#TEMP
lunes 23/5/22

Una oportunidad para el cambio

NUEVATRIBUNA.ES - 18.5.2009La crisis económica y financiera que estamos sufriendo, con sus devastadoras consecuencias en la destrucción de empleo y en el incremento constante del número de trabajadores en paro en todo el mundo, ha puesto en cuestión el modelo ultraliberal imperante en las décadas recientes, mostrando unas fisuras y contradicciones que han agravado las injusticias y desigualdades generadas por un sistema que estuvo alardeando de su
NUEVATRIBUNA.ES - 18.5.2009

La crisis económica y financiera que estamos sufriendo, con sus devastadoras consecuencias en la destrucción de empleo y en el incremento constante del número de trabajadores en paro en todo el mundo, ha puesto en cuestión el modelo ultraliberal imperante en las décadas recientes, mostrando unas fisuras y contradicciones que han agravado las injusticias y desigualdades generadas por un sistema que estuvo alardeando de su falta de reglas y controles hasta unos segundos antes de explotar por todos lados y de tener que recurrir a la intervención de los Estados, con recursos públicos, para enderezar la situación.

Parece evidente, por tanto, que para combatir la crisis y, sobre todo, para que no se vuelvan a dar las circunstancias ni a repetir los hechos que nos han traído a la dura realidad del momento presente, resulta absolutamente necesario cambiar esos parámetros neoliberales sobre los que se ha edificado en los últimos treinta años el injusto sistema económico, de características globales, que ahora ha saltado por los aires.

Pues bien, por eso mismo, porque hay que volver a levantar un determinado modelo productivo, económico y también social, es la ocasión para hacerlo sobre bases radicalmente distintas de las actuales, de las que nos han llevado a los desastres de hoy, tan preocupantes por sí mismos y por sus nocivos efectos, como por su proyección hacia un futuro que no se antoja corto en la búsqueda de salidas justas y estables a la complicada realidad que vivimos.

Estas consideraciones son las que han llevado a que el Programa de Acción que UGT-Madrid presenta a debate en nuestro 12º Congreso, que se va a celebrar los próximos 20, 21 y 22 de mayo, se inicie con una introducción general bajo un epígrafe que es toda una declaración de intenciones acerca del camino a recorrer para variar aquel rumbo errático y equivocado.

Con ese título, el de “Una oportunidad para el cambio”, queremos subrayar desde UGT-Madrid nuestro convencimiento y, por consiguiente, nuestra apuesta, por la ineludible transformación de este modelo cuyas peculiaridades, además del daño social que están produciendo, han demostrado su propio fracaso productivo, económico y financiero. Se trata, en definitiva, de hacer de la necesidad virtud, y de convertir esta crisis en la mejor ocasión para llevar a cabo ese cambio de modelo que la Unión General de Trabajadores viene reclamando en su discurso, en sus documentos y en sus resoluciones congresuales de los años recientes.

Ahora, en nuestro inmediato 12º Congreso, el compromiso con el cambio de modelo, hoy inaplazable, es la guía de las propuestas e iniciativas que, junto con el análisis de la gestión realizada, van a debatir las compañeras y compañeros delegados, y con las que UGT-Madrid se dispone a afrontar los cuatro próximos años en la continuidad de nuestras tareas en defensa de los intereses de los trabajadores madrileños y del conjunto de los ciudadanos de esta Comunidad.

Madrid, donde el sector de la construcción con sus derivas especulativas ha sido factor determinante del crecimiento de los últimos años, es ahora uno de los territorios que se ve más afectado por la crisis general y por el parón, cuando no el derrumbe, en que se ha visto sumido ese sector inmobiliario tan poco previsor como frágil en su estructura y proyección.

Las consecuencias de la crisis están siendo muy duras para los trabajadores, pero por eso mismo hay que saber aprovechar estas circunstancias para, atendiendo y atenuando esas circunstancias, corregir sus causas cambiando las reglas —o la falta de ellas, cabría decir— del fracasado modelo ultraliberal. Y por todo ello, justamente, este momento tan duro para millones de personas, con cuatro millones de trabajadores en paro en España, y cerca de medio millón en la Comunidad de Madrid, tiene que ser “una oportunidad para el cambio” de modelo y para impulsar iniciativas a favor de los trabajadores y trabajadoras y de los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

Poner los derechos ciudadanos y los Servicios Públicos en el centro del debate debe ser otra característica de este nuevo modelo que pasa por atender las necesidades más urgentes e inmediatas de los trabajadores y, al mismo tiempo, por hallar una salida a la crisis que asegure y garantice que el escenario resultante sea justo, equitativo, estable, seguro y permanente.

Estas son algunas de las premisas sobre las que va a girar el Congreso de UGT-Madrid. Queremos ser la Organización que más y mejor represente a las trabajadoras y trabajadores madrileños. Creemos que el cambio al que nos estamos refiriendo puede estar en nuestras manos, en la de unos ciudadanos que quieren, que queremos, que se eliminen, de aquí hacia el futuro, las causas que han provocado las complicaciones del presente.

José Ricardo Martínez Castro es Secretario General de UGT-Madrid.

Una oportunidad para el cambio
Comentarios