miércoles. 17.07.2024
paloma_lopez
Paloma López, secretaria general de CCOO de Madrid. (Imagen: CCOO Madrid)

La Comunidad de Madrid, una de las regiones más ricas de España, tiene al 20% de su población en riesgo de pobreza o exclusión social. La radiografía no ha cambiado mucho en los últimos años y ha acabado por hacerse estructural, debido principalmente a dos factores: una insuficiente inversión en ayudas y servicios públicos, y una política fiscal extremadamente beneficiosa y relajada para los más adinerados, según el diagnóstico hecho por CCOO de Madrid, en un informe presentado este martes con motivo de la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

El sindicato detalla el mapa de una buena parte de la sociedad madrileña que vive en la precariedad. En concreto, 1.370.000 personas, de las que más de 300.000 son menores de 16 años (23%). Los datos son reales, fidedignos, beben de fuentes oficiales, de los registros de la propia comunidad autónoma y de los estatales: 1 de cada 5 madrileños está en el límite, en el umbral de la pobreza, rozando los parámetros establecidos por la tasa AROPE.

En el interior de 2,6 millones de hogares se sufre la precariedad y la desigualdad, con ingresos muy por debajo de la media y cerca de medio millón de personas se encuentra con carencia material severa. El riesgo de pobreza y exclusión afecta en buena medida a menores de 30 años (45%), y las mujeres siguen encabezando el ranking: 55% frente a un 45% de hombres. Los hogares monomarentales también figuran en lo alto de la tabla con un 47,6%.

El empleo, o no se tiene, os es sumamente precario. Trabajadores pobres cuyos hogares no pueden llegar a final de mes: el 14,4% de los que tienen empleo está en riesgo de pobreza. 115.000 familias no pueden permitirse comer carne, pollo y pescado más que de tiempo en tiempo. 130.000 familias con todos los componentes en situación de desempleo. En Madrid, quizá puedes comerte un plato de arroz, pero muchos no pueden beneficiarse de servicios públicos esenciales: dentista, fisioterapeuta, podólogo, psicólogo, óptica…, servicios sanitarios y educativos de calidad; una situación que deriva en una desigualdad cada vez más acusada, abono de la polarización, que incluso va por barrios: la zona norte aventaja frente a la zona sur. También en la primera la esperanza de vida es mayor.

Según expone Manuel Rodríguez, secretario Políticas Sociales y Diversidad CCOO Madrid, esta región es la que menos recursos destina a servicios y ayudas públicas de toda España. El impacto en la población de estas políticas es brutal. A ello se unen otros factores a tener en cuenta como la elevada inflación, la carestía de la vida: Madrid es caro y es prácticamente imposible estirar los escasos mil euros que cobran muchos trabajadores. Otros, ni siquiera eso. Según denuncia CCOO, la Renta Mínima de Inserción, ha ido desapareciendo progresivamente a medida que se ha ido implantando el Ingreso Mínimo Vital que ronda los 500 euros de ayuda del Estado. El Gobierno de Isabel Díaz-Ayuso podría hacerlas compatibles, como han hecho otros gobiernos autonómicos, al menos -señala el sindicato- hasta alcanzar los 700 euros de ingresos mensuales. Pero no lo hace y ha dejado de gastar en los últimos años 250 millones de euros que no se sabe muy bien dónde han ido.

Madrid no quiere pobres, al menos dicen no verlos los máximos responsables políticos del Gobierno del PP. Pero lo hay, y no son pocos: más de 4.000 personas sin hogar, el 14% del total nacional. La mayoría hombres de entre 45 y 64 años. Los centros de acogida son escasos y la desesperanza crece aún más en invierno. Aún así se siguen bajando impuestos a los más ricos, que además se benefician de becas y otro tipo de ayudas dirigidas, por ejemplo, a la escuela concertada. La actual bonificación del 99% del Impuesto de Patrimonio supone una pérdida de 1.000 millones de euros, según el informe de CCOO.

“La pobreza es una realidad estructural en la región, no hay que irse a la Cañada Real, se puede ver en otros barrios, y además se hereda”, afirma Manuel Rodríguez. La diferencia entre la renta media por hogar entre el municipio más rico y más pobre es de 61.088 euros. Los pueblos de Cenicientos o Villaconejos, con cerca de 10.000 euros de ingresos, son los municipios más pobres de la región, frente a los más ricos como Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte o Torrelodones.

Paloma López: "El Gobierno de Madrid tiene que ocuparse de los problemas de los madrileños y dejar de preocuparse de hacer de oposición al Gobierno central"

Las políticas son fundamentales para revertir en lo posible esta situación y también la voluntad de nuestros gobernantes. Para Paloma López, secretaria general de CCOO de Madrid, “no se puede estar permanentemente haciendo política de oposición al Gobierno central, simplemente para eludir la responsabilidad que tiene en que la ciudadanía madrileña salga de la pobreza y tenga los recursos sociales y económicos suficientes para garantizar unas condiciones de vida digna”, ha dicho durante la presentación del informe, en calara alusión a la presidenta madrileña.

La dirigente sindical ha planteado una serie de propuestas y acciones concretas para reequilibrar las desigualdades sociales y territoriales en la Comunidad de Madrid y que pasan por una fiscalidad más justa; un nuevo modelo productivo no basado en la precariedad; la creación de un fondo para fomentar la inversión en las zonas más desfavorecidas; promover una reforma de la actual ley autonómica de servicios sociales, entre otras actuaciones de calado que se pueden consultar en el Informe completo.

1 de cada 5 madrileños rozando la pobreza y la exclusión social