viernes 18/9/20
LAS BUENAS ARTES | CONCHA RODRÍGUEZ GÓMEZ

Drácula y las bicicletas se pasean por Madrid

Teatro en Madrid con 'Drácula', que está llenando de terror, magia y misterio el Teatro Marquina. Dirigida por Jorge de Juan y Eduardo Bazo y protagonizada por Ramón Langa y Emilio Gutiérrez Caba, es la oportunidad de disfrutar de la historia de terror que más apasiona hasta el 20 de abril.
Drácula y las bicicletas se pasean por Madrid y alrededores

DRÁCULA | Teatro Maquina, Madrid | Hasta el 20 de mayo.

Grandes actores como Bela Lugosi o Christopher Lee han asumido el reto cinematográfico de dar vida al personaje del conde Drácula, imprimiendo en el espectador una de las sensaciones más difíciles de generar: el miedo. En el teatro Marquina la presencia escénica y empaque de Ramón Langa envuelven al espectador de terror gracias a su interpretación del sanguinario personaje de Bram Stoker.

La puesta en escena, cuidadísima hasta el último detalle, los efectos especiales, la banda sonora y el elenco de actores logran enganchar al espectador desde el momento en el que se abre el telón. La psicosis y los nervios por lo que están viviendo los personajes que luchan por la destrucción del monstruo nos llevan a disfrutar sobremanera de una propuesta teatral que se sale de lo común en la cartelera actual madrileña.

Tecnología teatral de miedo. La aplicación de la tecnología también está en las artes escénicas, llegando a lograr imposibles antes sólo permitidos para el cine. La utilización de sonido Dolby 5.1 envuelven el patio de butacas en aullidos de lobos, portazos repentinos y angustiosos gritos que estremecen al espectador arrebatándolo de la realidad para hacerlo cómplice de la angustia y miedo que sienten los personajes.

Sorprendentes apariciones y desapariciones, murciélagos sobrevolando nuestras cabezas, miradas desencajadas y cambios de escena que nos trasladan del patio de butacas al mismísimo salón del doctor Van Helsing o las oscuras catacumbas de Drácula. Todo gracias al trabajo de maquinistas y creadores como el mago Yunke la escenógrafa Carmen Castañón o el diseño de sonido de Raúl Bustillo, para dejar al espectador boquiabiertos. (En la imagen, Martiño Rivas y María Ruiz).

Actores cómplices del terror. La complicidad de los actores con esta historia apasionante logra arrastrar al espectador para engancharlo y mantenerlo atrapado durante las cerca de dos horas que dura el espectáculo yendo más allá de los recursos escénicos gracias también a un reparto de lujo: Emilio Gutiérrez de Caba, que encarna a Abraham Van Helsing; además de Langa como Drácula, Martiño Rivas y María Ruiz logran la participación de los jóvenes Harker y Mina; César Sánchez recrea a un verdadero e impecable doctor Seward; Amparo Climent dibuja a la Sra. Wells como una mujer real llena de pasiones y miedos ocultos que junto a Marío Zorrilla en el papel de Renfield logran ser las más frágiles y suculentas armas de Drácula para lograr su cruel propósito.

Drácula es una propuesta que está concebida para disfrutar del teatro cumpliendo con una de las funciones más interesantes que tienen las artes escénicas: entretener. Y hasta el 20 de abril puede ser posible en el Teatro Marquina, en Madrid.

LAS BICICLETAS SON PARA EL VERANO | Casa de la Cultura de Torrelaguna, Madrid | Hasta el 22 de abril

… También en los alrededores de Madrid se puede ver buen teatro. También hasta el 22 de abril tenéis la oportunidad de disfrutar de un clásico contemporáneo de nuestro teatro español. 'Las bicicletas son para el verano', de Fernando Fernán Gómez. Cuya versión corre de la mano de la Xexil Body Milk para celebrar los 25 años de tablas de esta compañía liderada por Pedro G. De las Heras.

“Las Bicicletas…” de Fernán Gómez recrea un momento trascendental de nuestra historia más reciente, unos años complicados, para algunos aún presentes en su memoria, para otros en la de nuestros padres o abuelos y para todos en los libros, revistas, periódicos, cine, tv; y ahora para vosotros, los que vinimos después, en el escenario gracias a Fernán Gómez

La historia la conocemos. Estalla la Guerra Civil española, y con ella quedan suspendidos en el qué pasará miles de sueños, promesas, deseos, expectativas… Miles de vidas pendientes del final de un túnel que no llega nunca. Como esas bicicleta que espera ser regalada pero que nunca llega…

Una ida y venida de personajes que dan ritmo a una historia a veces pesada por su dureza, otras tan espontanea que resulta inverosímil. Una historia llena de delicadeza imprescindible en la escena hoy, porque es precisamente las renuncias que se planteas lo que hoy debemos sopesar.

Desde este próximo 14 de abril que se estrena en la Casa de la Cultura de Torrelaguna (Madrid) hasta el domingo 22 tenemos la oportunidad de disfrutar de una propuesta teatral clásica pero muy actual.

El cartel del anuncio de la obra está diseñado sobre un cuadro de Amparo Climent, cedido para “Las bicicletas son para el verano”.


Drácula y las bicicletas se pasean por Madrid
Comentarios