sábado 27/2/21
ANÁLISIS HISTÓRICO Y PSICOLÓGICO

El complejo de Dionisio

Dionisio en la mitología griega; Baco en la mitología romana, es hijo de Zeus y de la mortal Sémele, hija del rey de Tebas. Dionisio, patrono de la agricultura, es el dios del vino. Como dios de la vegetación y el éxtasis Dionisio fue uno de los dioses más importantes del Panteón en la cultura helenística. 

La esposa de Zeus, Hera, celosa y vanidosa, descubrió la aventura de Zeus con Sémele cuando esta estaba embarazada, Esta le confesó a Hera que Zeus era el padre del niño, pero Hera fingió no creerla. Sémele exigió a Zeus que se revelara en todo su esplendor. Zeus se presento ante ella con su trueno, vientos y rayos. Sémele pereció carbonizada. Zeus logró rescatar el embrión de Dionisio y lo plantó en su muslo. Meses después Dionisio nació del muslo de Zeus.

Es más frecuente en varones, encontrándose su origen en determinadas características de la personalidad como el narcisismo, la baja autoestima, los déficits en habilidades sociales y la desconfianza con respecto a los otros

Dada la inquina de Hera hacia Dionisio, Zeus puso a éste a cargo de Hermes. Cuando Dionisio creció descubrió la forma de extraer el vino de la uva. Hera descubrió donde estaba Dionisio e hizo que se volviera loco y vagara por el mundo. En Frigia, la diosa Rea le curó y le enseñó sus ritos religiosos. Dionisio emprendió su recorrido por Asia menor enseñando a los distintos pueblos el cultivo de la vid y la extracción del vino.

Dionisio regresó triunfante a Grecia y emprendió la introducción a su culto, no sin la falta de beneplácito de algunos príncipes, Penteo y Licurgo, que veían un claro peligro en ello.

Aunque Dionisio es sobre todo conocido como Dios del vino, es un personaje complejo; es además el Dios de la máscara y la representación. En honor a él se celebraban las Grandes Dionisiacas en Atenas, donde durante cuatro días se representaban tragedias, comedias y piezas satíricas.

En Psicología se denomina Complejo de Dionisio, a aquél que surge de una gran cantidad de trasgresiones morales, con un complejo de inferioridad asociado, en estas trasgresiones buscan compensar sus carencias por medio de una vida ficticia en la que se vanaglorian de logros falsos para sentirse aceptados socialmente. Su vida es puro teatro, de ahí el nombre de Complejo de Dionisio, el dios de la máscara y la representación.

Los rasgos más sobresalientes de este tipo de personalidad son su baja autoestima, su tendencia a crear historias donde ellos pertenecen a una clase alta y adinerada, un incremento con el tiempo de su conducta fraudulenta, un falso sentimiento de superioridad, tienen un bajo sentido de la responsabilidad, son enormemente manipuladores, llegando a tener una visión distorsionada de la realidad.

Es más frecuente en varones, encontrándose su origen en determinadas características de la personalidad como el narcisismo, la baja autoestima, los déficits en habilidades sociales y la desconfianza con respecto a los otros.

Este tipo de alteración tiene muchas consecuencias negativas para la persona que lo padece. Debido a la falta de confianza que genera, la mayoría de las relaciones personales fracasan. También en el orden laboral tienen grandes problemas para mantener una estabilidad. En último lugar, y dependiendo de hasta donde llegue su conducta, pueden llegar a tener problemas legales, como por ejemplo denuncias por fraude o abuso de confianza.

Desde el punto de vista terapéutico rara vez llegan a la consulta para ser tratados, a no ser buscando un refugio por problemas con la ley, tras denuncias por fraude, abuso de confianza, falsedad de documentos, etc. Aquellos que llegan a consulta tienen un pronóstico pobre en cuanto a curación, ya que generalmente no tienen conciencia de su trastorno, solo buscan salir del paso con respecto a la justicia.

Por último, compartir este proverbio judío: ”con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanza de volver”.

El complejo de Dionisio