#TEMP
lunes. 15.08.2022

Tienen que corregir el desatino

El 1º de Mayo de 2012 lo celebramos inmersos en una crisis que se está cebando con la sociedad española. Hemos superado los 5.600.000 de desempleados, y las expectativas, inmersos en una nueva recesión económica, son muy negativas. Las políticas que aplica la derecha están aumentando la brecha entre ricos y pobres, más del 22% de los hogares españoles malviven por debajo del umbral de la pobreza.

El 1º de Mayo de 2012 lo celebramos inmersos en una crisis que se está cebando con la sociedad española. Hemos superado los 5.600.000 de desempleados, y las expectativas, inmersos en una nueva recesión económica, son muy negativas. Las políticas que aplica la derecha están aumentando la brecha entre ricos y pobres, más del 22% de los hogares españoles malviven por debajo del umbral de la pobreza.

Tras las elecciones generales del 20 de noviembre, el Gobierno del PP ha iniciado recortes de drásticos de derechos sociales. Haciendo justo lo contrario que prometió. Destaca la reforma laboral, lesiva para los trabajadores y destructiva para el derecho del trabajo. Aprobada sin el menor intento de negociación, ni siquiera consulta previa, con las organizaciones sindicales.

La reforma laboral ha sido contestada con la Huelga General del 29 de marzo. La dimensión de la movilización confirma el apoyo a la petición de los sindicatos de que corrijan lo hecho. El Gobierno debe escuchar a los millones de personas que han expresado su malestar y profundo rechazo a la reforma y a los recortes sociales. UGT quiere dar una nueva oportunidad para el diálogo y la negociación, instando a que, en el periodo de tramitación parlamentaria del proyecto de ley, el Gobierno atienda las propuestas sindicales.

En esta fecha el sindicalismo le dice a la sociedad que hay alternativas. Las propuestas de la Confederación Europea de Sindicatos son compartidas por un creciente número de organizaciones sociales y políticas. Para superar la crisis de la deuda soberana e impulsar el crecimiento de la economía y el empleo, es imprescindible emitir deuda europea, darle al Banco Central Europeo las competencias de un banco central, actuar decididamente contra el fraude y la evasión fiscal. Acabar con los paraísos fiscales y regular los mercados financieros. La disciplina fiscal y presupuestaria será estéril si no va acompañada de un plan europeo de relanzamiento económico. Para alcanzar los objetivos de reducción de los déficits públicos, la CES reclama un plazo más prolongado, y desde la recuperación del crecimiento económico, no desde la recesión.

La CES propone un Nuevo contrato social europeo que restaure el valor del diálogo y establezca derechos laborales y sociales comunes. La Unión Europea debe superar la crisis volviendo a ser la zona económica y social más avanzada y justa. Por eso nos manifestamos este 1º de mayo.

Tienen que corregir el desatino
Comentarios