a  instituciones  públicas y privadas,  una  exposición  y  varias  actividades  de agitación  cultural, centradas  en  los  cien  años  de  Tarzán. Pero  hacer  algo  en  el  mundo  de  la  cultura,  es  hoy  muy  duro,  con  el  clima  de  crisis  y  la  reticencia  a  cualquier  propuesta.  Como  el  Tenorio,  he  subido  a  altas  instancias  y  he  bajado  a  casi  los  infiernos,  para  no  conseguir  más  que  vagas  promesas,  que  enseguida  se  desvanecían. Hasta  que  dí  con  responsables  de  la  Biblioteca  y  el  grupo  que  organiza  cada  año  “Vallecas-Calle  del Libro”,  que  acogieron  can  cariño  mi  propuesta  y  la  transmitieron  a  la  Dirección  General  de  Archivos  y  Bibliotecas  de la  Comunidad  de  Madrid,  que  finalmente  lo  aprobó.  Y  aquí  estamos,  felices  de  poder  festejar  al  Rey  de  la  Selva  en  sus  Primeros  Cien  años.

"El  personaje  llegó  a  Europa  muy  pronto  y  se  publicó  en  España  desde  1926  en  una  colección  muy  popular  de  la  editorial  barcelonesa  Gustavo  Gili"

NT: ¿En  qué  consiste  la  exposición?

LC:-Son  doce  grandes  paneles exponiendo  la  historia  del  personaje  y  su  autor, con  un  recorrido  por  las  revistas  de  relatos,  las  novelas,  el  cinematógrafo,  los  cómics  o  tebeos,  los  cromos,  la  televisión  y  la  juguetería  procedente  de  la  mercadotecnia,  eso  que  dicen  merchandising,  que  es  la  explotación  comercial  de  una  marca,  personaje  o  producto  cultural,  patrocinado.                          

Por  tanto,  los  que  visiten  la  exposición,  harán  un  recorrido  evocador  por  las  primeras  décadas  del  siglo  XX,  desde  antes  y  después  de  las  dos  guerras  mundiales,  acompañando  a  Tarzán  en  sus  andanzas  por  los  árboles  de África  y  por  muchas  ciudades  misteriosas,  a  través  de  los  relatos  literarios,  los  filmes  de  imagen  real  y  de  animación,  junto  a  las  historietas  y  los  cromos  populares.

NT: Qué  relación  tiene  el  personaje  con  España?

LC: Tarzán  es  un  mito  universal  porque  enseguida  se  tradujo  a  todos  los  idiomas  del  mundo,  haciendo  famoso  y  millonario  a  su  creador,  que  abandonó  Chicago  y  se  compró  un  rancho  al  norte  de  Los  Ángeles  que  llamó  “Tarzana”,  donde  vivía  y  escribía  sus  novelas  y  relatos  entre  1913  y  1940.

El  personaje  llegó  a  Europa  muy  pronto  y  se  publicó  en  España  desde  1926  en  una  colección  muy  popular  de  la  editorial  barcelonesa  Gustavo  Gili.   Luego  lo  publicarían  también  otras  firmas  y  desde  1918  la  gente  lo  vió  en  el  cine  y  desde  1930  en  los  cómics o tebeos.  Primero  en  la  revista  Pichi  y  luego  en  Aventurero  y  Leyendas  Infantiles. Las  tres  muy  populares  en  aquellos  años.

Después  de  la  guerra  civil  volvió  a  publicarse  en  unos  grandes  y  hermosos  cuadernillos  apaisados  al  modo  italiano,  que  difundió  con  gran  éxito  la  Editorial  Hispano Americana.  Por  tanto  en  España,  como  en  el  resto  de  Europa,  el hombre  mono  era  un  referente  de  la  cultura  popular  y  contaba  con  muchos  seguidores.

"Vivir  libre  en  la  fronda,  con  animales  obedientes  y  cooperantes, es  algo  que  atañe  a  nuestros  ancestros  y  con  raíces  telúricas.  ¿A  quién  no  le  gustaría  poder  vivir  de  ese  modo?" 

NT: No  es  sorprendente  y  algo  incompresible  el  éxito  de  un  héroe  blanco  en  el  África  negra?

LC: Bueno  en  los  años  de  la  primera  década  del  siglo  XX,  el  racismo  era  evidente  y  sin  embargo  poco  criticado.  Los  imperios  coloniales  europeos  de  Inglaterra,  Francia,  Alemania,  Bélgica, Italia  o  Portugal  en  el  continente  africano  no  eran  noticia  más  que  pos  sus  riquezas  y  la  explotación  de  sus  yacimientos. El  rey  de  Bélgica,  por  ejemplo,  tenía  al  Congo  como  una  finca  particular  y  sacó  de  allí  todo  lo  que  pudo.  Cuando  Joseph  Conrad  publicó en  1902  El corazón  de  las tinieblas  exponiendo  sutilmente  lo  que  allí  pasaba,  muchos  se  escandalizaron,  pero  otros  pensaban  que  eran  exageraciones. Tarzán  es  el  hijo  huérfano  de  un  matrimonio  inglés,  abandonado  en  la  selva  por  unos  marinos  amotinados,  que  los bajan  del  barco  en  que  navegan  hacia  su  destino  funcionarial  en  las  posesiones  inglesas  de  África. Criado  por  una  gorila,  será  un  gorila  blanco,  que  es  lo  que  significa  Tarzán  en  el  lenguaje  de  los  simios, conviviendo  en  la  manada.

Para  Rice  Burroughs,  que nunca  viajó  al  continente  negro,  África  era  un  lugar  exótico,   donde  imaginar  aventuras  fantásticas  sin  mucho  rigor  geográfico  o  histórico.  Los  nativos  negros,  en  las  novelas,   son  poco  más  que  comparsas. Tienen  más  relevancia  los  animales  salvajes  y  sobre  todo  los  restos  deantiguas  civilizaciones,  casi  siempre  de  origen  blanco.

NT: ¿Cuál,  entonces,  la  razón  del  éxito  popular  y  la  fascinación  de  un  personaje  así?              

LC: Tarzán  asume  le  atractivo  del buen  salvaje  que  definieron  Juan  Jacobo  Rousseau  y  sobre  todo Rudyard  Kiplig  con  su  novela  El  libro  de  la  selva  de  1894,  en  la  que  narra  la  supervivencia de  un  niño  criado  entre  lobos,  a  los  que  termina  por  dominar. Vivir  libre  en  la  fronda,  con  animales  obedientes  y  cooperantes, es  algo  que  atañe  a  nuestros  ancestros  y  con  raíces  telúricas.  ¿A  quién  no  le  gustaría  poder  vivir  de  ese  modo?  Y  con  los  movimientos  en  defensa  de  la  naturaleza  acechada  por  la  civilización  industrial,  como  los  boy-scouts,  el  personaje  se  creció.

NT: ¿Cree  que  hoy  sigue  teniendo  atractivo  para  los  niños  y  jóvenes?

LC: Nosotros  pensamos  que  sí,  aunque  tenemos  que  reconocer  que  tras  el  paso  de  los  imperialismos  y  su  rastro  implacable  por  África,  quizás  hay  que  revisar  algunos  planteamientos  narrativos  y  sobre  todo  verlo  como  un  personaje  de  la  cultura  popular  de  hace  cien  años.    

Tarzán cumple cien años: una exposición imprescindible, en Vallecas Calle del Libro
Comentarios