miércoles. 24.07.2024
fosa_franquista
Exhumación de una fosa franquista en El Bierzo. (Imagen: ARMH)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) comenzará este martes 19 de septiembre la exhumación de una fosa común en el cementerio de Bértoa, perteneciente al concello de Carballo, en A Coruña. 

En ella se esperan encontrar los restos de: Francisco Miguel Fernández Díaz, Juan Boedo Pardo, de Pedro Pinilla Calvete y de su padre Pedro Pinilla Fraga.

La ARMH tiene contacto con tres de las familias, pero lleva tiempo tratando de localizar algún familiar de Pedro Pinilla Calvete o de Pedro Pinilla Fraga, para que puedan asistir a la exhumación y se les sean tomadas muestras de ADN para una posible identificación genética de los restos.

Francisco Miguel
Francisco Miguel Fernández Díaz.

FRANCISCO MIGUEL FERNÁNDEZ DÍAZ, nació en 1897 en A Coruña. Fue pintor, ilustrador, crítico de arte y propietario de una librería de arte. Se casó con Syra Alonso el 19 de noviembre de 1920. Tuvieron tres hijos: Francisco Alberto, Juan Ramón y Sandro. Estuvo a cargo de la Librería de Arte, en la rue Real da Coruña, y colaboró ​​activamente con la revista Alfar, de la que fue director artístico. Participó en charlas en su propia librería y en el café La Peña, con distintos intelectuales del momento. A lo largo de su vida realizó múltiples viajes y cambios de residencia: Montparnasse (París), en 1923, donde se formó en el arte del batik; vivió en Cuba y México (1926-33), donde nacieron sus hijos Juan Ramón y Sandro y donde trabajó con el muralista David Alfaro Siqueiros, lo que contribuyó a ponerlo en contacto directo con las vanguardias artísticas del momento como Diego Rivera o Branca Luz Brum. En 1933 regresaron a España. Tras un año en Madrid, regresaron a Galicia, instalándose en la "Casa de la Felicidad" de Liáns, Oleiros.

El 3 de agosto de 1936 fue detenido por la Guardia Civil, acusado de actuar contra el régimen militar golpista de Franco, y el 15 de agosto la mujer Syra obtuvo la libertad de Francisco Miguel. Sin embargo, el 19 de septiembre fue nuevamente capturado por cinco agentes de la Brigada Social en la pensión de la calle Mariño de A Coruña, siendo conducido a comisaría, a la comandancia militar y luego a prisión. El 29 de septiembre salió de prisión. Su cuerpo aparece junto a otras tres personas que fueron cruelmente asesinadas, con heridas de bala, en el Campo de Morgade, Queo de Arriba, y posteriormente inhumadas en una fosa común en el cementerio de Bértoa, Carballo.

JUAN BOEDO PARDO, era del pueblo de San José de Meicende (A Coruña) y trabajaba en la empresa de gas y electricidad de A Coruña, tenía actividad sindical. Cuando se produjo el golpe de 1936, los hermanos Boedo participaron en la defensa de la ciudad. De allí vino la persecución, huyeron a las montañas de Chans. Juan era viudo de Concepción Mayo y tuvo dos hijos, José y Juan. Fue detenido por falangistas y la Guardia Civil cuando se escondía cerca de su domicilio. Tras pasar por el cuartel fue sacado por los falangistas y asesinado a los 28 años en Queo de Arriba.

BÚSQUEDA DE FAMILIARES DE LA FAMILIA PINILLA

ANDRÉS PINILLA FRAGA, sacado de prisión y asesinado a los 52 años. Nació en Madrid y vivió en A Coruña, donde trabajó como conserje en el Colegio de Notarios de A Coruña. Su cuerpo aparece el 29 de septiembre de 1936 junto al de las otras 3 víctimas en el Campo de Morgade de Queo de Arriba, Bértoa (Carballo) con impactos de bala, y es enterrado en la fosa común del cementerio de Bértoa.

PEDRO PINILLA CALVETE, sacado de la cárcel y asesinado a los 21 años. Nació en A Coruña y vivió en Estrada. Era mecánico de profesión. Sobrino de Andrés Pinilla Fraga. Su cuerpo aparece el 29 de septiembre de 1936, junto al de las otras tres víctimas en el Campo de Morgade en Queo de Arriba, Bértoa (Carballo) con impactos de bala, y es enterrado en la fosa común del cementerio de Bértoa.

No son los únicos represaliados en esta familia, Enrique, de 23 años, y Andrés, de 29, también fueron asesinados el 25 de septiembre de 1936.

Información de la ARMH.

Se buscan familiares de dos víctimas del franquismo exhumadas en Galicia