#TEMP
sábado 28/5/22

Carme Chacón

Ha sido la imagen de portada de casi todos los medios: Carme Chacón ordenando aquello de “capitán, mande firmes”. No lo hubiera sido de ser un hombre. Ha sido comentario de todos los medios: Carme Chacón con el blusón de embarazada. No lo hubiera sido de haber sido un hombre cuya esposa esperara un hijo.Ha sido noticia en todos los medios: Carme Chacón, ministra de Defensa. No lo hubiera sido de haber sido un hombre.
Ha sido la imagen de portada de casi todos los medios: Carme Chacón ordenando aquello de “capitán, mande firmes”. No lo hubiera sido de ser un hombre. Ha sido comentario de todos los medios: Carme Chacón con el blusón de embarazada. No lo hubiera sido de haber sido un hombre cuya esposa esperara un hijo.

Ha sido noticia en todos los medios: Carme Chacón, ministra de Defensa. No lo hubiera sido de haber sido un hombre. Pero no es la primera en el mundo, ni tendría que haber sido ni imagen, ni comentario ni noticia. Hasta los que reprochamos a los medios la utilización de esta mujer incluidos nosotros- no podemos librarnos de un cierto regusto machista en nuestras crónicas. Nos falta normalidad. Capacidad para aceptar los que debía ser normal. Incluido, también, el mismo presidente de Gobierno que alardeó de su decisión. Dijo: “Es de lo que más orgulloso me siento”. ¿Por qué?

¿Por qué hay que estar orgulloso? ¿Es la mejor? ¿La nombró porque era la mejor opción o porque era mujer? Seguimos en dos bandos irreconciliables: hombres y mujeres. Y es para los hombres un orgullo romper la visión machista de las cosas. Con lo que, al final, da la impresión que somos machistas, hombres, al nombrar a una mujer para un cargo “concebido” para un hombre. Un cargo, además, para militares. La bomba.

No. No debería ser Carme Chacón noticia ni comentario ni imagen. Lo decía Gioconda Belli:

“Me felicito porque soy parte de una nueva época
porque he comprendido la importancia que tiene mi existencia,
la importancia que tiene tu existencia, la de todos,
la vitalidad de mi mano unida a otras manos,

de mi canto unido a otros cantos.”

Vamos a pensar que eso, parte de una nueva época, es Carme Chacón. Porque lo demás no importa, por mucho que nos pese y lo queramos.

El debate no está ahí. El debate es por qué Zapatero la ha elegido. Por qué se siente orgulloso de haber nombrado a una mujer embarazada ministra de Defensa. Porque si supiéramos la respuesta, a lo mejor, a Carme Chacón no le gustaba nada.

Carme Chacón
Comentarios