<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 04.10.2022
CRÓNICA DE LA LIGA | JOSÉ LUIS EGIDO

Color rojiblanco y bipartidismo futbolístico

Se esperaba una final española en competición europea y la habrá, solo que no serán los dos titanes quienes la jueguen sino los dos atletis. El color rojiblanco se impone al blanco y al blaugrana aunque sea por una vez.

Dice la Mitología que cuando Zeus conquistó el poder, expulsando a Cronos, su padre, los titanes pasaron a un segundo plano pues simbolizaban las fuerzas primitivas y violentas. Con su llegada al Olimpo, los dioses representan la paz y el orden. Cuando se juegue la final de la Europa League, uno de los dos será un dios olímpico por un tiempo restando protagonismo a Barça y Madrid, por lo menos hasta la celebración de la Eurocopa. Y ello a pesar del esfuerzo de las respectivas campanas mediáticas para restar protagonismo a semejante hazaña futbolística, aunque sea propagando sus respectivos fracasos con tal de seguir ocupando las primeras páginas. Por si fuera poco, hasta el prudente Guardiola no se pudo abstraer de esa dinámica anunciando que lo deja en la misma semana de la gesta rojiblanca. 

Merece la pena detenerse en esta final, por encima de lo ocurrido en una liga con las incógnitas principales casi despejadas. Que el Atlético de Madrid llegue a una final que ya ha ganado, entra dentro de lo posible, aunque no hay que quitarle mérito por ello. Mucho menos si se analiza que Siemone lo cogió hace seis meses con más tendencia al descenso que a la cima. Del Atlético me ha llamado la atención el concepto de un comentarista deportivo antes del segundo partido ante el Valencia. Daba ganador a los del Manzanares porque lo consideraba un equipo sólido y fiable. Dos conceptos olvidados desde hace años.

Lo que de verdad tiene mérito es la heroicidad de los leones de Bielsa que después de un arranque de temporada errático se ha colocado en dos finales. Me cabe el honor, porque así lo he escrito, de venir hablando dos temporadas del auge de este grupo de jugadores nacionales que representan la antítesis de las estrellas mediáticas y multimillonarias. Creo que no se resalta lo suficiente como desde la sencillez, el esfuerzo y una calidad excelente unos jugadores de la cantera han realizado una temporada tan extraordinaria como para complicarle la vida a Del Bosque. Que ambas aficiones disfruten de un acontecimiento que tardará en repetirse y quizás a lomos de Pegaso ambos equipos sean capaces de discutir la primacía de los dos titanes.

La falacia de los records

Convertir la propaganda en comunicación es algo sabido y muy estudiado. Por mucho humo que se intente vender, la realidad se impone a la ficción. Las campanas mediáticas nos han bombardeado con tripletes y goles maravillosos repetidos hasta la saciedad. Si de pura estadística se trata, en dos años los dos atletas han llegado a más finales que el Madrid (el Barcelona de Guardiola es inalcanzable) y por ese concepto matemático ambos deberían ser considerados mejores. Pero a nadie se le ocurre semejante argumento y mucho menos a los dineros del fútbol. Sin embargo es un hecho. La realidad es que Barça y Madrid no jugarán final europea y los dos atletis sí. ¿Por qué? ¿Por qué fallaron? Muy sencillo: la lucha por la hegemonía les llevó a desangrarse entre ellos; y porque Mou y Guardiola se equivocaron. Mou en los dos partidos con el Bayern, en el Bernabeu con echarse atrás llevando 2-0 a los 15 minutos y, sobre todo, por lo mismo con el 1-1 en Munich. Guardiola por no saber administrar el mismo 2-0. Es así de claro, lo demás argumentos son pretextos de mal perdedor e indignos de un grande.

En defensa de Sergio Ramos

Vaya por delante que no es, totalmente, santo de mi devoción, porque creo que, a veces, pierde la cabeza y utiliza una violencia innecesaria. Lo que no quita para que sea un defensa de tomo y lomo con llegada y con técnica. Para que quede clara mi posición, aunque lo critique, es de esos jugadores que me gustaría tener en mi equipo y no en el contrario. Aunque no lo traigo aquí para juzgar su juego sino para criticar el maldito cainismo español que por fallar un simple penalti, por muy importante que sea, está en boca de toda España con chistes de muy mal gusto, además de injustos, que no se corresponden con una magnífica trayectoria en sus clubs y en la Selección. Maldigo ese carácter tan español de considerar villano a un héroe en apenas unos segundos. Creo que los buenos aficionados al fútbol y los críticos no forofos compartirán estos criterios. Sergio, no te conozco personalmente, pero no hagas ni puñetero caso de semejantes canalladas. Sé tú mismo, sigue tu trayectoria, arrópate en el próximo título liguero y en tus compañeros de selección y a los que representen ese cainismo…que les den.

¡Oiga usted señor, que no nos está escribiendo de la jornada de liga! No se me ha olvidado lector, tendrá que estar conmigo que ha perdido interés. Sabrá que el Madrid la tiene casi en el bote y que el Racing ya ha descendido. Sabrá que Sporting y el Ave Fénix Zaragoza han ganado y se resisten como gato panza arriba arañando la barriga del Villarreal. Sabrá que el Málaga es firme candidato a la Champions tras ganarle a un Valencia sonado por las derrotas ante el Atleti. Sabrá que el fútbol español ha tenido la desgracia de ver lesionarse a Canales (chaval, qué primer tiempo ante los espartanos de Simeone). Sabrá que los leones perdieron agotados por el esfuerzo europeo. Un agotamiento que no parece hacer mella en el Atleti, que empezó a correr en Julio, y que se dejó empatar su partido con el Betis. La lucha por Europa parece ser el único interés de las tres jornadas que quedan porque Sporting y Zaragoza lo van a tener muy mal, aunque, dice el tópico, que en fútbol nunca se sabe. Yo me centraré más en los rojiblancos y la preparación de la Eurocopa.

En fin, lo dejo aquí. Señoras, señores, amen la vida, amen el fútbol, porque hoy ha vuelto a amanecer…que es lo importante. ¡Ánimo Canales! ¡Ánimo Villa!, que llegas.

Color rojiblanco y bipartidismo futbolístico
Comentarios