miércoles 11.12.2019

Nos reconocemos y nos complementamos

Los dirigentes politicos de las izquierdas tienen que estar a la altura, no pueden ser mezquinos, ni cainitas, tienen que liderar la esperanza, la fraternidad, la solidaridad y tienen que reconocerse y agradecerse, ser muy conscientes que no son excluyentes, que se complementan

Ha sido una intervención medida, el Presidente de Gobierno ha reivindicado sus logros, y ha enunciado los bloqueos que ha sufrido y se ha referido, brevemente, pero se ha referido a los responsables de los mismos, antes de anunciar la convocatoria de elecciones para el 28 de abril. Sin embargo no se ha referido a quien le ha acompañado hasta este momento. No ha tenido unas palabras de reconocimiento para Podemos y todas sus confluencias, para Izquierda Unida, para todas esas izquierdas plurales que han puesto en primer lugar el mantenimiento de este gobierno.

Deberíamos pensar, también el Gobierno, también el PSOE, que aquí o nos salvamos todos o no se salva ni dios, y cuando aludo a la frase del poeta Blas de Otero, estoy pensando que o toda la izquierda, y todas y cada una de las personas que la conformamos somos consciente que el día 28 tiene que concluir con una gran movilización en las urnas, o no podremos evitar que el triunvirato de la derecha haga que este gobierno sea un brevísimo paréntesis en la reciente historia de nuestro país.

Tal vez esto sea solo una ilusión, un sueño, pero creo que si somos capaces de pensar en nuestro pais y en nuestra gente, si somos capaces de movilizarnos ante la agenda reacionaria que plantea el triunvirato, si somos capaces de luchar y de votar, no todo estará perdido.

La izquierda siempre habla de pedagogía, de hacer pedagogía con las medidas, con las propuestas, pues que empiezen y que lo hagan pronto. Los dirigentes politicos de las izquierdas tienen que estar a la altura, no pueden ser mezquinos, ni cainitas, tienen que liderar la esperanza, la fraternidad, la solidaridad y tienen que reconocerse y agradecerse, ser muy conscientes que no son excluyentes, que se complementan. Si lo hace así tal vez podamos tener una esperanza, sino los próximos años pueden ser terribles. Es por toda esta ilusión y por las ganas de que la agenda social y el progreso sea una realidad, que se derogue la reforma laboral, la ley mordaza, el art. 315 de Código Penal..., por lo que me hubiera gustado empezar a ver esa complicidad, y ese reconocimiento del otro, que es distinto, pero es imprescindible.

Nos reconocemos y nos complementamos