viernes 05.06.2020
DESMONTANDO EL RELATO DE LA ULTRADERECHA

Vox vuelve a la carga con las ayudas a mujeres en Andalucía

Pide auditar el Instituto Andaluz de la Mujer que se creó en 1989.

Francisco Serrano, portavoz de VOX en el parlamento andaluz.
Francisco Serrano, portavoz de VOX en el parlamento andaluz.

Los últimos anuncios del partido de Santiago Abascal muestran a las claras su intención de desmantelar el sistema público andaluz de apoyo a las víctimas de la violencia machista.

Vox quiere auditar el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y derogar la ley andaluza contra la violencia de género, pionera en España en adecuarse al Convenio de Estambul. Así lo ha reiterado recientemente su portavoz Francisco Serrano que afirma que “solo el 2,8% de presupuesto está destinado a ayudas directas a la mujer”.

Asegura el ideario del partido ultraderechista que las ayudas no llegan a las mujeres maltratadas sino a asociaciones que “fomentan el autoritarismo ideológico de la izquierda”, conformado por “lesbianas violentas y resentidas misándricas, que se llevan el dinero público”.

"El cien por cien de las ayudas son directas"

“Cuando Vox dice que solo se destina a ayudas directas el 2,8% del presupuesto está mintiendo, al igual que cuando dice que las mujeres en Andalucía viven de las subvenciones a la lucha contra la violencia de género. Intentan ocultar que la atención del IAM a las víctimas es una atención directa”, señala la diputada socialista en el Parlamento andaluz Soledad Pérez.

La parlamentaria conoce bien de lo que habla. Esta abogada de profesión, portavoz de Igualdad en la cámara autonómica y directora del IAM de 2008 a 2012, explica con presupuesto en mano cómo el 97,2% restante al que Vox no se refiere también está destinado a ayudas directas.

Lo primero que hay que resaltar en comparativa con otras comunidades autónomas es que el PSOE en Andalucía lleva muchos años aplicando políticas de igualdad y de ayuda a las mujeres. El IAM nació por ley en 1989 y el presupuesto que tiene asignado dobla al del Instituto Estatal de la Mujer: casi 43 millones de euros (42.926.773) frente a los 19 del órgano estatal para 2018. No obstante, solo representa el 0,12% del presupuesto total de la Junta de Andalucía y el 60% de las partidas están gestionadas por los casi 800 ayuntamientos independientemente del color político de sus gobiernos.

Las políticas de igualdad contra la violencia de género son integrales y transversales. Esto quiere decir que la financiación de las mismas no solo está en el IAM sino en todas las consejerías del Gobierno andaluz, especialmente en Justicia e Interior, Salud, Educación y Empleo. Además, los recursos, están cien por cien fiscalizados.

Son ayudas directas…

Del IAM cae toda una red pública de asistencia social y directa a mujeres. El Instituto cuenta con 211 profesionales especializados en el ámbito jurídico, psicológico, de participación, de información, de trabajo social y de empleo, 72 de ellas en servicios centrales y 139 adscritas a los 8 centros asistenciales, uno por provincia y que incluyen a informadoras (encargadas de la primera toma de contacto), psicólogas, trabajadoras sociales y abogadas.

Todas ellas funcionarias públicas que atienden de forma directa a las mujeres en general y a las víctimas de violencia de género en particular.

El gasto total de personal se cifró en 2018 en 9.544.054 euros, destinado a nóminas y a las tareas de planificación, coordinación y gestión que se requieran para cada caso.

Son ayudas directas…

12.219.239 de euros están destinados a gastos de mantenimiento y seguridad de los centros y en desarrollo de programas de atención directa a las víctimas en las 8 provincias.

En 2018, la red acogió a 2.557 personas (1.357 de ellas mujeres víctimas y 1.200 menores o personas dependientes a su cargo) en las casas de acogida y pisos tutelados. A ello destinó 6,9 millones de euros.

El resto de esta partida presupuestaria fue dirigido al servicio de atención telefónica (900.200.999) disponible 24 horas los 365 días del año; atención jurídica y legal y atención psicológica a víctimas de violencia sexual y abusos sexuales, y menores tanto presencial como vía telefónica y on-line; formación en materia de igualdad de género y campañas de sensibilización.

Son ayudas directas…

Los presupuestos de 2018 en Andalucía destinaron 20.236.503 millones de euros a financiar los 170 centros municipales de atención directa a la mujer. Esta red atiende cada año a más de 100.000 mujeres, de las que más de un 20% acuden por violencia de género.

En esta partida se incluyen las ayudas económicas, el dato que menciona Vox y que asciende a 1.932.000. Ayudas reguladas por la Ley Integral contra la Violencia de Género. En este sentido, Soledad Pérez, recuerda que “no se es víctima por ser pobre” y que el problema de la violencia contra las mujeres “no es por una cuestión económica, sino que es un problema de género”.

A este capítulo se le añaden las polémicas subvenciones a asociaciones de mujeres (2.000.000) entre las que también se cuentan organizaciones religiosas como las Adoratrices, colectivos prioritarios como prostitutas o mujeres en riesgo de trata, o mujeres rurales entre otras; y otros colectivos sin ánimo de lucro (1.300.000), como Cruz Roja y Cáritas con programas para la erradicación de la violencia de género y la promoción de la igualdad.

Asimismo, se financian programas en universidades públicas (1.605.000) y colegios de psicólogos de Andalucía. También a los agentes sociales (CCOO y UGT) para prestación de servicios jurídicos en casos de discriminación laboral o abuso laboral por razón de sexo, por un total de 140.000 euros en 2018.

Son ayudas directas…

También son ayudas directas el casi millón de euros (926.977) destinadas a equipos y aplicaciones informáticas como el SIAM, un sistema donde están recogidas de forma individualizada y con información detallada todos los casos de mujeres que han pasado por un centro de información de la mujer, lo que agiliza los trámites en situaciones de urgencia, entre otras cuestiones.

Red pública de apoyo a mujeres   

La diputada socialista hace hincapié en el carácter público del IAM. No hay ni un solo euro destinado a empresas privadas, solo a asociaciones o ONG y todos los trabajadores son funcionarios públicos.

El 100% del presupuesto “se destina a la planificación, coordinación y gestión de las políticas de igualdad del Gobierno andaluz, y a la atención de las víctimas de la violencia de género”.

“No es una red clientelar y lo menos sectario que te puedas imaginar”, señala la portavoz del PSOE de Igualdad, en contra de las proclamas lanzadas por Vox, cuyo objetivo -dice- “es desmantelar la red de apoyo asistencial a mujeres víctimas de la violencia machista”.

Vox vuelve a la carga con las ayudas a mujeres en Andalucía
Comentarios