sábado 14.12.2019
Sociedad

Yo aborté, y tu mamá también

Iglesia, basura, vos sos la dictadura” y “Ustedes se callaron cuando se los llevaron”, fueron otros estribillos que se dejaron oír a las puertas de la Catedral, en clara alusión a la complicidad de la Iglesia Católica con la más sangrienta dictadura que asoló el país entre 1976 y 1983

Con balas de goma y una gran nube de gas lacrimógeno concluyó el pasado 11 de octubre el Encuentro Nacional de Mujeres que reunió en Mar del Plata a unas 65 mil personas que, de cara a la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia, se manifestaron en reclamo  del aborto libre y gratuito y exigieron la separación del Estado y la Iglesia.

El antecedente de esta multitudinaria concentración había sido la manifestación que el pasado 3 de junio, bajo el lema Ni Una Menos, tuvo lugar en las principales ciudades del país, con el objetivo de denunciar la violencia ejercida contra las mujeres.

La concentración, que comenzó alrededor de las 20.00, unió las voces de más de medio centenar de mujeres que, a pecho descubierto, solicitaron a la Iglesia no entrometerse en cuestiones que hacen al derecho individual del ser humano. “Yo aborté, y tu mamá también”, fue uno de los gritos de batalla lanzados contra los fieles católicos que se posicionaron al pie de la catedral en procura de defender el hipotético avance de las activistas. Vanina Biasi, coordinadora del Boletín Oficial de Mujeres Trabajadoras, señaló que “el aborto clandestino produce muertes y mutilaciones. La decisión de los Estados asociados al credo católico ha sido la de privilegiar sus acuerdos con el Vaticano, antes que la de evitar las muertes de mujeres pobres y reconocer su derecho a decidir qué hacer con su vida en las condiciones en que le ha tocado vivir”.

La trata de mujeres, los casos de pedofilia en el seno de la iglesia, la violencia machista y la discriminación, también fueron parte del reclamo conjunto. “La Iglesia tiene como objetivo salvar a miles de abusadores a los que protege ante las avanzadas judiciales que hoy se llevan adelante gracias a la valentía de las víctimas a la hora de denunciar. El Papa Francisco emplaza a las víctimas a silenciar los abusos para preservar a la institución que está plagada de pederastas”.

Iglesia, basura, vos sos la dictadura” y “Ustedes se callaron cuando se los llevaron”, fueron otros estribillos que se dejaron oír a las puertas de la Catedral, en clara alusión a la complicidad de la Iglesia Católica con la más sangrienta dictadura que asoló el país entre 1976 y 1983.

El cordón policial que separaba a los fieles católicos de las manifestantes no pudo evitar el intercambio de golpes, insultos y escupitajos. Rezos y acusaciones acabaron alrededor de las 22.00, cuando la policía reprimió la marcha con una ráfaga de balas de goma y gases lacrimógenos.

El próximo Encuentro Nacional de Mujeres tendrá lugar en la ciudad de Rosario. Se estima que se movilizarán más de 130 mil mujeres. 

RENÉ FAVALORO SOBRE EL ABORTO

"Los ricos defienden el aborto ilegal para mantenerlo en secreto y no pasar verguenza. Estoy harto de que se nos mueran chicas pobres para que las ricas aborten en secreto. Se nos mueren nenas en las villas y en los sanatorios hacen fortunas sacándoles la verguenza del vientre a las ricas. Con el divorcio decían que era el fin de la familia y sólo fue el fin de la verguenza de los separados ilegales. Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar".

Comentarios