miércoles 11.12.2019

Otra vuelta de tuerca sobre la atención sanitaria a los inmigrantes

Acaba de hacerse público el borrador de la propuesta del Ministerio de Sanidad de regulación de los convenios de prestación de asistencia sanitaria a las personas que no tengan carácter de asegurados ni beneficiarias del SNS, que como se recordara era el sistema que se articulaba para permitirles tener acceso a las prestaciones del Sistema Nacional de Salud La propuesta que hace el Ministerio de Sanidad es sumamente restrictiva porque se circunscribe a las

Acaba de hacerse público el borrador de la propuesta del Ministerio de Sanidad de regulación de los convenios de prestación de asistencia sanitaria a las personas que no tengan carácter de asegurados ni beneficiarias del SNS, que como se recordara era el sistema que se articulaba para permitirles tener acceso a las prestaciones del Sistema Nacional de Salud

La propuesta que hace el Ministerio de Sanidad es sumamente restrictiva porque se circunscribe a las prestaciones de la cartera básica, dejando fuera a las complementarias y suplementarias, con lo que se pierden los beneficios, bien que limitados por los copagos, de la prestación farmacéutica, transporte, dietas, prótesis, y de aquellas prestaciones que el Ministerio tiene intención de sacar de la cartera básica, es decir se ofrece unos convenios para una atención sanitaria muy limitada y en condiciones diferentes y peores al resto, con una clara intencionalidad discriminatoria.

Aunque los convenios no solo están abiertos a los inmigrantes irregulares (recuérdese solo los que llevan empadronados mas de un año) sino también a las personas con ingresos superiores a los 100.000 € anuales, es obvio que solo afectan de manera significativa a los inmigrantes.

La propuesta que ahora se hace esta en contradicción con el Real Decreto 1192/2012, de 3 de agosto, por el que se regula la condición de asegurado y de beneficiario a efectos de la asistencia sanitaria en España, con cargo a fondos públicos, a través del Sistema Nacional de Salud, que ha aprobado este Gobierno y que se refiere a los convenios para el acceso a la asistencia sanitaria, sin señalar exclusión ni limitación alguna, lo que resulta bastante llamativo y parece vulnerar el propio RD Ley 16/2012, recortando aun mas los recortes.

Evidentemente, y como ya señale cuando se planteo el tema de la exclusión de la cobertura de determinados grupos de población y de los convenios de prestación de asistencia sanitaria, se trata de favorecer a los seguros privados porque obviamente tanto en el precio como en las prestaciones, que ahora se pretende limitar, estos convenios favorecen la opción del aseguramiento privado, dejando una vez mas claro que uno de los objetivos del Ministerio de Sanidad y del Gobierno es deteriorar las prestaciones públicas para potenciar al sector privado, de aseguramiento y de provisión.

¿Qué pasara finalmente?, nadie lo sabe. Hay que tener en cuenta que siete comunidades autónomas de forma diversa han señalado que mantendrían la atención sanitaria a los inmigrantes, pero es obvio que los que sigan las directrices del Ministerio de Sanidad se lo pondrán aún mas difícil a unas personas que ya están pasando por una situación critica debido a la crisis económica. Por todo ello debe rechazarse totalmente esta propuesta, y lo mas razonable sería que se volviera a la cobertura por el sistema sanitario público de toda la población.

Otra vuelta de tuerca sobre la atención sanitaria a los inmigrantes
Comentarios