lunes 01.06.2020
LOS SOPORTALES DE LAS ARTES Y EL COMERCIO

Una oportunidad para revitalizar el uso social y turístico de los soportales de la Plaza Mayor

Se hace patente la necesidad de crear un espacio cultural y económico urbano en los soportales de la plaza que representen una incentivación economica y social de dinamización turística y de focalidad cultural gastronómica y ciudadana.

 

La Plaza Mayor, como es bien sabido, tuvo importantes actividades de mercado desde sus orígenes, en 1617, heredando las actividades de mercado que caracterizaban a la antigua Plaza del Arrabal

La experiencia positiva de una primera celebración del Dia del Libro el 23 de Abril en la Plaza Mayor de Madrid, promovida como iniciativa piloto por uno de sus establecimientos de restauración (Casa María), hace patente la necesidad de crear un espacio cultural y económico urbano en los soportales de la plaza que representen una incentivación economica y social de dinamización turística y de focalidad cultural gastronómica y ciudadana y que revitalicen los usos de un espacio único del patrimonio cultural y urbano de Madrid. Ello es posible si se realiza un Plan de Usos y Actividades Culturales, Gastronómicas, Comerciales y Sociales coherente con esos objetivos y profundamente vinculados a la propia historia de la Plaza Mayor y de la ciudad de Madrid.

ANTECEDENTES HISTORICOS: LA PLAZA MAYOR COMO ESPACIO DE MERCADO

La Plaza Mayor, como es bien sabido, tuvo importantes actividades de mercado desde sus orígenes, en 1617, heredando las actividades de mercado que caracterizaban a la antigua Plaza del Arrabal.

Esas actividades, combinadas son eventos como corridas de toros, juegos de lanzas,  teatro, autos de fe, etc. perduraron prácticamente hasta mediados del XIX, con  el acondicionamiento de la plaza con parterres y arbolado, kioscos, áreas de paseo, etc. focalizadas por la estatua ecuestre de Felipe III. La actividad de mercado en la plaza ha sido estudiada por diversos investigadores. Entre los trabajos más recientes destacan los realizados por Interpretart y la UAM, centrados en el XVII y XVIII. Estas actividades se encontraban ordenadas por los Cinco Gremios Mayores de Madrid (joyeros, merceros, sederos, pañeros y lenceros), cuya sede se localizaba en un palacio de la cercana calle Bolsa 1, así como por los Gremios  Menores. Esta investigación localiza por ejemplo la localización de los puestos en la plaza, asícomo el uso de los locales en soportales. Los comercios más frecuentes eran figones, tabernas, carnicerías, confiterías y pastelerías, etc. Los puestos de venta no estables en el recinto se dedicaban sobre todo a venta de fruta, confites, vinos, cerveza, aguardiente, cererías, pan de diferentes tipos, etc.

LAS ACTIVIDADES ECONOMICAS, COMERCIALES ACTUALES, ESTABLES Y EFIMERAS, LOS FLUJOS TURISTICOS Y EL DESAPROVECHAMIENTO DE RECURSOS

En la actualidad las actividades comerciales estables de la Plaza se basan, como es sabido, en establecimientos de hostelería, junto a algunos de artículos turísticos, sombrerería, etc. La Casa de la Panadería actúa, como es conocido, como centro de información turística, pero sin el aprovechamiento de todas las potencialidades que posee el edificio, por sus dimensiones, sus valores históricos y su singular localización en el centro/centro. La desocupación durante años de la Casa de la Carnicería es otro sin sentido y su inical proyecto de uso como Hotel de máxima calidad devenido en una posible implantación de un establecimiento de tres estrellas es, directamente, una sinrazón y otra oportunidad perdida. La realización de eventos singulares en la plaza, como conciertos, ferias y otros tiene notable importancia en el uso ciudadano de la plaza, pero a efectos de nuestra argumentación no resulta relevante, por su carácter puntual, poco homogéneo temáticamnete y, en general disperso. Debemos tener también en consideración la feria navideña, por su duración y raigambre tradicional. No obstante su oferta es cada vez mas decreciente e inadecuada a las nuevas tendencias de consumo y comportamientos culturales. No hay proporción entre la enorme afluencia anual a ese mercado navideño y la oferta y actividades culturales que estan presente en el recinto en esas fechas.  Entre otras actividades puntuales destacamos también la incidencia positiva de la Feria del Sello con su mercado dominical estable. Unico vestigio vivo de lo que fue un foco de atarcción económica y social de primera magnitud en la antiguedad. En general se podría afirmar que la Plaza Mayor esta infrautilizada tanto social como económica y culturalmente hablando.

LAS LIMITACIONES DE LA OFERTA ACTUAL DE ACTIVIDADES  Y USOS Y LA  JUSTIFICACION DEL INTERES DE INCORPORACION DE NUEVAS ACTIVIDADES DE MERCADO Y CULTURALES

Son patentes, sin embargo, las limitaciones de la oferta comercial actual, que redunda sobre todo en la variación de los ritmos de uso según estaciones y según horario, con  perceptible disminución de actividad a partir del anochecer. Por todos estos motivos,  la instalación  de actividades culturales y económicas, con limitaciones temporales (fines de semana, o semanas especiales temáticas) y la reactivación de los soportales con una actividad económica permanente podría constituir una significativa contribución para la activación de la Plaza, conllevando asimismo repercusiones económicas positivas en cuanto a dinámicas empresariales y empleo.Ello debe hacerse con respeto a los usos vecinales y en perfecta armonía con ellos. Por tanto habría que actuar al unísono en dos ejes de intervención

1.- ORGANIZACIÓN Y DISEÑO DE LA ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA PERMANENTE A LOS LOCALES DE NEGOCIO ACTUALES

La reordenación más ordenada de los elementos complementarios a la gestión de los negocios actuales con la instalación efímera de los soportes comerciales y veladores de pequeño tamaño compatibles con el uso público y peatonal del espacio de los soportales y la zona enlosada perimetral a los pilares de granito y fachadas de la plaza constituiría un entramado de actividad que eliminaría por completo toda ocupación inadecuada del espacio como actualmente sucede. Es imprescindible un diseño homogéneo para todas esas actuaciones, a fin de evitar una dispersión en criterios en las  actuaciones particulares privadas que no se correspondan con la trascendencia e importancia histórico del conjunto urbano. Los proyectos de renovación hasta ahora realizados por los propios empresarios  a través de la Asociación de Hosteleros de la Plaza Mayor y su entorno dan la medida de los avances positivos alcanzados mediante la colaboración público-privada.

2.- ORGANIZACIÓN DE EVENTOS CULTURALES EN LOS SOPORTALES CON CRITERIOS DE TEMATIZACION DE CONTENIDOS. 

Como primera fase, estos eventos tendrían un carácter temático especializado,dirigiéndose sobre todo a la difusión de actividades  madrileñas, así como a la difusión cultural de valores de la ciudad. Entre esos temas deberían figurar:  Artes plásticas, Fotografía, Escultura, Diseño gráfico y perfomances audiovisuales. Libros, Grabados y perfomances literarias. Moda  y  Diseño industrial. Diseño y Arquitecturas efímeras. Artesanías cualificadas y mercados singulares. En cada evento temático sería interesante contar siempre con algunos puestos de artículos relacionados con el arte y la cultura, así como con la difusión de actividades culturales de la ciudad, como por ejemplo: Libros, Grabado y fotografía y la información de los Museos y otros centros culturales de Madrid entre otras muchas actividades.

Las dinámicas de cambios sociales de todo tipo que se dan en los usos y costumbres ciuadadanos y en la utilización armónica del espacio público por todos los agentes que en el intervienen, no deben estar ajenos a las decisiones `políticas y administrativas de las nuevas corporaciones surgidas del proceso electoral del 24 de Mayo de 2015. Y la celebración en 2017 de IV Centenario de la construcción de la Plaza es un buen marco para la reflexión y coordinacion de las iniciativas y propuestas publico-privadas que permitan un mejor uso de los espacios representativos de la ciudad, recuperando intensamente lo que siempre fueron: Foros públicos en los que se generaba riqueza social, cultura y empleo. Nada mas representativo de todo eso que la Plaza Mayor de Madrid 

Una oportunidad para revitalizar el uso social y turístico de los soportales de la...
Comentarios