#TEMP
domingo. 26.06.2022

Desde la fundación de la República Independiente de Sol hace ya dos semanas las fachadas, marquesinas publicitarias y demás elementos de mobiliario urbano de la Puerta del Sol, se han convertido en improvisados muros de la disidencia poblados de carteles y pancartas con eslóganes y dibujos a veces mordaces, otras naif, pero casi siempre brillantes. Fruto tanto de la indignación como de la ilusión ante la perspectiva de un cambio, tan imaginativos como rudimentarios (hechos con cualquier material a mano en el momento) los carteles de Sol remiten al niño que apasionadamente, solo o en compañía de otros, descubre e interpreta el mundo ya sea creando y dibujando historias sobre papel, suelo o donde se tercie, o construyendo un hábitat a su medida con lo primero que encuentra mientras juega a ‘las casas’. De igual modo que los fundadores de la República Independiente de Sol han levantado su pequeña ciudad en una plaza pública con lonas y cartones en un claro intento de crear nuevos sentidos, nuevos sueños. Otro mundo.


Niño en el interior del campamento de Sol

La República Independiente de Sol tiene algo de infantil, en la mejor acepción del término. Por su ilusión, fuerza y necesidad de interpretar (o reinterpretar) el mundo existente. Por la absoluta dedicación de sus habitantes a esa tarea re interpretativa y dotadora de nuevos sentidos como si ninguna otra cosa más existiese. Por la condescendencia (cuando no escepticismo o agria mofa) con la que algunos reciben dicho empuje y dedicación. Y no es de extrañar. El niño es un ser por naturaleza incomprendido. Un gran personaje, por tanto. Pienso en algunos niños incomprendidos del celuloide y el que me viene a la cabeza con más fuerza es el pequeño Edmund de Alemania: año cero (1948) de Roberto Rossellini.


Edmund en el Berlín derruido de "Alemania: año cero"

En la película, uno de los máximos y más crudos exponentes del neorrealismo italiano, Edmund, un niño alemán de doce años, vaga por el Berlín destruido tras las guerra en busca de algo de comer para su familia. Su padre, inválido, es incapaz de trabajar, mientras que de sus dos hermanos uno es un ex soldado nazi prófugo y la otra contribuye como puede a la economía familiar mediante el contrabando de cigarrillos. A lo largo de su deambular desesperado por las ruinas de la ciudad reencuentra a un antiguo profesor de la escuela cuyo discurso hitleriano sobre la ‘ley del más fuerte’ es malinterpretado por Edmund llevándole a concebir un plan inhumano: matar a su padre para tener así una boca menos que alimentar. Una vez cometido el crimen Edmund, desvalido y atormentado por su espantosa acción, termina quitándose la vida precipitándose al vacío desde lo alto de un edificio. Tras el horror, solo hay espacio para un nuevo comienzo. La muerte de Edmund marca así el inicio de una nueva era en el país derrotado. Alemania. Año cero.


Edmund en "Alemania: año cero"

Ante una sociedad y una economía en crisis la juventud lucha por encontrar su sitio y que se la reconozca y valore a través de reformas políticas no sólo en su beneficio sino en el de todos: La República Independiente de Sol supone un paso adelante. Sus ideólogos, habitantes o meros simpatizantes podrían optar como Edmund por vagar por un país en ruinas, emprender acciones violentas (de eso ya se encargan determinadas fuerzas policiales) o cometer un suicidio pasivo cruzándose de brazos a esperar a que la marea cambie. Por el contrario, optan por la creación de un nuevo aunque pequeño mundo donde, al igual que en el Berlín de posguerra también hay contrabando aunque no de cigarrillos, sino de ideas. Hoy, domingo 29 de mayo de 2011 la República Independiente de Sol decide si mantener su sede en la Puerta del Sol o si, una vez plantada la semilla, echar el vuelo a tiempo y, cual castillo ambulante de Miyazaki, observar desde las alturas cómo crece el fruto y el movimiento del 15-M se perpetúa a lo largo del país y del continente. De momento la mecha ha prendido a juzgar por las asambleas vecinales convocadas el sábado en plazas de todos los barrios madrileños. ¿Qué recorrido tendrá? ¿Será Sol el punto de partida de una nueva etapa? Preparados, listos, ya. Europa: Km 0…


"El castillo ambulante" de Miyazaki

Facebook | Blog

Europa: Km cero
Comentarios