miércoles 08.04.2020
LITERATURAS

Cuando despertemos, el cambio climático seguirá ahí

Cuando despertemos, el cambio climático seguirá ahí

Cuentos e historias para niños y niñas que pueden ayudarnos también a los mayores a conocer por qué se produce y cómo nos afecta el cambio climático 

Cuando los dinosaurios se extinguieron, nacieron palmeras en el Polo Norte. ésta podría ser una versión desconocida del maravilloso cuento de Monterroso, pero es simplemente la prehistoria del cambio climático. El clima ha cambiado continuamente a lo largo de la vida de la tierra, pero ahora lo está haciendo tan rápidamente que no podemos encontrar ningún precedente. Entre la desaparición de los dinosaurios y la ola de calor que hizo crecer árboles tropicales en el Polo Norte, pasaron cinco millones de años. 

Ha llegado el momento de la pedagogía urgente para que todos comprendamos la gravedad de la situación. Es necesario permeabilizar y sensibilizar a todos los ámbitos de la sociedad, pues la concienciación global es básica para que podamos abordar este problema colectivamente para lograr una transformación social, política y económica que nos ayude a encontrar una solución. 

Es necesario comprender que el cambio climático es mucho más que plásticos flotando en los mares, coches contaminando las ciudades o bosques amazónicos ardiendo. Estamos hablando de un proceso de cambio global que afectará a todos los aspectos de la vida humana. Nunca nos lo contaron en el colegio, ni lo aprendimos en el instituto, así que necesitamos volver a la base para entenderlo. 

El cambio climático ya está llegando a las escuelas de una manera transversal y en los próximos años transformará todo el currículo educativo, pero también debe salir de ahí, volviendo a la sociedad para transformarla. Aprendamos en qué consiste el cambio climático aunque sólo sea para poder contarlo a los niños y niñas, dentro o fuera del colegio. Cuentos, dibujos, historias sencillas y didácticas que tratan de explicar qué es lo que está ocurriendo.

Olga es una niña que nacerá en unos años, en una Tierra que se ha convertido en un enorme basurero. Un mundo en el que el agua ha dejado de ser transparente y el aire siempre huele a podrido. Olga tiene una hermana pequeña que apenas puede respirar por culpa de la contaminación. Olga tiene un secreto para poder salvarla, para eso decide buscar al espíritu del bosque. Acompañada de la mano de su amigo Marcos y con El inventario de animales por salvar de Millie Marotta, inicia el camino, dejando granitos de arena por el camino mientras aprende qué necesitan cada uno de estos animales para sobrevivir. El secreto de Olga, nace de la mano de Patricia García-Rojo y María Corredera habla de amor por la naturaleza, de amistad y de gente que tiene ganas de hacer algo por mejorar la vida de sus semejantes. 

En Cambio Climático de Yayo Herrero y María González Reyes, ilustrado por Berta Páramo, encontraremos explicaciones muy claras, con datos muy contextualizados, sobre qué está ocurriendo con los bosques, el agua, los animales y las personas. Una manera visual y atractiva de comprender cómo hemos llegado hasta aquí y por qué no hemos actuado todavía. 

Finalizamos este pequeño paseo por las librerías, descubriendo Palmeras en el Polo Norte, de Marc ter Horst y Wendy Panders, una verdadera joya editorial que habla de contaminación, devastadores huracanes, de volcanes, de iceberg, mamuts o historia de la ciencia. Un libro que nos cuenta las vueltas que ha dado la Tierra, olas de calor, mares que se tiran pedos, liebres silbadoras. El clima ha cambiado constantemente, interviniendo cuestiones físicas, químicas, geográficas, geológicas o biológicas. 

Una evolución climática que está siendo demasiado rápida y demasiado peligrosa como para mirar para otro lado. Es el momento de preguntar, tal como hace Marc ter Horst, “El gran cambio del cambio climático ha empezado hace ya varios años. ¿Te apuntas?”.

Cuando despertemos, el cambio climático seguirá ahí