sábado 28/11/20
ENTREVISTA

Cuando Benjamin Lacombe sueña con los Yōkai

Entrevistamos al ilustrador francés Benjamin Lacombe que estos días ha visitado España para presentar su fascinante visión de “Historia de Fantasmas de Japón” (Edelvives, 2019) de Lafcadio Hearn. Una entrevista de José An. Montero e Irina Romero. 

Las mariposas no entienden de fronteras físicas ni mentales, sólo vuelan libres. Las ilustraciones de Benjamin Lacombe, tampoco. Capaz de cruzar con la imaginación los límites del tiempo y de las culturas, presenta “Historia de Fantasmas de Japón” de Lafcadio Hearn, cuentos tradicionales publicados por primera vez en inglés en 1898. 

Un trabajo que tiene la virtud de devolver la magia de lo recién descubierto a estas viejas historias de Yōkai. Espectros, apariciones, monstruos, demonios, duendes que recorren las páginas del nuevo libro de Lacombe como si fueran mariposas que acaban de salir de sus capullos del tiempo. Viejas historias que recuperan todo el poder de hipnotismo que tuvieron el primer día que fueron contadas. 


Este ilustrador francés se ha especializado en construir nuevos universos simbólicos para grandes clásicos como Los amantes mariposa, Cuentos macabros, Alicia en el País de las Maravillas, Madama Butterfly, Frida, Carmen o El mago de Oz. El texto sigue siendo el clásico, imprescindible e inmutable a lo largo del tiempo, pero que al ser acompañado de nuevas ilustraciones, de ediciones preciosistas y de juegos visuales cargados de belleza y simbolismo los reubica en la imaginación colectiva del siglo XXI. 

2Lacombe ha estado estos días presentando en España su particular visión de "Historias de fantasmas de Japón" de Lafcadio Hearn, editado por Edelvives. En este trabajo, Lacombe pone cara a espíritus malignos, devoradores de cadáveres, cabezas voladoras o apariciones nocturnas pertenecientes a la tradición japonesa. Una selección de once cuentos escritos por Hearn a finales del siglo XIX, que más de cien años después, que Benjamin Lacombe con sus ilustraciones es capaz de convertirlos también en nuestras pesadillas. 

Montero y Romero | En la portada de este libro de “Historia de Fantasmas de Japón”, unas misteriosas mariposas nacen del interior de una persona. 

Lacombe | Me interesa el simbolismo de las mariposas y sus múltiples significados. Por una parte la idea de la metamorfosis, la idea del cambio, y por otro la mariposa como símbolo de libertad. Una libertad que les otorga una vida que merece la pena ser vivida. Podemos imaginar también que estas mariposas son como las almas que se escapan. Otro significado de la nube de mariposas nos remite al poema de Chuang Tzu, “somos hombres o somos mariposas que soñamos nuestra vida”.

Montero y Romero | En este trabajo investiga sobre las técnicas japonesas tradicionales de dibujo. 

Lacombe | Sí, pero no únicamente. Utilizo también el guache y el óleo, pero sí que utilizo otras técnicas más aéreas, más ligeras como acuarela o crayón sobre papel. En este trabajo también uso sistemas de grabado sobre guache, serigrafía y técnicas bastante más sencillas como crayón sobre papel. Esto me permite realizar un efecto de delicadeza, buscando la transparencia de un velo que recuerde el espíritu de un fantasma.

Montero y Romero | ¿Qué son los Yōkai de los que nos hablan los cuentos japoneses de Lafcadio Hearn?

Lacombe | Los fantasmas de Yōkai son mucho más que fantasmas. Son seres sobrenaturales que pueden ser una mesa, un animal, un espíritu o un humano. Eso es bastante fascinante y a nivel gráfico me permite explorar. Cada una de mis obras me permite explorar nuevas técnicas y tratarlas de manera diferente a nivel técnico. He trabajado con guache, acuarela, crayón, explorando un campo completamente nuevo.

Montero y Romero | ¿No ha debido de ser fácil trasladar las figuras Yōkai a las páginas del libro?

Lacombe | Ha sido un trabajo fascinante. Lo que más me ha interesado reflejar de los Yōkai, es el estado de ánimo que hay detrás de ellos. Los personajes están invadidos de una energía ‘Yin’, que es una energía fría y tenebrosa, durante mucho tiempo, cientos y cientos de años. De pronto esa energía va a tomar posesión de un cuerpo o un objeto. Todo puede convertirse en Yōkai, porque todas las cosas tienen un por qué en la vida y en la tierra. Es una filosofía de vida verdaderamente interesante. También ha sido muy interesante alejarse de tu propio punto de vista etnográfico y darse cuenta que hay muchas cosas que te sobrepasan. Todas las cosas inexplicables se convierten en espíritus Yōkai. Trabajar con este material es fascinante para un ilustrador. 

Montero y Romero | El manga y el anime ya forman parte también de nuestra tradición cultural

3Lacombe | Han tenido gran influencia sobre la generación de los ochenta. Descubrí el manga con las películas de Miyazaki o los mangas de Mizuki. Todos ellos hacen referencia a los Yōkai. Y aunque creo que no hay una influencia directa del anime y del manga, sí que me hicieron conocer a este personaje. Para este trabajo he ido directamente a las fuentes, a los maestros estampadores japoneses como Utagawa Kuniyoshi.

Montero y Romero | Desde 1998 en que lo recibió Tomi Ungerer, ningún francés ha recibido el premio Andersen de ilustración. 

Lacombe | A todos los ilustradores nos gustaría recibir un día este premio. Los premios Andersen han sido mayoritariamente para ilustradores anglosajones, a pesar de que la ilustración francesa tiene gran calidad y hay una producción extraordinaria y variada. En España también hay una producción muy interesante. Creo que la ilustración en Europa es muy variada y activa. El hecho que lo demuestra es la exportación en Francia de mucha literatura, sobre todo literatura ilustrada y literatura juvenil.

Montero y Romero | El fotógrafo holandés Erwin Olaf decía que ”La vida trata de lo real, pero uno puede enriquecerla con los sueños?” En su caso, ¿es la realidad la que enriquece sus sueños?

Lacombe | Eso es lo que yo pienso. En la vida nos acompañan espíritus, seres como Los Yōkai. Hay un estado de cosas que las imaginamos así hoy en día y que no podríamos haberlas imaginado de esa manera hace unos años. En el caso de los Yōkai, se trata de una energía que se puede asociar a la mística o a lo mágico, a lo exótico. Hemos comprobado que una energía se aleja del cuerpo, como si la vida se alejara de ese cuerpo y apareciera en otro lugar. Es más bello imaginarlo así. Pero, en cualquier caso se puede debe soñando. 

Montero y Romero | ¿Sigue siendo Leonardo da Vinci un espejo en el que se mira Benjamin Lacombe?

Lacombe | Es verdad, es uno de mis grandes referentes. Alguien que fue autodidacta y que deducía cosas por sí mismo. Además de su calidad pictórica, estaba muy interesado por la ciencia, un genio de la invención y tenía una visión propia de la vida. Ese estado de ánimo abierto sobre el mundo es algo que encuentro fascinante. Es increíble descubrir cómo esa forma de ver el mundo está conectada con la visión oriental del Yōkai en la que todos los seres tienen importancia en la vida. Quizá un día juzgaremos a los hombres que comen bestias, como juzgamos a los humanos que comen a hombres.

Montero y Romero | Uno de los cuentos de este último libro se titula “El devorador de sueños”, ¿quién devora los sueños de Benjamin Lacombe?

Lacombe | ¿Quién devora mis sueños? Nadie devora mis sueños. Siempre he tenido muchos sueños. A menudo no recuerdo mis sueños, me gusta decir que es mejor soñar despierto.

Cuando Benjamin Lacombe sueña con los Yōkai
Comentarios