#TEMP
sábado. 02.07.2022
PSICOLOGÍA

Análisis psicológico de las agresiones en las redes sociales: los trol

En la base emocional de los diferentes tipos de Troll, existe una empatía fría, conocida como empatía cognitiva. ​

Nos referíamos en el anterior artículo sobre análisis psicológico de las agresiones en las redes, a una serie de “palabros” nuevos (DRAE: palabro es palabra nueva o mal dicha) entorno a las redes sociales, entre ellos los  Trol, que son  sujetos que publican mensajes provocadores e irrelevantes en una comunidad en línea: foro, chat, blog, grupo, etc., para provocar una respuesta emocional negativa en los usuarios, por diversión o para alterar la conversación, logrando que los usuarios se enfaden y se enfrenten entre sí. Los primeros acontecimientos de lo que podríamos denominar “troleo”, se interpretaron como flaming, palabra derivad del inglés, que hace referencia al acto de publicar de forma habitual en un contexto social, como puede ser un foro o en una lista de correo electrónico. Las relaciones entre el troleo y el flaming se detectaron por primera vez en un foro de libre acceso en California, en los años setenta, en una serie de ordenadores en conexión por módem.

Se han identificado una serie de factores clave para el acoso cibernético, así falsas acusaciones, con lo que muchos acosadores cibernéticos intentan dañar la reputación de su víctima y poner a otras personas en su contra; intentos de recopilar información sobre la víctima, aquí los Trolls pueden intentar acercarse a amigos, familiares y colegas de trabajo de su víctima para obtener información personal, pueden  rastrear las actividades de la víctima e intentar copiar su dirección IP; falsa victimización, el acosador cibernético afirmará que la víctima lo está acosando; falsa identificación, a veces, los Trolls hacen pedidos de bienes y servicios, como por ejemplo, pedir artículos o suscribirse a revistas a nombre de la víctima; propuestas de reuniones, en especial para jóvenes, que se enfrentan a un riesgo particularmente alto, de que los acosadores cibernéticos intenten organizar reuniones que pueden implicar diferentes riesgos si se acude a ellas.

Edwar G. Bulwer-Lytton dijo: ”es difícil saber quién hace el mayor daño: los enemigos con sus peores intenciones o los amigos con las mejores”

Se han descrito diferentes tipologías de Trols. En primer lugar, por su modo de actuar: los meticulosos que esperan a que la víctima comenta un error para difundirlo por las redes sociales; los incongruentes que mandan mensajes carentes de cualquier sentido, simplemente lo hacen por incordiar; los graciosos, que usan el humor, su peculiar humor, para criticar; y los agresivos que publican material ofensivo, como puede ser el de tipo racista o sexista. En segundo lugar, porsu perfil psicológicoTrolls sádicos, aquellos cuyo objetivo es ofender y hacer daño, con funcionamiento psicopático;Trolls zombies que repiten insistentemente en un tema, con un funcionamiento anancástico; Trolls perseguidor que se obsesiona con perseguir a la víctima, con un funcionamiento sádico; Trolls intelectuales, cuyo afán es demostrar que son superiores y saben más que nadie de cualquier tema, con un funcionamiento claramente narcisista: Trolls retraídos que buscan simplemente una notoriedad que anhelan y que a nivel psicológico subyace un importante complejo de inferioridad; Trolls exibicionistas, no tiene opinión concreta sobre nada, sólo pretende exhibirse de forma anónima; y finalmente el Trolls suplantadores de identidad, bien se hacen pasar por otra persona con el objeto de perjudicarla, o bien crean perfiles falsos para engañar a otros usuarios.

Podemos decir que, en la base emocional de los diferentes tipos de Troll, existe una empatía fría, conocida como empatía cognitiva. Es un tipo de empatía en la que el sujeto conoce lo que otro está sintiendo, pero sin el componente afectivo, es decir no siente el sufrimiento ajeno, la  persona que tiene empatía cognitiva, pero no afectiva, sabe que alguien lo está pasando mal, también sabe por qué y hasta reconoce que tiene   razones para estar así, pero eso no le hace sentir realmente mal, no llega a tener un reflejo afectivo en él, más bien es gracias a este tipo de empatía, la cognitiva, por la que el Troll en las redes sociales es capaz de predecir y reconocer el sufrimiento de sus víctimas y lo utiliza para hacer el mayor daño posible.

Por último, compartir esta reflexión de Edwar G. Bulwer-Lytton: ”es difícil saber quién hace el mayor daño: los enemigos con sus peores intenciones o los amigos con las mejores”.

Análisis psicológico de las agresiones en las redes sociales: los trol