viernes 15.11.2019

El FMI vuelve a la Argentina de Macri “por culpa del gobierno anterior”

Lo dijo el presidente y lo repitió el Jefe de Gabinete. Recurrir al Fondo es la única alternativa para rescatar al país del “desastre económico” que produjo el anterior gobierno.

Lo dijo el presidente y lo repitió el Jefe de Gabinete. Recurrir al Fondo es la única alternativa para rescatar al país del “desastre económico” que produjo el anterior gobierno

Como no podía ser de otra manera, los medios afines al poder ya iniciaron su campaña de concientización para imponer a sus dóciles espectadores la “verdad” con la que la actual administración se libró de todas y cada una de las nefastas medidas que nuevamente han llevado al país a una situación alarmante: “La culpa es del gobierno anterior”, repiten los sicarios de la información, para que la parva de manipulados deje caer su ira sobre quienes finalizaron su gestión hace ya dos años y medio.

Lo dijo el presidente y lo repitió el Jefe de Gabinete. Recurrir al Fondo es la única alternativa para rescatar al país del “desastre económico” que produjo el anterior gobierno. La táctica no es nueva, y al parecer aún da medianos resultados. La responsabilidad de todos los males que aquejan al país, la tiene siempre el gobierno anterior. Los hechos de corrupción escandalosos en los que el mismísimo Macri y varios miembros de su gabinete están involucrados, parece ser también responsabilidad de la anterior gestión. Puede que resulte extraño, pero a la turba que no cesa en su repetición del “se robaron todo”, no le han explicado aún que ese “todo” que la gestión anterior se robó, parece haber sido hallado en las arcas personales del actual presidente.

Únicamente un imbécil, desmemoriado y ultramacrista, puede considerar que el desastre económico en el que se encuentra el país, es fruto de otra gestión que no sea la del mismísimo Mauricio Macri. En dos años y medio de gobierno, los iluminados del autoconsiderado “El Mejor equipo de los últimos 50 años” no han logrado más que asegurar sus propios negocios, con la ventaja de utilizar a la política como herramienta para concretar el sueño de todo neoliberal: Estar a ambos lados del mostrador.

Sin embargo, y a pesar del esfuerzo de los escribas a sueldo, la memoria colectiva argentina no está tan destrozada como para haber olvidado lo que significó el paso del FMI por el país. Y dentro del análisis general, un buen porcentaje de ciudadanos todavía recuerda que fue precisamente el gobierno anterior el que saldó las deudas con la entidad a la que ahora Macri regresa, arrastrado por su propia ineptitud, intentando convencer –con el apoyo incondicional de sus desinformadores predilectos- que la responsabilidad del fracaso de su plan económico, es del anterior gobierno.

El endeudamiento en la Argentina durante el primer año de gestión de Macri, fue mayor a cualquiera de los picos de toma de deuda que tuvo el país desde la dictadura militar hasta la actualidad

El 3 de enero de 2006, el entonces presidente Néstor Kirchner, canceló en un solo pago la deuda que la Argentina mantenía con el Fondo Monetario Internacional por más de 9800 millones de dólares. Las divisas giradas directo desde las Reservas del Banco Central permitieron, además del ahorro de intereses, cerrarle la puerta a “las intromisiones y exigencias” que imponía la entidad financiera en la economía interna.

Quizás quienes hoy tragan con gusto el trillado pretexto de la responsabilidad del gobierno anterior, deberían plantearse por qué la justicia argentina cubre la evasión impositiva y lavado de dinero del actual presidente,  sin cuestionar las 50 offshore que se niega a declarar, sitas en 11 paraísos fiscales. O por qué, previo a este desastre provocado “por el gobierno anterior”, Macri siguió moviendo millones de dólares de sus cuentas bancarias, mientras se anunciaban gruesos despidos en el Estado, agregándose a los privados que ya son una constante. Para el encubrimiento de estos sucesos, los medios del poder utilizan la misma estrategia. “Macri nunca fue”, “Macri es inocente”, “Macri no provocó este desastre”, “la culpa es del gobierno anterior”.

Un gráfico realizado por economistas de revistas especializadas, como Forbes, muestra que el endeudamiento en la Argentina durante el primer año de gestión de Macri, fue mayor a cualquiera de los picos de toma de deuda que tuvo el país desde la dictadura militar hasta la actualidad.

El informe, que compara los primeros doce meses de Macri en el poder, con las últimas cuatro décadas, se basa en una publicación del Área de Economía y Tecnología de la Flacso y la editorial Siglo XXI que se ocupa de analizar el endeudamiento y la fuga de capitales desde la dictadura a la actualidad.

En el primer año de Macri en el poder, la Argentina se endeudó por 43,6 mil millones, cifra que supera largamente los picos de endeudamiento anual alcanzados desde 1976. Es decir, que en un año y un trimestre del gobierno de Cambiemos el incremento de la deuda externa ya alcanzaba a 58 mil millones de dólares, lo cual no está demasiado lejos de toda la deuda externa contraída durante la dictadura militar (78,8 mil de millones entre 1976 y 1983) a valores de 2016.

No hay crisis económicas de gran envergadura que surjan de la propia economía; todas nacen de una crisis política, cuya responsabilidad principal ha surgido de las propias decisiones del gobierno

En ninguna parte del mundo occidental se cree que una grave crisis económica tenga origen en la economía. No hay crisis económicas de gran envergadura que surjan de la propia economía; todas nacen de una crisis política, cuya responsabilidad principal ha surgido de las propias decisiones del gobierno.

Cada economista convocado pudo haber dado su versión económica de la crisis, cuando esta tuvo su origen en las fallas muy graves en la ejecución de un plan gradualista para reducir o combatir la inflación. Haber permitido los aumentos tarifarios para combatir el déficit fiscal fue un grave error de cálculo económico y político, porque esos aumentos destruyen toda posibilidad de tener un plan gradualista para combatir la inflación.

Argentina padece tanto de una inflación de costos como de una inflación de origen monetario, y si hay una medida que pueda realmente impactar sobre la economía de un modo positivo, está en el campo netamente financiero.

Lo aclara la mismísima revista Forbes: “Una decisión semejante hubiese cambiado de la noche a la mañana todo el escenario nacional en lo político y lo económico, poniendo fin a la extorsión que viene ejerciendo el mundo financiero sobre la totalidad de la vida argentina”.

De modo que esta maliciosa manera de desligarse de sus propias responsabilidades, sólo hace efecto en quienes parecen disfrutar del sabor a podrido del pescado con el que cenan cada noche. El mundo sabe que fue Macri, y sólo Macri, el creador de un plan económico nefasto, que ya se había implementado en el país con trágicos resultados.

El FMI vuelve a la Argentina de Macri “por culpa del gobierno anterior”
Comentarios