lunes 13.07.2020

La derecha de siempre

No hace mucho os hablaba sobre la importancia que la Derecha estaba dando a la lucha contra la pandemia y la vergüenza que nos estaba haciendo pasar a muchos españoles.

Y es que como si de un entrenador de fútbol se tratara, cuando decimos que tal o cual “míster” tiene su “libreto” el de la Derecha es el mismo: cuando están en el poder, hace Política de amiguetes para los suyos y “pitas, pitas” (como decía la cruel Esperanza Aguirre) a los pobres.

Pero ahora, están en la Oposición y siguen a pies juntillas el sistema aznarista miserable de siempre, que para eso es el maestro en la sombra de Pablo Casado. Y es que cuando el que nos metió en la guerra ilegal de Irak (por la que aún no ha sido juzgado y no creo que eso le suceda nunca) estaba en la Oposición contra Felipe González, siempre emplearon la táctica destructiva contra el Gobierno sabiendo conscientemente que eso, también hace daño al Estado aunque nunca les ha importado. Todo sea por el poder.

Y es que muchos no olvidamos aquella frase tan “patriótica” de Cristóbal Montoro de “Dejad que caiga España, que ya la levantaremos nosotros”. Pues bien, ahora en vez de pactar con el Gobierno de coalición progresista en las Cortes Generales (o sea, en la casa de todos los españoles) una posición común de España para llevarla a Europa por el bien de todos, ¿qué es lo que hacen? Atacar al Gobierno Central y de paso, poner palos en la rueda más allá de nuestras fronteras. Pero eso sí, la bandera de España que no falte en los balcones y en las mascarillas. Todo un misterio eso pues desconozco si es que ponerte la rojigualda te protege aún más del COVID-19.

Y no sólo lo digo yo es que hasta el embajador de Francia en España, Jean-Michel Casa que mostró su preocupación por la actitud mostrada por la Oposición de los partidos de la Derecha que están haciendo en nuestro país. Y es que por ejemplo, se ha mostrado indignado por ese interés que tiene la Derecha sobre la cifra de fallecidos a causa de la pandemia.

Sí, yo echo en falta actitudes responsables como las de la Oposición de Portugal la cual ha dejado claro que no es tiempo de críticas sino de arrimar todos juntos el hombro a fin de solventar esta crisis de la mejor manera posible. O sea, justo lo contrario que aquí. Luego díganme pues eso de que lo de “Spain is different”, no es verdad.

Y es que entiendo que el tiempo de la crítica y de pedir responsabilidades, llegará si tiene que llegar, pero ahora, toca derrotar al virus y pedir que la comunidad científica logre la vacuna y los tratamientos adecuados para intentar que el Coronavirus no vuelva a aparecer en nuestras vidas.

Recuerdo las palabras del poeta Antonio Machado que decía que “lo mejor de España era el pueblo. Siempre ha sido lo mismo. En los trances duros, los señoritos invocan a la patria y la venden; el pueblo no la nombra siquiera, pero la compra con su sangre”. Y no puedo estar más de acuerdo, la verdad. Los señoritos ahora están representados por tres partidos aunque ahora el giro de Ciudadanos esté siendo útil para el país pero no olvidemos que esta formación política es una de las tres patas de los gobiernos autonómicos de Madrid, Castilla y León, Murcia y Andalucía.

Y lo más triste es que estos señoritos manejan a su antojo a bastantes millones de personas en nuestro país, que creen aún que la Derecha protege nuestra Economía y que el PSOE cuando está en el poder sólo trae paro y ruina y ahora, además está unido a los “rojos peligrosos” de Unidas PODEMOS. Ese mantra que saben que no es verdad, sigue colando. Por desgracia, hablar de que la Economía está totalmente influida por la globalización, que la pandemia significa que afecta a un gran número de personas en el mundo, da igual. Aquí los malos malísimos son Pedro Sánchez y Pablo Manuel Iglesias.

Son tan “malos” que han logrado alcanzar un acuerdo con la CEOE y los sindicatos para la prolongación de los ERTE. Tan “malos” que han conseguido que se apruebe el llamado ingreso mínimo vital y claro, como los “rojos” somos el demonio personificado…¿quién ataca para rematar la faena? La Iglesia Católica Española que no tiene nada que ver ni con el Padre Ángel que dio de comer en Navidad a los pobres en el Senado o con el Papa Francisco, aquel que ha condenado el hambre en el mundo o incluso, los escándalos que han rodeado a la institución que gobierna en los últimos años y si además, remata con la frase lapidaria de “yo nunca he dicho que sea de Derechas” pues es para empezar a dudar del Santo Padre. Veremos si algunos no se acuerdan de la Santa Inquisición y piden para el máximo representante de la Iglesia que sea prendido en la hoguera.

Y digo esto porque me pareció lamentable y vergonzoso que la Conferencia Episcopal haya criticado que en España el Gobierno impulse el ingreso mínimo vital. Es decir, que parece ser que los pobres no merecen vivir con un poco de dignidad. Y es que si ellos creen que representan a Jesucristo, ellos verán pero si existe la Justicia Divina, me da que el todopoderoso les dirá que tienen que expiar sus culpas en el purgatorio y veremos después si con eso, llegan aún así al Paraíso. Y es que tanto daño junto, no sé si hay purgatorio que lo resista.

Será por eso que cuando hablo de Jesucristo, mi visión es totalmente distinta a la de esta gente y más si digo que a mí me parece un personaje que desde el punto de vista histórico tenía actos, ideas y pensamientos más propios de la Izquierda que de la Derecha. ¡Ah! y afortunada sea María Magdalena de no vivir en este tiempo porque los que están contra el Ingreso Mínimo Vital, no la habrían salvado de la lapidación.

Y es que digo esto porque me produce verdadera frustración y rabia que partidos como el PP estén demostrando ser menos patriotas que partidos como el PNV, por poner un ejemplo. Es increíble que siempre miren su maldito ombligo y no el bien del país que “dicen” defender.

Y eso sin contar con el apoyo total y absoluto de los medios de comunicación afines que parece que más que medios que informan, son panfletos desinformativos y si no, que se lo digan a tipos como Javier Negre que ya ha sido condenado en los juzgados por inventarse una entrevista, mentir en el titular “y rayar la coacción” tal y como se indica en el auto literalmente. Y si no, que se lo digan a Eduardo Inda al que el Juzgado de primera instancia nº4 de Talavera de la Reina (Toledo) en una sentencia del 18 de marzo de 2016 le obligó a rectificar una noticia sobre la Organización Impulsora de Discapacitados (OID), en la que recogía que la Unidad de Delincuencia Fiscal y Económica (UDEF) estaba investigando pagos sospechosos a una fundación en Venezuela de su presidente (noticia de 9 de mayo de 2016, de elplural.com).

Y ya para rematar la “jugada” no olvidemos a “intelectuales” de la talla de Josema Yuste, Francisco Rivera “Paquirri” (hijo), Pablo Motos o Belén Esteban que se dedican a despotricar del Gobierno todo lo que pueden y más, conscientes de su gran influencia en los grandes medios de comunicación  o la “alter ego” de Eduardo Inda, su gran amiga Ana Rosa Quintana cuyo marido está relacionado en el “caso Villarejo” y veremos cómo sale de esta pero no voy a hacer como muchas veces hace la Derecha que no es sino juzgar y valorar antes de tiempo. Eso no me toca a mí sino al juez encargado del caso que es el señor García Castellón.

Y desde luego, aunque casi nunca veo “El Programa de Ana Rosa”, por casualidad vi un poco en televisión hace unos días y me pareció vergonzoso cómo la presentadora paraba constantemente a la periodista Ana Terradillos cuando, además no sabe cumplir con su papel de moderadora dado que todos los días emite su opinión en la supuesta mesa de análisis/debate de su espacio televisivo. Y es que un moderador regula los tiempos de intervención, da el turno de palabra a los que debaten y creo que tiene el deber de no emitir su opinión.

Y tras todo lo expuesto aquí, sólo me queda añadir lo siguiente y es que por desgracia, quien os escribe ya no se sorprende de nada o casi de nada de esta Derecha, porque es la de siempre…

La derecha de siempre