<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 05.02.2023

Ladrones de guante blanco y legalidad a su medida

Acaba de llegar el dinero que va a servir para el rescate bancario en España. Según el propio ministro de economía De Guindos, son 39.500 millones de euros que servirán para tapar los pufos (lo de pufos lo digo yo) dejados en Bankia y compañía.

Acaba de llegar el dinero que va a servir para el rescate bancario en España. Según el propio ministro de economía De Guindos, son 39.500 millones de euros que servirán para tapar los pufos (lo de pufos lo digo yo) dejados en Bankia y compañía.

Quiero recordar también que todavía no hace  un mes que desde el gobierno de Rajoy se aprobó un Real Decreto Ley donde se siguen primando y defendiendo los intereses de los malos gestores de bancos y cajas en el tema de los desahucios, muy por encima del derecho de las personas a no ser engañadas primero, y luego más tarde estafadas directamente, por estos mismos a los que ahora se rescata.

Un Real Decreto Ley que no entra a ninguno de los problemas que acumula la legislación hipotecaria, y que por lo mismo deja sin solución todas las malas prácticas acumuladas. Ni aporta ninguna solución al verdadero problema de los intereses de demora, ni permite  la dación en pago de la vivienda como forma de saldar la deuda contraída para comprarla, ni entra en el negocio montado a través de las subastas de las viviendas desahuciadas…

Absolutamente  lo que soluciona es nada.

Más allá de la promesa de establecer, genéricamente, un fondo social de viviendas dedicadas a alquileres sociales (que habrá que ver en qué queda realmente) no resuelve ni se acerca siquiera a poner las bases que puedan solucionar este grave problema.

Es una actuación burda e improvisada que más parece llamada a responder al propio Tribunal Europeo por “el tirón de orejas” dado a la falta de garantías de la legislación hipotecaria española y a las cláusulas abusivas que se permiten, que a tratar de responder al drama social y a la injusta legislación hipotecaria que lo está consintiendo.

No hay más que mirar en la red o ver las informaciones contrastadas que se están produciendo al efecto de los desahucios, para ver y escandalizarse de las prácticas habituales de cajas y bancos: pueden verse deudas de 14.000 euros que se convierten, por medio de los intereses abusivos de demora, en deudas de 65000 euros, nada menos que se justifica un interés del 27%...

¿Para cuando una solución, de verdad frente a estos ladrones de guante blanco y legalidad a su medida?

Dice nuestro gobierno que no hay dinero para mantener el poder adquisitivo de las pensiones, y a la par “sangra” a los sectores más desfavorecidos de la sociedad con todo tipo de recortes, copagos y repagos. No hay dinero para mantener el nivel de los servicios públicos de salud o de educación y se recorta de forma salvaje todo lo relativo a la dependencia…

Pero por el contrario, los defraudadores siguen campando a sus anchas; se les hizo una amnistía fiscal a la medida de sus intereses…, y sigue saliendo el dinero a paraísos fiscales. Mientras a la Agencia Tributaria y a su labor de inspección, se le regatean los recursos y ello a pesar de que por cada euro invertido son capaces de revertir a la Hacienda Pública hasta setenta euros de recaudación.

Y no digamos nada sobre las prácticas legales de cotizar a través de sociedades mercantiles u otras de claro objetivo de elusión fiscal.

Solo con resolver el grave problema de la evasión y de la elusión fiscal  en España, se hubieran podido evitar todos los recortes que se han venido haciendo desde Mayo del año 2010 hasta ahora y sobraría dinero. Pero claro, este objetivo no está entre las prioridades del gobierno, preocupado como está en salvar a ladrones de guante blanco y en mantener la legalidad a su medida. 

Ladrones de guante blanco y legalidad a su medida