#TEMP
lunes 23/5/22

Construyendo socialismo hacía la izquierda mosaico

Alternativa Socialista surge al objeto de disputar el socialismo democrático a quien no lo representa.

Alternativa Socialista surge al objeto de disputar el socialismo democrático a quien no lo representa

Rescatar para construir el socialismo en la España y la Europa actuales, puede parecer una tarea inútil e incomprensible para muchas personas, dada la crisis de las socialdemocracias oficiales y su implicación con el sistema. La ausencia de ideas de la socialdemocracia frente al neoliberalismo, al que no ha sabido ni querido enfrentarse, es más que evidente, pero también sus miedos a proponer algo diferente. La renuncia de las socialdemocracias a sus ideas clásicas, que en aspectos como la recuperación de la banca pública y el fortalecimiento de los servicios públicos, algunas nacionalizaciones de sectores estratégicos y el control gubernamental de la economía, han recuperado su plena vigencia. El estado social, es una creación incluso teórica del movimiento obrero europeo, tan solo trasladada a algunos otros estados-nación del mundo. Las derechas están destruyendo con una rapidez y empeño que hay que frenar estas conquistas, muchas de ellas ya laminadas. Pero cuando constatamos que ser socialdemócrata consecuente es hoy revolucionario, en la actual coyuntura, máxime ante la brutal ofensiva anti-socialista y social, resulta cuanto menos estimulante, animándonos estas circunstancias a disputar el espacio socialista al PSOE que no lo merece y ello a pesar de las grandes dificultades, ninguneo, silencio informativo, desprecio socioliberal, pero también de posibles aliados lo cual hace más duro el empeño.

El 27 de junio, sábado en Madrid, en unos locales de una asociación solidaría ubicados en la C/Carretas, los socialistas en torno a AS y partidos hermanos vamos a mejorar nuestra organización. Impulsaremos una estructura formativa y de apoyo técnico político a los más más de 135 concejalas y concejales, dos decenas de ellas y ellos de ellos alcaldes y alcaldesas, reivindicando la democracia local machacada por las últimas leyes al respecto del gobierno del Partido Popular. Reivindicando el mundo rural abandonado, olvidado y despoblado por nefastas políticas y la no menos nefasta PAC, pero reivindicado con energía y compromiso por parte nuestra. Siendo como somos ecosocialistas somos conscientes de que sin población en el medio rural, la naturaleza y la agricultura ecológica, autóctona los mercados de proximidad y humanos de proximidad ni siquiera pueden existir. Trabajando por recuperar para lo público y los municipios los servicios locales privatizados, usurpados en beneficio de grandes empresas.

Las personas socialistas del estado español, tenemos hoy dos posibilidades en la tarea de rescatar el socialismo democrático. Una dar la batalla dentro del PSOE, que a nosotros se nos antoja ya estéril, dado el compromiso y dependencia de ese partido con poderes financieros, empresariales y de ciertos grupos informativos privados o bien  construir el Partido Socialista,- la alternativa socialista-, pues el PSOE no es ya un partido de izquierdas. Sustentar esta afirmación, no requiere releer los textos de Marx, imprescindibles para definir que es el socialismo y si no que se le pregunte retoricamente a Pablo Iglesias, Jaures o Kautski. Tal vez bastará con conocer a Julián Besteiro y por supuesto, no haré ninguna referencia al gran actor ético que fue Francisco Largo Caballero. Pero también bastaría con recordar la obra política –los hechos- de Olof Palme por no hablar del más clarividente y autorizado exponente del socialismo democrático europeo del momento Oskar Lafontaine tanto en su comportamiento ético dimitiendo del Ministerio de Economía de Alemania por oponerse a la autonomía de la política del Banco Central Alemán, como en sus críticas al euro-marco que sufrimos como a la Troika. Pero no solo con escritos  o autores, hacemos tal afirmación, que tan excesiva le pueda parecer a algunos, vemos los hechos. La realidad de la mal llamada socialdemocracia europea desde hace unos años la conocida como "tercera vía" en realidad camino del socialismo al liberalismo del siglo XXI. Felipe González, Toni Blair, Mateo Renzi o Hollande por no hablar de Valls, son las realidades del espectro socioliberal, no socialdemócrata y menos todavía socialista. 

La tibia cobarde reacción del llamado Partido Socialista Europeo y del espectro de la tristemente contemporánea II Internacional en referencia el acoso a  Grecia y los injustos ataques que está sufriendo por negarse a que sus pensionistas sufran más privaciones, así como la exigencia de recortar más todavía el sector público y profundizar en el ataque a los derechos humanos en Grecia, es todo un ejemplo de que el socioliberalismo está posicionado, salvo honrosas excepciones con la Troika, bancos y poderes financieros. Incluido el PSOE que con respecto a Grecia mantiene una vergonzosa sumisión a las políticas Troika.

Por eso surge Alternativa Socialista al objeto de disputar el socialismo democrático a quien no lo representa. No solo AS (CLI-AS) sino también Ahora Decide, Socialistas por Tenerife y socialistas disidentes con direcciones y aparatos provinciales autistas ante la realidad y el cambio político, lejos ya de la socialdemocracia, cuyo nombre utilizan en vano como les rebatimos claramente los primeros párrafos. Con respeto a corrientes críticas del PSOE con las que nos unen simpatías y reconocimiento e incluso complicidad, pero no es ya el objetivo de Alternativa Socialista ser una corriente critica de opinión y menos legitimar el PSOE haciendo guiños a la "unidad de las izquierdas" en la que el partido socioliberal, ni cree ni está dispuesto a concretar más allá de pactos puntuales en territorios y municipios. Nuestra intención es situar al socialismo democrático en el seno de la izquierda mosaico, en una confluencia de la izquierda, en la unidad popular y entre las fuerzas superadoras del régimen vigente y por tanto constituyentes. Ubicar el socialismo democrático frente a las fracasadas políticas de recortes, obediencia a una Unión Europea neoliberal bajo dominio alemán. Resumiendo mucho, en oposición directa y clara a los tratados internacionales TTIP y TISA por nada democráticos y que significan la ruina de Europa en beneficio de los EE.UU. Situar el socialismo, no como freno de las movilizaciones y resistencias populares y de clase, sino como un motor de ellas.

El socialismo debe dejar de ser considerado una fuerza dinástica y sumisa a la corona. Es republicano, en lo social, lo político e ideológico. En resumen en el concepto político de democracia de reparto, justicia y ciudadanía. Laico, federalista y rpéublicano.

Queremos ser parte del cambio que nuestro Estado alumbra y que se está organizando al objeto de superar el bipartidismo. Estamos por un proceso constituyente federalista, hacía la república y por la consolidación del estado social, la defensa de lo público y su reforzamiento.

Creemos que en la Europa de hoy también se puede avanzar hacia el socialismo en libertad. El socialismo no es una mera gestión del capitalismo “pero con rostro humano” lo cual es imposible. Es transformar la sociedad mediante el reparto de la riqueza, la economía social, la democracia económica y más democracia. Sabemos que las derechas y sus "expertos" y los medios de comunicación de su propiedad, nos dirán que eso es imposible. Por eso hay diferentes ideologías es decir derechas e izquierdas. Por eso hay socialismo y hay liberalismo. Lo cual nos lleva a rescatar la hegemonía socialista de quién no se la merece.

Finalmente, este fenómeno no es nuevo. Alemania, Holanda, Francia, Grecia han vivido y viven procesos similares al nuestro. Hay ya fuerzas políticas de izquierdas socialistas y socialdemócratas organizadas y luchando por cambiar la nefasta realidad neoliberal que sufren las clases populares y trabajadoras, junto con sindicatos, movimientos sociales y partidos de las izquierdas transformadoras y no tan solo retóricas.

El FMI, la Troika, el Banco Central Europeo, las grandes multinacionales y el TTIP y el TISA merecen respuesta y no seremos nosotras un freno a unos pueblos que sufren acoso, explotación, recortes, atentados contra su dignidad, empobrecimiento y limitaciones autoritarias de las libertades y la democracia.  

Construyendo socialismo hacía la izquierda mosaico