lunes 21/9/20
¿ME ACOMPAÑAN A CONOCERLA?

Kiev, una bonita ciudad

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Cuando visité San Petersburgo, la guía me dijo que era imprescindible conocer Kiev. La verdad es que no me ha decepcionado y merece la pena venir a verla y disfrutar de sus monumentos y de sus calles.

¿Me acompaña a conocer Kiev?


La catedral de Santa Sofía

Es un monumento sobresaliente y es uno de los más conocidos de la ciudad y el primer patrimonio ucraniano inscrito en la Lista de Patrimonio de la UNESCO. El complejo de la catedral es el principal componente del Santuario Nacional Sofía de Kiev, la institución estatal responsable de la conservación del complejo catedralicio junto con otros monumentos históricos de la ciudad.

f21 copia

Se construyó en el lugar donde los habitantes de Kiev vencieron a los pechenegos, que era un pueblo nómada de Asia Central. El nombre de la catedral viene de la catedral Hagia Sofía del siglo VI y significa Sagrada Sabiduría y está dedicada más a Dios que a una santa específica con el nombre de Sofía.

Su modelo fue la catedral de Santa Sofía en Nóvgorod, con sus trece cúpulas de roble que Yaroslav I el Sabio decidió imitar en piedra como un signo de gratitud a los ciudadanos de Nóvgorod que le habían ayudado a asegurar el trono de Kiev en el año 1019. 

Los primeros cimientos se colocaron en el año 1037, pero la catedral tardó dos décadas en acabarse. La estructura tiene cinco naves con cinco ábsides y, de manera bastante sorprendente tratándose de arquitectura bizantina. 

Está rodeada por galerías de dos hileras por tres lados. Mide 37 metros por 55 metros, el exterior solía tener pedestales. En el interior, conserva mosaicos y frescos del siglo XI, incluyendo una representación ruinosa de la familia de Yaroslav y la Virgen en oración.

La catedral fue lugar de enterramiento de los gobernantes de la Rus de Kiev, entre ellos Vladímir Monómaco, Vsévolod Yaroslávich y desde luego el fundador de la catedral, Yaroslav el Sabio, aunque sólo ha sobrevivido hasta nuestros días la tumba de este último.

Después del saqueo de Kiev en el año 1169, seguido por u nuevo saqueo por parte de los tártaros mongoles en el año 1240. Como consecuencia de esto, la catedral sufrió un gran deterioro. 

Tras la Unión de Brest en los años 1595 y 1596, la catedral de Santa Sofía quedó en manos de la iglesia greco-católica ucraniana, hasta que fue reclamada por el obispo metropolitano ortodoxo ucraniano Petró Mohyla en el año 1633.

f20 copiaMohyla encargó trabajos de restauración, y la parte superior del edificio fue meticulosamente reconstruida en el marcado estilo barroco ucraniano, al tiempo que conservaba el interior bizantino, manteniendo intacto su esplendor. La obra siguió con el cosaco Iván Mazepa y en el año 1740, acabó la catedral con su forma actual.

Después de la Revolución rusa del año 1917, y durante la campaña antirreligiosa soviética de la década de 1920, el plan del gobierno preveía la destrucción de la catedral y la transformación del suelo en un parque de los Héroes

La catedral se salvó de la destrucción principalmente por el esfuerzo de muchos científicos e historiadores. No obstante, en el año 1934, las autoridades soviéticas confiscaron la estructura, incluyendo el complejo arquitectónico de los siglos XVII-XVIII que la rodeaba y la designaron como un museo arquitectónico e histórico.

A finales de los años 1980, las autoridades soviéticas, y luego las ucranianas, prometieron devolver el edificio a la iglesia ortodoxa rusa. Debido a varios cismas y facciones dentro de la Iglesia, la devolución se pospuso, pues todas las iglesias ortodoxas y greco-católicas la reclamaban. Aunque todas las iglesias ortodoxas han sido autorizadas a celebrar servicios en diferentes fechas, otras veces se les ha denegado el acceso. 

f19 copia

El complejo actualmente permanece como un museo del cristianismo de Ucrania, siendo la mayor parte de sus visitantes turistas. El veintisiete de agosto del año, la Catedral de Santa Sofía fue considerada como una de las siete maravillas de Ucrania.

A la salida de Santa Sofía hay un pequeño museo con interesante explicaciones sobre la Basílica, también merece la pena dar un paseo por el resto de los edificios y respirar la paz del interior.

MONASTERIO DE LAS CUEVAS

Su existencia se data en 1051 durante el reinado de Yaroslav el Sabio. Es el monasterio más antiguo de Ucrania y uno de los lugares santos de la religión ortodoxa oriental. En 1990 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es uno de los lugares santos de la religión ortodoxa oriental, recibiendo a miles de peregrinos de todas las partes del mundo.

Se encuentra en un área de colinas boscosas, cerca de la orilla occidental del río Dniéper. El recinto tiene una superficie de 28 Ha y está rodeado por murallas. Se divide en dos zonas: la baja y la alta. Ambas albergan varios edificios de importancia religioso-cultural: iglesias, monasterios, museos, así como las antiguas cuevas de los monjes que conforman el núcleo histórico del complejo.

En el año 1013, Antonio un monje ortodoxo asceta del Monasterio de Esphigmenou en el Monte Athos, regresó a la Rus de Kiev y se estableció Kiev como misionero de tradición monástica. Escogió una cueva de las colinas cercanas al río Dniéper, en el monte Berestov. 

Otros monjes siguieron su ejemplo, construyeron más cuevas y formaron una comunidad, la misión de los monjes Antonitas. Las cuevas fueron construidas tanto en la parte alta “las cuevas cercanas”, como en la parte baja de la zona “las cuevas lejanas”.

La fundación del monasterio es del año 1051 si seguimos la Crónica Primaria, bajo el reinado de Yaroslav el Sabio, príncipe de la Rus de Kiev, por los monjes Antonio y Teodosio. El primero se encarga de las cuevas cercanas y el segundo de las lejanas, motivo por el cual también se conoce a las cuevas cercanas como cuevas de Antonio y a las lejanas como cuevas de Teodosio. El primer patriarca del recién fundado monasterio fue el metropolitano Hilarión de Kiev.

f18 copia

Los príncipes de Kiev apoyaron generosamente el monasterio otorgando la tierra a los monjes, donando dinero y construyendo iglesias. Entre los años 1060 y 1062 se construyó en la zona de las cuevas lejanas el primer monasterio de madera. 

Años más tarde se empiezan a levantar otros edificios, entre ellos la primera construcción de la Iglesia de la Ascensión de la Virgen. Poco a poco se impone el monasterio como el centro religioso más importante del Rus de Kiev.

En los siglos posteriores el Monasterio fue atacado varias veces, En el año 1096 por los cumanos, posteriormente en el año 1240 las hordas mongolas al mando de Batu Kan invaden Kiev y destrozan el complejo. Por último, en el año 1482, los tártaros lo saquean y queman. Pero cada vez el monasterio fue reconstruido y expandido.

El metropolitano Petró Mohyla funda la Escuela del Monasterio de las Cuevas en el año 1631. Le fue concedido al complejo monástico el título de Lavra en el año 1668, palabra eslava que se utiliza para designar a los monasterios ortodoxos de gran relevancia.

Un incendio causó grandes desperfectos en el año 1718, el archivo y la imprenta fueron totalmente destruidos, diez años duró la reconstrucción. En este periodo se edificaron la mayoría de las iglesias que actualmente se pueden ver: la nueva Catedral de la Asunción de la Virgen, la Iglesia de la Puerta de la Trinidad, la Iglesia de Todos los Santos, etc. La construcción del Gran Campanario comenzó en el año 1731. Como última gran obra se levantó entre los años 1893 y 1895, el Refectorio.

A finales de siglo XVIII se inició un periodo de creciente rusificación en Kiev. Tras la revolución bolchevique, en el año 1921, las autoridades soviéticas confiscaron muchas de las reliquias del monasterio y transformaron muchas de sus iglesias para otros fines. 

Se cerró oficialmente el monasterio en el año 1926 y se transformó en un museo estatal, que entre otras cosas de temática socialista, hacía hincapié, paradójicamente, en la propaganda antirreligiosa. Se clausuraron las cuevas en el año 1929.

El complejo fue seriamente dañado en la II Guerra Mundial tanto por las tropas nazis que invadieron, como por las soviéticas en la retirada alemana. La Iglesia de la Asunción fue minada y destruida completamente, desapareciendo con ella todos sus tesoros.

f16 copia

Después de la Guerra el complejo fue restaurado y renombrado como Reserva Histórico-Cultural de las Cuevas de Kiev. De este periodo hasta 1961 se dejó a los monjes trabajar nuevamente en el monasterio y continuar con sus actividades religiosas, pero sin hacer propaganda ni proselitismo. En 1961 se volvió a prohibir toda actividad religiosa en el complejo y los monjes fueron expulsados.

No fue hasta junio del año 1988, gracias a la política de apertura de Gorbachov y con motivo de la celebración del milenio de la Iglesia ortodoxa, que se entregaron las cuevas lejanas con todos sus edificios a la Iglesia. Les fue devuelto a ésta el control total del complejo monástico en el año 1990.

Es un complejo de proporciones gigantescas. Dentro de sus 28 hectáreas hay multitud de iglesias, monasterios, campanarios, museo y las cuevas que le dan nombre; dónde del Siglo X al XV vivían los monjes en celdas de poco más de 2 x 2 metros y hoy son catacumbas con los cuerpos incorruptos de los santos.

f15 copia

Bajar a las cuevas supone una experiencia totalmente mística, después de cubrirte cabeza y piernas con un gran faldón, ya que no puedes ir con pantalones te dan una fina y frágil vela que has de sostener con cuidado entre los dedos para qué si cae cera no caiga en el suelo, está será tu única iluminación durante todo el recorrido.

Los más de 120 cuerpos de los santos con sus caras cubiertas, se encuentran en sarcófagos de cristal a los lados de los estrechos pasillos o en las pequeñas capillas en las que aún los monjes celebran misa.

f14 copia

 La puerta dorada 

Fue levantada durante el reinado de Yaroslav el Sabio, Gran Príncipe de la Rus de Kiev a mediados del siglo XI. Su nombre es el mismo de la famosa puerta de las murallas de Constantinopla, expresando la ambición de Yaroslav de igualarse con el poderoso Imperio Bizantino.

Yaroslav prestó mucha atención a la ampliación y consolidación de las murallas de Kiev. Durante el tiempo de su gobierno, el territorio de la ciudad se hizo diez veces mayor de lo que era. Yaroslav destruyó las hordas de nómadas pechenegos que regularmente atacaban Kiev. El lugar donde Yaroslav los derroto ordenó establecer la torre de la fortificación que fue llamada Torre del Oro.

Batú Kan la destruyó, en el año 1240, parcialmente durante la invasión de los mongoles. Sin embargo, Batú Khan nunca pudo entrar por la Puerta Dorada, pues pudieron entrar en la ciudad por la zona menos fortificada y posteriormente destruyeron la Puerta de Oro desde dentro.

f13 copia

Aún en los siglos XVI y XVII, se utilizó como vía de acceso ceremonial, no obstante su mal estado. En el siglo XVIII, sería cubierta con tierra, siendo redescubiertas sus ruinas en 1832. Fueron restauradas y cercadas con hierro. 

Ya en el siglo XX, y en el año 1982, con motivo del 1. 500 aniversario de la ciudad, se procedió a una completa reconstrucción de la edificación, pese a la falta de documentación que pudiera informar de la apariencia original del monumento. Se sitúa junto a un pabellón, construido en los años 1970 del siglo pasado, que aloja un museo sobre la historia de la puerta y de la ciudad.

La iglesia de San Andrés

Es un importante templo barroco situado en Kiev, y pertenece a la Iglesia ortodoxa autocéfala ucraniana. Fue construida entre 1747 y 1754, siguiendo diseños del arquitecto italiano Bartolomeo Rastrelli. 

Catalina II de Rusia decidió construir en la ciudad de Kiev, en el barrio de Podil, su residencia de verano y levantó. Ubicada sobre una colina, los problemas de cimentación han sido frecuentes causando seria preocupación sobre la posibilidad de un hundimiento. 

f12 copia

Dedicada a San Andrés el Apóstol, es considerado como el primer evangelista del cristianismo en las tierras ucranianas ya que tras la muerte de Jesús emprendió camino hacia las tierras de los Escitas, actual Ucrania. 

La leyenda cuenta que llegó al Mar Negro y subió a través del río Dniéper hasta llegar a unas colinas donde clavó una cruz y dijo que en ese lugar debería crearse una ciudad y muchas iglesias para la gloria de Dios. Leyenda o historia, San Andrés, es considerado el fundador de la Iglesia cristiana en Ucrania y patrón del país, así como el primer patriarca de la Iglesia ortodoxa.

Se construyó en el siglo XI una pequeña iglesia de madera conmemorando leyenda de San Andrés Apóstol. Sin embargo sufrió un incendio y se construyó otra que no sobrevivió a la invasión mongola. Sucesivas iglesias ocuparon este lugar sin superar el devenir de la historia de guerras hasta la construida por Catalina la Grande de Rusia.

Es una iglesia barroca de una única cúpula verde y dorado, color que representa a la Santísima Trinidad o los Santos con cúpulas más pequeñas. El templo tiene planta de cruz griega y en sus esquinas tiene torres decorativas coronadas por pequeñas cúpulas.

El Monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas

Es un monasterio de Kiev. Se encuentra en la parte occidental del río Dniéper, al borde de un risco y al noreste de la Catedral de Santa Sofía. Está situado en la ciudad alta, el núcleo histórico y barrio administrativo de Kiev, con vistas a la parte comercial de la ciudad, el barrio de Podol.

Originalmente construido en la Edad Media por Sviatopolk II, el monasterio se compone de la catedral, el refectorio de San Juan el Divino, construido en el año 1713, la Puerta Económica construida en el año 1760, y el campanario del monasterio que fue añadido entre los años 1716 y 1719. 

f11 copia

El exterior de la estructura fue reconstruido en el siglo XVIII al estilo del barroco ucraniano, mientras el interior continúa con su estilo bizantino original. La catedral fue destruida en los años 1930 por las autoridades soviéticas, siendo reconstruida tras la independencia de Ucrania.

Se cree que el príncipe Iziaslav Yaroslávich, cuyo nombre de pila era Demetrius, construyó el monasterio y la iglesia de San Demetrio en la ciudad alta de Kiev en la década de los años 1050, cerca de la catedral de Santa Sofía. 

Medio siglo después, su hijo, Sviatopolk Iziaslávich II, se encargó de la iglesia del monasterio dedicada a su propio santo patrón, el arcángel San Miguel. Una razón para construir la iglesia pudo ser la reciente victoria de Sviatopolk sobre los polovtsianos nómadas, ya que el arcángel San Miguel se consideraba el patrón de los guerreros y la victoria.

El monasterio era considerado el claustro familiar de la familia Sviatopolk, siendo lugar de entierro para los miembros de la familia. Probablemente, las cúpulas de la catedral fueron las primeras cúpulas de color dorado del Rus de Kiev, algo que con el paso del tiempo se convirtió en una práctica habitual y que dio al complejo el apodo de la cúpula dorada o el techo dorado.

Se cree que durante la invasión mongola del año 1240, el monasterio fue seriamente dañado. Los mongoles dañaron la catedral y destruyeron sus cúpulas dorado y plateadas. ​ Posteriormente, el claustro cayó en mal estado y no hay documentación acerca de la misma de los dos siglos y medio siguientes. 

El monasterio había resurgido en el año 1496 y el nombre de Monasterio de San Demetrio se cambió a Monasterio de San Miguel tras la construcción por Sviatopolk II de la iglesia de la catedral. 

f10 copia

Tras numerosas restauraciones y ampliaciones a lo largo del siglo XVI, se convirtió gradualmente en uno de los monasterios más populares y ricos de Ucrania. Iov Boretski lo convirtió en residencia del nuevo obispo metropolitano ortodoxo de Kiev en el año 1629 y, en 1633, Isaya Kopynski fue nombrado supervisor del monasterio.

El monasterio disfrutó del patrocinio de los atamanes y otros benefactores a través de los años. La principal atracción para los peregrinos eran las reliquias de Santa Bárbara, supuestamente traídas desde Constantinopla en el año 1108 por la esposa de Sviatopolk II y guardadas en un relicario de plata donado por el atamán Iván Mazepa.

Aunque la mayoría de los terrenos monásticos se secularizaron a finales del siglo XVIII, en los siglos XIX y XX residían allí nada menos que 240 monjes. El monasterio sirvió de residencia al obispo de Chernígov después del año 1800. En los terrenos del monasterio se encontraba una escuela de chantres, en la que tanto estudiaron como enseñaron varios compositores prominentes.

Aproximadamente 100 000 peregrinos rindieron homenaje a Santa Bárbara en el monasterio de San Miguel en el año 1870. Antes de la revolución rusa de 1917, entre los ciudadanos de Kiev eran muy populares los llamados anillos de Santa Bárbara, que eran anillos fabricados y bendecidos en el monasterio. 

Servían para atraer la buena suerte y, según las creencias populares, para protegerse de la brujería siendo también eficaces contra las enfermedades graves y la muerte súbita. Estas creencias se refieren al hecho de que el monasterio no se vio afectado por la epidemia de la peste en el año 1710 ni por la epidemia del cólera del siglo XIX.

Durante la primera mitad de los años 1930, varias publicaciones soviéticas pusieron en tela de juicio los hechos históricos conocidos acerca de la edad de la catedral. Las publicaciones destacaron que el edificio medieval había sufrido importantes reconstrucciones y que lo que se conservaba era apenas una pequeña parte de la catedral original de estilo bizantino. 

f9 copia

Esto llevó a la demolición del monasterio y a su sustitución por el nuevo centro administrativo de la República Socialista Soviética de Ucrania.

El 26 de junio del año 1934, comenzó la retirada de los mosaicos bizantinos del siglo XII, dirigida por la Sección de Mosaicos de la Academia de Bellas Artes de Leningrado. Los especialistas fueron forzados a trabajar con prisa debido a la inminente demolición, siendo así incapaces de completar el proyecto completo. A pesar del cuidado y la atención mostrada durante el retiro de los mosaicos de las paredes de la catedral, no se puede confiar en que los mosaicos trasladados sean absolutamente auténticos.

Los mosaicos restantes, que cubrían un área de 45 m², fueron repartidos entre el Museo del Hermitage, la Galería Tretyakov y el Museo Ruso. ​Otra parte de estos mosaicos fueron instalados en la segunda planta de la Catedral de Santa Sofía de Kiev, no mostrados a los turistas. Aquellos artículos que permanecieron en Kiev fueron incautados por los nazis durante la II Guerra Mundial y llevados a Alemania. Tras el fin de la guerra cayeron en manos estadounidenses, siendo más tarde devueltos a Moscú.

Durante la primavera 1935, se derribaron las cúpulas doradas del monasterio. Las puertas reales de plata de la catedral, el relicario de Mazepa y otros objetos de valor fueron vendidos en el extranjero o simplemente destruidos. 

El iconostasio de cinco niveles fue retirado de la catedral, y más tarde destruido. Las reliquias de Santa Bárbara fueron trasladadas a la Iglesia de los Diezmos y, tras el derribo de la iglesia, a la Catedral de San Vladimir en el año 1961.

f8 copia

Durante el período de primavera-verano de 1936, fueron dinamitados el exterior de la catedral junto con el campanario. La Puerta Económica y los muros del monasterio también fueron destruidos. 

El único edificio terminado de construir en los terrenos del antiguo monasterio antes de la II Guerra Mundial aloja, actualmente, al Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania. La construcción del segundo edificio que fue planificado para construirse en el lugar donde había estado la catedral fue retrasada en la primavera de 1938 debido a que las autoridades no estuvieron satisfechas con el diseño elegido. El edificio nunca llegó a construirse.

La Reconstrucción 

En agosto del año 1963, el refectorio del monasterio, que se había salvado del derribo del monasterio, fue designado monumento arquitectónico de Ucrania. El ayuntamiento de Kiev estableció en la ciudad varias zonas de preservación arqueológica, en el año 1973 que incluían los terrenos del monasterio. Sin embargo, el lugar ocupado por la antigua catedral fue excluido.

En la década 1970, los arquitectos ucranianos I. Melnyk, A. Zayika, V. Korol, y el ingeniero A. Kolyakov elaboraron un plan de reconstrucción del Monasterio de San Miguel. Sin embargo, estos planes solo fueron tomados en consideración después de la caída de la Unión Soviética en el año 1991.

Tras la independencia de Ucrania del 1991, la demolición del monasterio fue considerado un delito y comenzaron a ser escuchadas las voces que pedían la reconstrucción a escala natural de monasterio como parte importante del patrimonio cultural del pueblo ucraniano. 

Estos proyectos fueron aprobados y realizados entre los años 1997 y 1998, tras lo cual el campanario y la catedral fueron transferidos a la Iglesia ortodoxa ucraniana - Patriarcado de Kiev. 

f7 copiaYuriy Ivakin, arqueólogo jefe del sitio, dijo que durante las excavaciones previas a la reconstrucción se habían recuperado 260 artefactos antiguos y valiosos. Además, fue descubierta una parte de la antigua catedral, aún intacta, que actualmente constituye una parte de la cripta de la catedral.

Con el apoyo de las autoridades de la ciudad de Kiev, el arquitecto y restaurador Y. Lositskiy y otros reconstruyeron la parte occidental de los muros de piedra. Después fue reconstruido el campanario y se convirtió en una plataforma de observación. En lugar del reloj original fue instalado un reloj electrónico con un conjunto de cuarenta campanadas en el cual pueden escucharse melodías de famosos compositores ucranianos. 

Por último fue reconstruida la catedral y decorada por un conjunto de iconos barrocos de madera, copias de los antiguos mosaicos y frescos y nuevas obras de arte de artistas ucranianos. ​

La reconstruida Catedral de San Miguel de las Cúpulas Doradas fue inaugurada oficialmente el treinta de mayo del año 1999. Sin embargo, la decoración, los mosaicos y los frescos interiores no se completaron hasta el veintiocho de mayo de 2000. 

Las capillas laterales fueron consagradas a Santa Bárbara y a Santa Catalina en el año 2001. Durante los cuatro años siguientes, las obras de arte y 18 de los 29 mosaicos de la catedral original fueron devueltos por Moscú tras años de tedioso debate entre las autoridades de UcraniaRusia. No obstante, a finales del año 2006, los mosaicos que aún permanecen en el Museo del Hermitage de San Petersburgo fueron trasladados a Kiev.

f6 copiaLa arquitectura del monasterio incorpora elementos arquitectónicos que han evolucionado de los estilos predominantes durante los períodos bizantino y barroco. La catedral de San Miguel de las Cúpulas Doradas es la principal iglesia del monasterio construida entre los años 1108 y 1113. 

La catedral era la más grande de las tres iglesias del monasterio de San Demetrio. La antigua catedral fue el modelo para la catedral de la Asunción del Monasterio de las Cuevas de Kiev. Tenía planta de cruz griega predominante durante la época del Rus de Kiev, seis pilares y tres ábsides. 

Una iglesia en miniatura, probablemente un baptisterio, lindaba con la catedral por el sur. Había también una torre con una escalera que llevaba hasta el triforio, que fue incorporado a la parte septentrional del nártex sobresaliendo del bloque principal mucho más de lo que era común en dicha época. 

Es probable que la catedral tuviese una única cúpula, aunque otras dos cúpulas más pequeñas podrían haber coronado la torre y el baptisterio. La decoración interior era espléndida, al igual que los brillantes mosaicos de gran calidad, probablemente los mejores del Principado de Kiev.

Cuando las iglesias medievales de Kiev fueron reconstruidas a finales del siglo XVII y principios del XVIII al estilo del barroco ucraniano, la catedral fue ampliada y renovada de una forma espectacular. En 1746, el exterior de la catedral era de estilo barroco mientras que el interior mantenía su estilo bizantino original. 

A la originalmente única cúpula le fueron añadidas seis cúpulas más, construyéndose contrafuertes para contrarrestar así la presión añadida sobre los muros. El resto de los muros medievales, caracterizados por sus capas alternas de caliza y ladrillo, fueron cubiertas con estuco.

Dentro de la iglesia fue instalado en el año 1718 un complejo iconostasio de cinco niveles financiado por el atamán Pavló Skoropadski y realizado por Grigory Petrov de Chernígov. Durante los siglos XVIII y XIX, fueron repintados sobre las paredes interiores casi todos los mosaicos y frescos bizantinos originales.

 Las restauraciones sobre los mosaicos y frescos que quedaron sin repintar fueron realizadas a finales del siglo XIX. Sin embargo, no existen investigaciones importantes y serias de las paredes, por lo cual es posible que los frescos o mosaicos medievales se conservaran bajo las capas de yeso más recientes.

El refectorio del monasterio es un edificio rectangular de ladrillo en el cual se encuentra el comedor de los monjes así como diversas cocinas y despensas. El exterior está dividido por pilastras y muestra marcos de ventanas que recuerdan a la arquitectura moscovita tradicional.

El refectorio se erigió en 1713 en el lugar ocupado por otro de madera más antiguo. El interior fue modificado en 1827 y 1837, realizándose obras de restauración entre 1976 y 1981. El campanario del monasterio se construyó entre 1716 y 1720 en tres niveles rematado por una cúpula en forma de pera.

La Estatua "la Madre Patria" 

Es una estatua monumental que se encuentra en Kiev. La escultura se yergue en la parte alta del Museo de la Gran Guerra Patria. La estatua está hecha de acero inoxidable, mide 62 metros de altura, en conjunto con la base mide 102 metros y pesa unas 560 toneladas. 

La espada en la mano derecha de la estatua mide unos 16 metros de largo y pesa 9 toneladas. Su mano izquierda sostiene un escudo cuyas dimensiones son 13 x 8 metros con el emblema del Estado de la Unión Soviética. 

El pasillo conmemorativo del museo exhibe placas de mármol con nombres grabados de más de 11. 600 soldados y más de 200 trabajadores del frente interno, quienes fueron honrados durante la guerra con el título de Héroe de la Unión Soviética y Héroe del trabajo socialista.

f5 copia

Los planes finales para la estatua se hicieron en el año1978, con la construcción a partir del año 1979. Muchos criticaron los fastuosos gastos y afirmaron que los fondos podrían haber sido mejor gastados en otro lugar. La estatua fue inaugurada en 1981 en una ceremonia a la que asistieron el entonces primer ministro soviético Leonidas Brezhnev que era de origen ucraniano.

Hoy día la estatua sigue siendo controvertida: algunos afirman que debe ser derribada y su metal utilizado para fines más funcionales. Debido a recortes presupuestarios, la llama, que utiliza hasta 400 metros cúbicos de gas por hora, sólo se utiliza en las principales fiestas nacionales. Además, persisten los rumores de que la estatua se construyó sobre cimientos inestables, pero ha sido fuertemente negado por el gobierno local de Kiev. ​

La catedral de San Volodýmyr 

Es una catedral ortodoxa erigida en el centro de Kiev y es la sede de la iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kiev. 

Es uno de los más importantes templos de la ciudad, fue erigido con ocasión del noveno centenario de la cristianización de la Rus de Kiev iniciándose la construcción en el año 1862. Es de estilo neobizantino, importantes artistas rusos coetáneos participaron en su colorista y lujosa decoración interior. Los mosaicos fueron realizados por maestros de Venecia.

Fue consagrada en el año 1896 en presencia del zar Nicolás II. Durante la época comunista, la catedral fue empleada como museo antirreligioso, archivo, y tras la II Guerra Mundial, de nuevo como iglesia ortodoxa abierta al culto. Fue designada sede de la iglesia ortodoxa del Patriarcado de Kiev en el año 1992. 

f4 copia

El obispo metropolitano Filareto II de Moscú sugirió en el año 1852 que se construyera una gran catedral en Kiev para conmemorar el 900° aniversario del bautismo de la Rus de Kiev por el príncipe Vladimiro I de Kiev.

 La gente de todo el imperio ruso comenzó a donar para esta causa, por lo que en 1859 el fondo de la catedral había acumulado una gran suma de dinero. El monasterio de las Cuevas de Kiev produjo un millón de ladrillos y los presentó a la catedral también. 

Es un templo de seis pilastras y tres ábsides coronados por siete cúpulas. La altura de la cruz del domo principal es de 49 metros. El colorido interior de la catedral es particularmente llamativo. Sus mosaicos fueron ejecutados por maestros de Venecia. La pintura de la Santa Madre de Dios de Vasnetsov en el ábside del altar de la catedral impresiona por su austera belleza.

f3 copiaLa puerta de entrada está adornada con esculturas de bronce en relieve de Santa Olga sobre un fondo azul. El iconostasio está tallado en mármol blanco llegado de Carrara. La catedral se completó en el año 1882, sin embargo, las pinturas se finalizaron completamente solo en el año 1896.

La catedral se arriesgó a sufrir daños durante la guerra polaco-soviética en el año 1920. Durante el período soviético, la catedral escapó por poco a la demolición, pero no a la clausura. Hasta la II Guerra Mundial sirvió como un museo de la religión y el ateísmo. 

Las reliquias de Santa Bárbara, una mártir del siglo III, fueron trasladadas a San Volodýmyr desde el monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas antes de ser destruidas por los bolcheviques, ​ y han permanecido allí desde entonces.

Después de la guerra, la catedral fue reabierta y desde entonces permaneció abierta. Era entonces la iglesia principal de la sede metropolitana de Kiev del Exarcado de Ucrania. La catedral era uno de los pocos lugares en la URSS donde los turistas podían visitar abiertamente una iglesia ortodoxa en funcionamiento. 

Vio el renacimiento de la religión ortodoxa en el año 1988 cuando la celebración del milenio del Bautismo de Kiev v marcó un cambio en la política soviética sobre religión. Después de la disolución de la Unión Soviética, la propiedad de la catedral de San Volodýmyr se convirtió en un tema de controversia entre dos denominaciones que afirmaban representar el cristianismo ortodoxo ucraniano: la iglesia ortodoxa ucraniana que era una iglesia con un estatus autónomo bajo el Patriarcado de Moscú, y la recién establecida iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kiev, que consiguió el control de la catedral.

El Palacio Mariyinski 

Es un pintoresco palacio barroco emplazado a orillas del río Dniéper. El palacio es la residencia oficial del Presidente de Ucrania y está cerca de la Rada Suprema, que es el parlamento de Ucrania.

El palacio fue ordenado para ser construido en el año 1744 por la emperatriz rusa Isabel I de Rusia, y fue diseñado por Bartolomeo Rastrelli, el arquitecto más famoso que trabajaba en el Imperio ruso en ese momento. Uno de los estudiantes de Rastrelli, Iván Michurin, junto con un grupo de otros arquitectos, completó el palacio en 1752. 

La emperatriz Isabel, sin embargo, no vivió lo suficiente para ver el palacio. La primera figura real que se quedó en el palacio fue la emperatriz Catalina II, quien visitó Kiev en el año1787. A fines del siglo XVIII y principios del XIX, el palacio fue la residencia principal de los Gobernadores Generales.

f2 copia

A principios del siglo XIX, el palacio se incendió. Aproximadamente medio siglo después, en el año 1870, Alejandro II de Rusia hizo reconstruir el palacio por el arquitecto Konstantin Mayevsky, utilizando viejos dibujos y acuarelas como guía. 

Fue renombrado después de la emperatriz María Aleksándrovna. Por su deseo, se estableció un gran parque en el lado sur del palacio. El palacio fue utilizado como residencia para los miembros visitantes de la familia imperial hasta el año 1917.

Durante los años de la Guerra de independencia de Ucrania, entre los años 1917 y 1921, el palacio fue utilizado como la sede del Comité Revolucionario, particularmente durante el Levantamiento Bolchevique de Kiev. 

En la década de los años 1920, el edificio pertenecía a una escuela agrícola, poco después de lo cual se convirtió en un museo. El Mariyinsky sufrió graves daños en la II Guerra Mundial y se restauró a fines de la década de los años 1940. Otra restauración importante se completó a principios de la década de los años 1980.

El parque Mariinsky que se encuentra en las pendientes magníficas del Dniéper, es una reconocida obra maestra de la jardinería y uno de los más bellos y antiguos parques de Ucrania proyectado según las tradiciones inglesas. 

Durante más de un siglo y medio, es uno de los sitios de recreo más amados por los ciudadanos de Kiev. Sus paisajes esplendidos y la atmosfera impregnada de armonía y confort inclinan dar largos paseos. 

f1 copia

Cerca del palacio está la terraza de observación de donde se abren las vistas panorámicas y maravillosas al río Dniéper y la orilla izquierda de Kiev. Además, un sitio más romántico del parque, el puente de enamorados está cubierto por miles leyendas y enigmas. Paseando por el parque, los jóvenes suelen dejar aquí cualquier signo que simboliza su amor y fidelidad uno a otro.

Entre otras instalaciones que provocan el interés, son el edificio del teatro de títeres como si hubiera bajado de los cuadros fabulosos, la fuente de hierro fundido que ya cuenta con cien años de edad y el arco de la Amistad entre los pueblos que simboliza la unidad de los pueblos ucraniano y ruso. Cerca de él, está otra terraza de observación de donde su puede admirarse de los panoramas fantásticas de la capital ucraniana.

El parque Mariinsky alberga uno de los museos más extraordinarios de Kiev, el Museo de agua, situado en el edificio de la antigua torre de agua. Su exposición original cuenta sobre ciclo del agua en la naturaleza. 

Se puede bajar al subterráneo y hacer un viaje a través de los continentes y observar como deshielan los glaciares, vomitan los geiseres, y visitar las cuevas con estalactitas. En el museo se puede experimentar la auténtica lluvia con relámpago y encontrarse a sí mismo en el centro de la pompa de jabón.

Kiev, una bonita ciudad
Comentarios