<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 27.09.2022
poker

La pandemia de COVID que ha asolado al mundo los últimos años está teniendo consecuencias en todos los ámbitos de la vida de las personas. El trabajo, los viajes, las vacaciones, el juego y el comportamiento social se han visto afectados.

Aunque ya se habla menos en los medios de comunicación y no es la noticia que abre los telediarios, no podemos olvidar que el virus ha tenido consecuencias físicas y psicológicas para muchos y aún sigue presente. 

Sin ir más lejos, en el mes de julio en la Isla de Macao, que vive fundamentalmente de los casinos de juego, numerosos de estos locales han tenido que cerrar varias semanas en aplicación de la Política de Covid cero” implantada en China y su reapertura se está realizando bajo estrictos protocolos.

En España la normativa aprobada para hacer frente al COVID mediante el Real Decreto Ley 11/2020 de 31 de marzocontempla medidas concretas tanto para los juegos de póker con dinero real en los establecimientos existentes para ello, como para el juego online a través de Internet. En su sección tercera de medidas de protección de los consumidores especifica lo siguiente:

En este contexto de excepcionalidad motivado por la enfermedad COVID-19, resulta asimismo indispensable establecer determinadas limitaciones en el marco de las competencias de ordenación del juego. Por ello, dadas las implicaciones de la declaración del estado de alarma en términos de movilidad y oferta de ocio disponible para los ciudadanos, para evitar la intensificación del consumo de juegos de azar en línea (en particular, los juegos de casino, bingo y póker), que puede derivar en conductas de consumo compulsivo o incluso patológico (especialmente para proteger a los menores de edad, adultos jóvenes o personas con trastornos de juego en un momento de mayor exposición), se limitan las comunicaciones comerciales que realizan los operadores de juego de ámbito estatal, incluyendo a las entidades designadas para la comercialización de los juegos de lotería”.

Es crucial aclarar siempre que el jugador debe gestionar con responsabilidad su bankroll y ser prudente y moderado

En la relación con los juegos de azar, durante el año 2021 las restricciones sobre promociones entraron en vigor el 1 de mayo. El 30 de agosto lo hicieron las de comunicaciones comerciales en medios audiovisuales y patrocinio.

Según el informe del año 2021 de la Dirección General de Ordenación del Juego, los últimos datos disponibles, el importe total de las cantidades dedicadas a la participación en el juego online, deducidos premios y bonos (GGR por sus siglas en inglés Gross Gaming Revenue o Margen Neto de Juego), fue de 815,30 millones de euros, un 4,17% menos que en el año anterior.

La influencia que en esta caída hayan podido tener las medidas sobre la publicidad es de difícil valoración. El gasto en marketing en el mismo año fue de 460,04 millones de euros, sólo un 0,92% menor que el 2020. Otro dato relevante es el número de jugadores activos, que fue de 1.470.303, un 0,61% menos que el año anterior. Por tanto, España ha sido un país en el que los juegos de azar (más allá de Loterías y Apuestas del Estado y la ONCE) lo han tenido más complicado. 

Cabe recordar que, si bien anteriormente existía el juego, se movía en un limbo legal”. A partir de la Ley 13/2011 de 27 de mayo se produjo una cierta explosión de esta actividad y dio lugar a la aparición de muchos jugadores que se han demostrado expertos en la disciplina. Una vez no fue necesario acudir a casinos físicos se multiplicaron las plataformas de póquer en internet y el sector no ha dejado de crecer. En este sentido, la práctica del póker online no fue de plena legalidad hasta el año 2012.

En relación con este juego, las normas de participación en partidas y torneos de póker son claras: prohíben el juego a menores de 18 años, no pueden aceptar jugadores que quieran jugar desde fuera de España y debe ser el propio jugador el que establezca unos límites antes de jugar.

Por otro lado, el patrocinio a clubes deportivos y la publicidad que pueden ofrecer las páginas de póker en medios convencionales como radio o televisión han quedado limitados. Ahora, solo pueden hacerlo en horario nocturno, en un intento del Estado por controlar la fiebre por el juego online que generó la pandemia del coronavirus.

Las medidas se establecieron como algo extraordinario durante lo peor de la crisis sanitaria, pero posteriormente se rescataron para implementarse a través del denominado Real Decreto 958/2020, de 3 de noviembre.

Las empresas dedicadas a este juego establecieron normas específicas para los torneos físicos de póker relacionadas con el problema del Covid, no permitiendo que los jugadores contagiados pudieran participar en los mismos. Probablemente esta actividad sea una de las más reguladas por los organizadores del juego con una casuística muy completa que regula hasta el más mínimo detalle de las incidencias en las partidas.

Para finalizar, es crucial aclarar siempre que el jugador debe gestionar con responsabilidad su bankroll y ser prudente y moderado a la hora de saber hasta dónde debe llegar. El juego, como las oportunidades de inversión en bolsa o en otros activos como criptomonedas o NFT son actividades que dependen de diversos factores, por lo que preciso conocer muy bien las reglas y actuar con sentido común.

¿Cómo ha afectado el coronavirus al juego del póker online en España?