lunes 21.10.2019
exposiciones | cultura

¡Pasen y vean!, Barriga Verde llega a la ciudad

¡Pasen y vean!, Barriga Verde llega a la ciudad

Para su información, Barriga Verde anda escondido en los sótanos del Museo de Etnografía de Castilla y León en Zamora. Allí, bajo la plaza del glorioso Viriato anda escondido este héroe subversivo y rebelde entre recuerdos infantiles de tiempos que ya no son. Y antes de antes, iba recorriendo las fiestas gallegas y zamoranas. Y antes de antes de antes, dicen que era de origen extremeño, de padres franceses y estirpe napolitana. Nunca se le dieron muy bien las fronteras, aunque dicen que es uno de los vástagos de Pulcinella nacido de la mente de José Silvent (1809-1970), convirtiéndose en el Mr. Hyde de este gallego titiritero y trapecista.

José el de los Muñecos, como dicen que le llaman también, anda por Zamora. En este sótano andan instaladas las barracas de feria en las que se puede comprar una canasta o unos zapatos, saltar la rana o tentar a la ruleta de la suerte. Objetos utilizados una y otra vez alejados de la esterilidad del uso único e individual.

m5

Dicen que Barriga Verde nunca tuvo demasiada importancia. Ni la quiso, ni se la dieron. Solo pudo andar escondido en las barracas de feria y ser la nota discordante en una España vigilada muy de cerca. Bajo Zamora anda escondido el pequeño teatrillo “Melodías de España”, propiedad de la familia Silvent durante los largos y oscuros años de la posguerra y muchos más años oscuros del olvido que vinieron después. Barriga Verde tenía la inmunidad del bufón al que nadie daba importancia, escondiendo sus historias malhabladas e irreverentes en el sonido agudo y distorsionador de las lengüetas de las que era maestro. Soldados, curas, caciques, demonios que salían a escena a ser vencidos una y otra vez a golpes de cachiporra.

m3

Después llegó el cine y las gentes pensaron que ya no hacía falta seguir ganando esas pequeñas batallas. Barriga Verde y José Silvent cerraron la barraca. Los cachivaches y títeres fueron llenándose de polvo, silencio y olvido.

Muchos años después, miramos hacia atrás y echamos de menos esas armas que durante siglos nos hicieron falta para enfrentarnos a la realidad. Cachiporra y gaita. Alpargatas y canastos. Personajes que daban palos a diestro y siniestro, saliendo al balcón a enseñar el culo, o derribar a los soldados con una pelota de trapo.

m2

Ahora andan instalando de nuevo sus barracas bajo el Museo Etnográfico de Castilla y León, para comenzar de nuevo el camino, como siempre hicieron esos titiriteros sin importancia, dispuestos a reírse de los entuertos, mofarse del barquero que creía contar verdad, darle un cachiporrazo a cualquier autoridad o hacer chorizos con los demonios, que así tampoco dan miedo y matan el hambre.

La exposición ‘¡Pasen y vean!’ podrá verse en la Sala de Exposiciones Temporales del MECyL en Zamora hasta el 1 de Septiembre de 2019. Diseño de la Asociación Cultural Morreo o Demo. Puede encontrarse más información sobre Barriga Verde en barrigaverde.eu.

m1

¡Pasen y vean!, Barriga Verde llega a la ciudad